Escuchar este artículo

Neumonía, primera causa de muerte en menores de 5 años

Domingo, 11 de Noviembre de 2018
Afección respiratoria que en 2015 acabó con la vida de cerca de 920 mil niños en el mundo.

Este lunes 12 de noviembre se conmemora el Día mundial contra la neumonía, una afección respiratoria que en 2015 acabó con la vida de cerca de 920 mil niños en el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud. Dificultad para respirar, episodios de fiebre, sonido anormal del pecho al respirar o episodios de fiebre son algunos de los síntomas que experimentan los menores cuando padecen esta enfermedad.

Eduardo Ortega – Barría es un médico pediatra panameño que explica que la neumonía es ocasionada por el virus del neumococo, responsable, además, de la meningitis que es la infección de las membranas que recubren el cerebro. “Además – explica el galeno - produce otitis que es la infección del oído de los niños que, aunque no mata, es la causa más común de consultas y uso de antibióticos y de resistencia antimicrobiana”.

El correcto lavado de manos, evitar el contacto con personas que tengan tos o cuadros de gripa, mantener espacios ventilados, alejarse de personas que fumen y mantener el esquema de vacunación al día son las mejores recomendaciones para evitar contraer neumonía. Sobre este último punto, Ortega – Barría, vicepresidente y director de Investigación y Desarrollo Clínico para América Latina y el Caribe de GSK Vacunas, asegura que Colombia es uno de los países que tiene mayor cobertura en vacunación en contra de esta infección respiratoria.

Según cifras de las autoridades sanitarias nacionales, el sistema de salud colombiano ahorra anualmente más de 43 millones de dólares debido a la prevención de enfermedades neumocócicas mediante la vacunación (reducción de la mortalidad y la morbilidad por infección invasiva, neumonía y otitis media).

¿Qué es la neumonía?

Lo explico así: el pulmón está formado de sacos, llamado el alvéolo, y ese saco está lleno de aire. Cuando la persona mete aire, ese saco se llena de oxígeno y lo que está dentro de nuestra sangre, que no es bueno, que es CO2, sale de nuestros tejidos hacía el alvéolo y el oxígeno entra del alvéolo hacia nuestros tejidos, por eso la respiración es importante: saco CO2, meto oxígeno. Cuando usted tiene una neumonía ese saquito se llena de líquido y se llena de pus, y ese saquito no solo no es capaz de recibir oxígeno y aire, sino que no puede sacarlo, porque está lleno de pus y lleno de líquido.

¿Cómo actúa la bacteria que ocasiona esta enfermedad?

Los niños pequeños lo tienen en la garganta y el niño, por algún mecanismo, la bacteria entra a la tráquea llega a los bronquios y al alvéolo se multiplica y causa la neumonía. Las vacunas evitan que eso suceda, porque elimina la bacteria de la garganta. Y al eliminarlo de la garganta, evita que entre, pero también evita que se transmita a las personas que no han sido vacunadas.

Uno de los aspectos fundamentales es la vacunación, ¿cómo es la administración de las dosis para evitar la aparición de esta infección?

Son tres dosis de la vacuna: a los dos meses se pone la primera dosis, la segunda a los cuatro meses y la tercera se pone al año de edad. Las tres son importantes, en particular la última, porque las dos primeras te protegen durante la época de tu vida donde eres más susceptible, pero la tercera te da protección a largo plazo, entonces las mamás y los papás tienen que llevar a sus hijos a vacunar, pero también tienen que comprometerse en que tienen que llevarlo a vacunar para las tres dosis. 

¿A quiénes afectan más esta enfermedad: a niños o niñas?

Sabemos por estudios hechos en otros lugares que afecta más a los niños que a las niñas, pero en América Latina, en países de ingreso medio, afecta tanto a niños como a niñas por igual.

¿Y por edades?

El pico más grande de enfermedad es en el niño menor de dos años. Lógicamente, ese niño madura su sistema inmune, se vacuna, disminuye el pico de la enfermedad, y vuelve a aparecer a los 65 años, solo que lo que afecta al niño pequeño es diferente a lo que afecta al adulto mayor, pero lo que es más interesante todavía es que si usted vacuna al niño protege al adulto mayor. Es lo que se conoce como la protección de rebaño, protección indirecta: si se vacuna al niño de casa a su vez protejo a los abuelitos, por eso tenemos que vacunar al niño, porque vacunando a uno, protejo a dos y protejo hasta tres. Hay un beneficio indirecto en la vacunación contra neumococo.

¿Cuál es la tasa de mortalidad de esta enfermedad?

Es la causa más común de muerte en niños menores de cinco años, 16% de la mortalidad en ese rango es por neumonía. Mueren más de 1.5 millones de personas al año y la mayoría son niños.

¿Qué se sabe de la situación del país frente a la neumonía?

En Colombia antes de la vacunación había 400 casos de meningitis al año, hoy ha habido una reducción del 90% en casos de meningitis. Ha habido una reducción del 52% de la mortalidad por neumonía en niños. Sabíamos que en Colombia había 48.000 episodios de neumonía al año, hoy sabemos que la mitad de las muertes por neumonía han desaparecido gracias a la vacunación contra neumococo. También hay una reducción de 43% de las otitis, en Colombia, antes de la vacunación había 750 mil casos de otitis al año, eso se ha reducido. 

A nivel de la región, ¿qué lectura le dan al Programa Ampliado de Inmunizaciones que se ha desarrollado en Colombia?

Colombia tiene un programa de vacunación que no solo es líder en la región, sino que se puede comparar con los países más desarrollados del mundo y los antígenos que Colombia no tiene es porque no son enfermedades que afecten a la población colombiana. En los últimos diez años, Colombia introdujo vacunas para el VPH, tosferina en mujer embarazada, hepatitis A, rotavirus, neumococo y varicela. ¿Qué país ha introducido seis vacunas en los últimos diez años? En ese sentido tenemos que felicitar al programa de inmunización de Colombia y al Ministerio de Salud por el fantástico trabajo que han estado haciendo en el trabajo de salvar vidas a través de la vacunación. 

En los últimos años se han visto movimientos activistas que dicen que las vacunas ocasionan, entre otros, algún tipo de espectro de autismo en los niños. ¿Qué tan cierto es esto?

Hay cientos de estudios independientes realizados por organismos supranacionales, como la Academia de Ciencias de los Estados Unidos con cientos de miles de individuos estudiados que demuestran que no hay relación entre vacuna y autismo. La única relación que hubo fue de un médico por una serie de casos muy pequeños que resultaron falseados.

Posteriormente, se demostró que hubo una relación de esta persona con ciertos intereses, la publicación se retiró y la persona fue castigada por la Sociedad Médica de Inglaterra.

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda