Escuchar este artículo

Talento latino dirigió película de Walt Disney Animation

Domingo, 7 de Marzo de 2021
El largometraje ‘Raya y el último dragón’ está bajo la batuta de Don Hall y Carlos López Estrada.

Kumandra es el nuevo mundo creado por los realizadores de Walt Disney Animation Studios para narrar su nueva historia, ‘Raya y el último dragón’, el largometraje animado que estrenó la semana pasada cuenta con talento latinoamericano.

Un reino fantástico donde los humanos y los dragones vivían juntos en armonía, hasta la amenaza de unos siniestros monstruos, donde los dragones tuvieron que sacrificarse para salvar a la humanidad. Cinco siglos después, los monstruos regresaron y una independiente guerrera, Raya, debe  encontrar al último dragón y detener la guerra.

Dirigida por Don Hall y Carlos López Estrada, un talento latinoamericano que viene haciendo una prometedora carrera en la dirección de videos musicales, teatro, televisión, así como en el campo de los largometrajes animados.

Carlos López, mexicano y la productora israelí Osnat Shurer, hablaron  sobre esta nueva película.

‘Raya y el último dragón’ es una película con una alta dosis de acción, ¿cómo fue el trabajo en este aspecto?

Carlos López: Lo teníamos claro desde el principio. Sabíamos que era una película de aventuras, con mucha acción y que necesitaba tener estos momentos de acción increíbles, únicos y sorprendentes, lo que no fue un trabajo sencillo de realizar, pero contamos con todo un equipo, de gran experiencia para ello.

Uno de nuestros escritores tiene una larga experiencia en el tema de las artes marciales, en especial sobre las culturas del sureste de Asia, lo que fue perfecto tenerlo en nuestro equipo para que trabajara con todos nuestros animadores y el equipo encargado del storyboard, para que las escenas de acción tuvieran toda esa inspiración que él nos podía proporcionar.

¿Cómo fue el trabajo de la dirección en grupo y no como una actividad individual?

Osnat Shurer: Creo que fue un trabajo genial porque cada quien aportó desde su conocimiento y desde su gran sensibilidad, tanto para la acción como para los momentos de aventura. Creo que es una película de grandes emociones y con un balance estupendo.

Ustedes llegaron al proyecto cuando ya estaba avanzado. ¿Cómo fue trabajar de esa manera?

Osnat Shurer: Ha sido un proceso largo, que ha superado los cuatro años de producción, por lo que suele suceder que muchas personas empiecen el proyecto y en el camino otros lleguen y otros salgan. Así es el mundo del cine hoy en día, y más en Disney Animation, donde el nivel de calidad debe ser superior y por ende, cada proceso toma más tiempo.

¿Cómo fue la construcción de los distintos mundos que se plantean en la película?

Carlos López: Es un mundo de fantasía completo y creamos cinco tierras distintas, lo que generó una alta exigencia para darle forma a cada una de ellas, con toda la historia de dónde viene la gente y a dónde va, así como la forma de pensar y expresarse incluso en los colores que usan. Para nosotros todo fue emocionante, en especial, encontrarnos que la película contaba con sus fundamentamos la inspiración en el sudeste asiático.

¿Visitaron Asia para la película?

Carlos López: Hicimos el primer viaje de investigación al sudeste asiático y fue asombroso encontrarnos con 11 países llenos de diferentes culturas, religiones y tradiciones, pero una de las cosas que nos llamó la atención en los lugares a los que fuimos, es que con toda esta diversidad las personas trabajarán juntas, el sentido de comunidad es muy fuerte. Eso queríamos que se reflejara en la historia de la película. La película está llena de las texturas,  los colores y la arquitectura de esta parte del mundo.

¿Por qué narrar una historia como la que plantea ‘Raya y el último dragón’ en pleno 2021?

Carlos López: Para mí es muy importante compartir con el mundo este tipo de historias, porque es una película que habla de la división que existe entre muchos de nosotros, así como la falta de confianza y la imposibilidad que parece que estamos viviendo de conectar con alguien con un punto de vista diferente.
 

Image
Colprensa
Colprensa