Escuchar este artículo

Comercio cerrado durante primer día de reconversión monetaria en Táchira

Lunes, 20 de Agosto de 2018
Se pudieron observar comercios, empresas cerradas, calles desoladas, y en general una calma poco habitual.

En San Cristóbal y otras poblaciones del Táchira, ayer (lunes 20 de agosto), parecía un domingo más. Comercios, empresas cerradas, calles desoladas, y en general una calma poco habitual para un inicio de semana fueron el reflejo del primer día de la reconversión monetaria anunciada por el gobierno venezolano. 

Desde la noche del domingo, la banca comenzó a adecuar sus plataformas y el lunes en la mañana ya la mayoría de las cuentas expresaban sus saldos en los nuevos bolívares soberanos, pero ello no fue incentivo para que los comercios se animaran a abrir sus puertas al público. Bancos, supermercados y comercio en general, permanecieron cerrados.

Yorley Pineda es comerciante y decidió no abrir su negocio hasta no conversar con sus empleados y determinar con sus proveedores el impacto que los anuncios presidenciales tendrán sobre sus productos. 

“Una de las razones por las que no voy a abrir mi negocio, es porque el presidente Maduro anunció como nuevo sueldo mínimo 180 millones y ese mismo día las empresas (proveedoras) enviaron comunicados de que frente a esa inflación no sabían aún qué precios iban a manejar, y como todo en mi negocio depende del dólar…debo esperar a que se estabilice el precio para saber en cuánto puedo vender mi mercancía, de forma que me permita obtener ganancia, sin tampoco desangrar a mis clientes”, explicó. 

En San Cristóbal, las principales zonas comerciales permanecieron cerradas, en Barrio Obrero, y el Centro de la ciudad, las calles lucían desoladas. 

En La Concordia, y los alrededores del Terminal de Pasajeros, mientras el comercio formal permanecía cerrado, incluyendo uno de los principales mercados de verduras de la ciudad como lo es Los Pequeños Comerciantes. 

Vendedores informales llenaban las calles adyacentes, con expendios de hortalizas y huevos, otros revendiendo los productos que pudieron adquirir durante el fin de semana. 

Aunque vendían sus productos en bolívares fuertes, los pesos siempre eran bien recibidos. 

Para Daniel Aguilar, presidente de Fedecámaras Táchira, sería irresponsable cuantificar cuántas empresas se verán afectadas por las nuevas medidas, “pero van a ser muchas”, auguró al tiempo de explicar que aún antes de anunciarse estas nuevas reglas de juego, Conindustria estimaba el cierre de aproximadamente 1.000 empresas durante 2018, de las 3.600 que permanecen operativas y que en su mayoría funcionan a no más del 24% de su capacidad instalada. 

Ahora con estas medidas la situación se torna mucho más crítica, las que puedan sobrevivir es porque aun poseen algunas fortalezas, aunadas al espíritu de emprendedores y productores”, señaló.

Image
Eilyn Cardozo