Escuchar este artículo

Doble homicidio en La Esperanza de Ocaña

Miércoles, 17 de Febrero de 2021
Los pistoleros fueron por un hombre, quien tenía antecedentes por hurto, y en su acción también mataron a un comerciante.

La sombra de la muerte sigue afectando a la familia Sánchez en Ocaña, reconocida por tener entre sus integrantes a personas emprendedoras y artistas, que han tenido que despedir por cuenta de la desmedida violencia que azota a esta población de Norte de Santander.

El macabro hecho reciente ocurrió la noche del lunes, cuando Luis Emel Sánchez Navarro, un reconocido comerciante del mercado de Ocaña, llegó a entregar uno de sus apartamentos en arriendo a Edwin Alejandro Páez Salazar, a quien dos pistoleros ya tenían planeado asesinarlo minutos después.

Justo cuando los dos hombres estaban terminando de negociar el contrato, dos desconocidos que se movilizaban en una motocicleta se les acercaron y le dispararon inicialmente a Páez, de 31 años. Sin embargo, en medio del ataque, Sánchez Navarro de 48 años recibió un disparo en el cuello.

Cuando los homicidas vieron que los dos hombres cayeron heridos al piso, huyeron de la escena sin que las autoridades lograran capturarlos. El hecho ocurrió en el barrio La Esperanza.

Los minutos después en la escena del doble crimen se convirtieron en momentos de pánico, angustia y desesperación. Las dos víctimas fueron auxiliadas y trasladadas al Hospital Regional Emiro Quintero Cañizares, adonde llegaron sin vida.

Según se conoció, Edwin Páez tenía antecedentes por hurto y, al parecer, integraba una banda delincuencial que se dedicaba a robar motocicletas, por lo que no se descarta que el hecho fuera un ajuste de cuentas o una retaliación contra él.

Extraoficialmente se estableció que, al parecer, los autores del hecho fueron presuntos integrantes de Los Pelusos.

Entre tanto, el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, aseguró que se adelantan las investigaciones correspondientes para esclarecer los móviles del crimen e identificar a los autores.

Dolor en la familia

Los dolientes de Luis Emel Sánchez aseguraron que, él siempre se dedicó a trabajar para darles el sustento a sus papás. Empezó vendiendo víveres en la plaza de mercado y luego también incursionó en la finca raíz. Su devoción religiosa lo llevó a pertenecer a un grupo de testigos de Jehová.

“Los pistoleros segaron la vida de un hombre bueno, bondadoso, excelente persona”, dijo uno de sus familiares.

Además, recordó que hace un mes, también fue asesinado el músico Alfredo Jaime Sánchez, uno de sus primos, quien fue atacado a balazos en medio de un atraco, cuando acababa de retirar un dinero de un banco.

“Los delincuentes nos están causando mucho daño y dolor”, dijo el familiar de la víctima.
 

Image
La opinión
La Opinión