Escuchar este artículo

#HágaloAsí | Cuidados para el cabello tinturado

Miércoles, 5 de Agosto de 2015
Recomendaciones para mantener el color y la salud capilar.

En la renovación está el placer, a muchas mujeres les encanta cambiar su estilo, entre ellos su color de cabello, así lucen bellas y diferentes.

Pero disfrutar de estos cambios puede tener un alto costo para la belleza, pues el cabello puede sufrir si no se tiene un correcto cuidado.

Recuerde que el cabello procesado necesita cuidados extras para mantener el color y la salud capilar, para esto existen algunos rituales y productos ideales para mantenerlo sano y brillante. No permita que su cabello teñido y decolorado se destaque por su deshidratación y sequedad.

El proceso de decoloración debilita el pelo, adelgaza la fibra capilar, la deja porosa y quebradiza.

Lo ideal en estos casos es utilizar productos que devuelvan la proteína perdida y la protejan.

Expertos consultados por Vanguardia Liberal dan algunos consejos para evitar daños y cambios de tono en los cabellos tinturados.

“La decoloración produce en el cabello una alta deshidratación, por lo que requiere de una línea especializada de productos para su cuidado. La principal recomendación es, en lo posible, lavar una vez a la semana, pues está comprobado que el agua es uno de los principales enemigos del color; también es necesario utilizar un shampoo para cabello decolorado, rico en Omega 3 y 6, que aporte nutrición, y terminar la rutina de limpieza con un acondicionador igualmente nutritivo.

Semanalmente debe hacerse una mascarilla reparadora o un shock de vitaminas, esto devolverá la hidratación perdida”.

Para tener en cuenta

Es posible que días después de haber tinturado o decolorado su cabello note que el tono cambió, Verónica Sánchez, Directora Científica para el cuidado del cabello de P&G, brinda algunos consejos para evitar que esto suceda:

* Los minerales oxidantes debilitan, en cada lavado, la fibra del cabello, lo que erosiona la proteína natural del cabello, volviéndolo propenso al quiebre, puntas abiertas, sequedad y opaco.

* Para mantener el color hay que prevenir la oxidación del cabello. Esto debe hacerse cada vez que se lave el cabello, para ello existen líneas de shampoo y acondicionador y cremas para peinar que dan una protección solar capilar, que lo bloquea de los rayos solares, y evita que posteriormente el tono del cabello tinturado cambie.

* Asegúrese de utilizar un tinte permanente, así el color va a durar más y el pelo se verá más brillante.

* Después de la tintura es aconsejable utilizar ampollas para las puntas.

* Utilice una línea de cuidado capilar que tenga antioxidantes y otros ingredientes que ayuden a minimizar el daño ocasionado por la tintura o decoloración.

Para mantener el tono

1 El día que se hace la coloración, se debe realizar un sellamiento de color para nivelar el PH y sellarlo.

2 Es importante utilizar termo protectores y finalizadores para la puntas, así el cabello mantendrá los pigmentos de color, al tiempo que estará saludable e hidratado.

3 Utilice aceites naturales o productos que los contenga, se ha demostrado que cuentan con muchos beneficios de nutrición e hidratación para el cabello. Su primera función es la protección, en el caso de tinturarse el cabello, antes y durante el proceso; a su vez, va nutriendo y evitando que el color se vaya o cambie.

4 Aplique aceites para reestructurar la fibra capilar, ya que actúan en el corte del pelo y a su vez evitan que la corteza del cabello se dilate, se rompa o que quede poroso.

5 Es importante cuidar el cabello a diario con productos específicos para cada tipo de cabello.

6 Se debe utilizar tratamientos una a dos veces por semana. Aplíquelos de medios a puntas, déjelos actuar por 10 minutos y enjuague. Las personas que necesitan lavar el cabello con más frecuencia deben intercalar el tratamiento con el acondicionador. Y no se deben aplicar el acondicionar y tratamiento el mismo día.

7 La frecuencia del lavado depende de su tipo de cabello. Seco, no es necesario lavarlo con tanta frecuencia; normal, cada tres o cuatro días; y graso, con mayor frecuencia, a diario o día de por medio.

8 Realice un masaje durante el lavado. Para el cuero cabelludo normal y seco, se puede realizar un masaje circular y de presión con los dedos por toda la cabeza; en el caso del cuero cabelludo graso, no se debe hacer tanta presión ni masaje circular, ya que estos movimientos activan la glándula sebácea y esto generará más grasa.

9 De acuerdo con el estado de las puntas o de la longitud del cabello, es importante utilizar un tratamiento reparador para puntas, ya que estas requieren un cuidado especial}

*Bucaramanga, Vanguardia Liberal | Colprensa

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda