Escuchar este artículo

Fiscalía venezolana pedirá alerta roja de Interpol contra exjefe petrolero

Jueves, 25 de Enero de 2018
Rafael Ramírez es investigadon en el país vecino, por presuntos hechos de corrupción.
 
La Fiscalía venezolana anunció este jueves que pedirá una orden de aprehensión y la emisión de una alerta roja de Interpol contra el expresidente de la estatal petrolera PDVSA, Rafael Ramírez, investigado por presuntos hechos de corrupción.
 
"Vamos a solicitar una orden de aprehensión con la correspondiente alerta roja por peculado doloso, legitimación de capitales y asociación (...). Nada de llanto señor Ramírez", dijo el fiscal general, Tarek William Saab, durante una declaración transmitida por televisión.
 
El fiscal acusó a Ramírez -presidente de la petrolera entre 2004 y 2014, y hombre de confianza del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013)- de ser "uno de los principales desfalcadores, de la quiebra corrupta de PDVSA".
 
Ramírez supuestamente fue incriminado por su primo hermano Diego Salázar, a quien, según el fiscal, se le incautaron 102 obras de arte de alto valor, además de "36 inmuebles residenciales, 11 empresariales, cuatro comerciales y ocho vehículos de alto valor".
 
Salazar, detenido el pasado 1 de diciembre, está imputado por el desvío y lavado de 1.498 millones de euros de fondos públicos en Andorra, entre 2011 y 2012. Saab sostuvo que el Ministerio Público avanzó en acusaciones contra 70 gerentes de PDVSA.
 
Ramírez, también exministro de petróleo, es investigado además por el presunto desvío de cientos de millones de dólares mediante operaciones de intermediación de compra-venta de crudo y por un supuesto detrimento patrimonial, entre 2009 y 2015, de 4.800 millones de dólares.
 
Por exigencia del presidente Nicolás Maduro, renunció como embajador ante la ONU el 4 de diciembre y está en el exterior en paradero desconocido.
 
Ramírez calificó como "infames" las acusaciones del fiscal, al expresar que "constituyen un abuso de poder y una represalia" por su propuesta de primarias en el PSUV. 
 
En medio de denuncias de corrupción, Ramírez había confesado su deseo de participar en los comicios presidenciales que se celebrarán antes del 30 de abril, si el gobierno de su país le garantizaba que no sería perseguido al regresar a Caracas. 
 
Maduro busca reelegirse en esas votaciones.
   
"Quieren imponer una candidatura por el miedo y la fuerza. Silenciar y criminalizar la crítica. ¿Dónde queda la democracia participativa y protagónica?", reaccionó este jueves en Twitter el exzar petrolero.
 
Analistas y exfuncionarios vinculan la caída del poderoso exdirectivo a pugnas en el chavismo de cara a las presidenciales.
 
PDVSA, que aporta 96% de los ingresos de Venezuela, cerró 2017 con la mayor caída de la producción en 30 años. 
Image
AFP
AFP