Escuchar este artículo

¿Cómo mantenerse saludable mientras trabaja desde casa?

Miércoles, 4 de Agosto de 2021
Trabajar desde una oficina en casa tiene sus beneficios, pero también conlleva bastantes desafíos. Estar sano dentro del desempeño laboral también incluye la salud mental y vida familiar.

La pandemia de la COVID-19 ha obligado a las personas a reajustarse de muchas maneras, incluidas algunas empresas que han cambiado al trabajo remoto. Trabajar desde una oficina en casa tiene sus beneficios, pero también conlleva bastantes desafíos. Las oficinas virtuales significan tiempo de pantalla adicional, lo que puede provocar fatiga visual, problemas de oído y demasiado tiempo sentado en un solo lugar.

Vivir y trabajar en el mismo espacio también puede generar desafíos para establecer límites y tener un espacio de oficina adecuado dentro del hogar. “Creo que es muy importante que, si trabaja desde casa, tenga el tiempo de oficina y de familia lo más separado posible”, dice el Dr. Clayton Cowl, presidente de la División de Medicina Preventiva, Ocupacional y Aeroespacial de Mayo Clinic. “Su oficina en casa debe ser una habitación, o al menos una parte de una habitación, donde sea silencioso, la luz sea apropiada, haya ventilación adecuada y esté configurada ergonómicamente para usted”.

La medicina ocupacional es una especialidad enfocada en ayudar a los trabajadores a permanecer en el trabajo y regresar al trabajo. La Dra. Cowl y la Dra. Laura Breeher, especialista en medicina ocupacional de Mayo Clinic, analizan consejos y trucos para mantenerse saludable mientras trabaja desde casa.

Consejos:

Vista - Tiempo en pantalla: como regla general, se supone que el monitor debe estar a 50 centímetros de distancia de la cara, lo que traduce a una distancia de un brazo, si se acerca eso significa que se está forzando la vista por lo que se necesita tenerlo lo suficientemente lejos para no generar a futuro problemas a los ojos. Tener el computador o la pantalla a la altura de la cara también es esencial.

Audio - Auriculares: las personas están usando auriculares durante todo el día y tienen el volumen alto, lo que representa un riesgo de pérdida auditiva. Los auriculares no están destinados a usarse ocho horas al día, los cinco días de la semana. Ideal, configurar el audio y micrófonos para que los oídos no se vean afectados y a su vez, alternar las reuniones tomándolas en ocasiones en altavoz y otras veces con auriculares.

Espalda - Posturas: todas las personas deben incluir actividad física en su jornada laboral. Las pausas activas incluyen estiramientos suaves para que el cuerpo esté en movimiento y esto prevenga tanto dolores como lesiones. Los músculos fuertes y flexibles ayudan a que tu espalda se mantenga saludable. También, es fundamental invertir en una buena silla que se adapte al tipo de trabajo que se está realizando, una ergonómica y al tamaño de su cuerpo.

Evitar ganar peso: almorzar fuera del escritorio de trabajo, escoger de manera consciente los snacks y tomar caminatas cortas dentro de la casa son recomendaciones para mantener una dieta saludable. El determinar 5 minutos para subir y bajar las escaleras también es un mecanismo que funciona para tener activo el cuerpo y evitar el sedentarismo lo cual podrá traer futuras complicaciones en el estado de salud del trabajador.

Adecuación del espacio de trabajo: si se está trabajando en casa es necesario diferenciar el tiempo de oficina con el tiempo en familia para que la productividad laboral no se vea afectada. Se recomienda establecer dentro del hogar un espacio que sea silencioso con luz apropiada y buena ventilación.

Mantener la buena salud en el trabajo hace que esta labor sea más fácil. Estar sano dentro del desempeño laboral también incluye la salud mental y vida familiar. Será clave considerar estrategias para aumentar la satisfacción en el trabajo, mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y evitar el desgaste por el mismo.

 

Image
La opinión
La Opinión