Escuchar este artículo

La nutrición influye en el pronóstico de una enfermedad

Jueves, 10 de Septiembre de 2020
Los hábitos alimenticios inciden en la función del sistema inmune del organismo.

Combatir la amenaza de contagio del coronavirus se volvió una tarea de todos los días, en especial de quienes sufren enfermedades como la obesidad, diabetes e hipertensión, ya que diversos estudios manifiestan que las personas con estas patologías son más vulnerables.

Un reciente análisis del Ministerio de Salud de Colombia revela que tener cualquier comorbilidad de estas aumenta el riesgo de muerte en 5,94 veces frente a las personas que no las padecen.

Sara Sierra, médica y coach en salud y nutrición integrativa de Doc-Doc, plataforma digital de telemedicina, señaló que, pese a que no existe evidencia de que el consumo de algún alimento pueda prevenir la infección por COVID-19, “es cierto que el estado nutricional sí influye en el pronóstico de la enfermedad de un paciente o incide en la función del sistema inmune de las personas”. 

Los niños y los adultos son susceptibles a aumentar de peso durante periodos de encierro o estrés intensos como los que se viven actualmente, debido a que es frecuente que los seres humanos usemos la comida como mecanismo para enfrentar emociones difíciles y otras situaciones que afectan nuestra salud mental”, afirmó Sierra.

Por ello, asegura la experta, es necesario que las personas mejoren sus hábitos alimenticios, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Consuma suficiente agua y evite los jugos artificiales u otras bebidas dulces como gaseosas y energizantes. Si no es muy amigo del agua sola, puede añadirle zumo de limón, té natural sin azúcar o trozos de frutas como fresas, moras o jengibre. Evitar bebidas envasadas no solo le ayudará a mantener un peso saludable, sino que contribuye al cuidado del medio ambiente.

2. Aumente el consumo de grasas de buena calidad como son el aguacate, aceite de oliva y nueces. Estos alimentos producen mucha saciedad, tienen un bajo índice glicémico (no aumentan significativamente los niveles de azúcar en sangre) y evitarán que sienta hambre o deseos de estar “picando”.

3. Saque el enemigo de su casa: Si tiene en casa alimentos procesados y de fácil consumo como lo son galletas, helado, dulces, tortas, entre otros, las posibilidades de consumirlos es mucho mayor que si debe salir a comprarlos cuando siente el deseo de comerlos. 

4. Mantenga una rutina de descanso y actividad física. No dormir lo suficiente se asocia con mayor riesgo de obesidad y dificultad para bajar de peso. 

5. Tenga a la mano snacks saludables como frutas y verduras ya listas para el consumo. Las frutas dulces son una excelente alternativa para los antojos de dulce y las verduras como el apio y la zanahoria con mantequilla de nueces o humus son algo de rápido acceso y una solución saludable para cuando sienta deseos de comer algo durante el día.

Adicionalmente, es muy importante evitar comer mientras se realiza otra actividad como ver televisión o trabajar en el computador.

De acuerdo con un análisis de Doc-Doc, aplicación pionera en teleconsulta y videoconsulta en Colombia, durante la cuarentena han aumentando en un 300% las consultas de nutrición, en especial las relacionadas con obesidad y alimentación para niños. 

Image
Web la Opinión
Web La Opinión