Escuchar este artículo

Hallan una tortuga escorpión 60 años después de no saber de su existencia

Jueves, 1 de Junio de 2017
El animal habita en los bosques secos y fue registrada en La Garita, municipio de Los Patios.

Investigadores del grupo en Ecología y Biogeografía de la Universidad de Pamplona, publicaron el registro de una tortuga que hace más de 60 años no se había encontrado en la región.

A través de las alianzas académicas e investigativas con el Proyecto de Conservación de Aguas y Tierras (Procat Colombia), el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma (México) y el Museo de Ciencias Naturales José Celestino Mutis de la Universidad de Pamplona, se logró consolidar la revisión de ejemplares.

De esta manera fue posible añadir una nueva localidad, además de resaltar los serios problemas que afronta desde el estado de afectación de su hábitat.

El reptil fue hallado cuando se desplazaba por uno de los bosques secos del sector La Garita, municipio de Los Patios. Estaba buscando alimentos en una zona aledaña a una quebrada. 

La tortuga (especie kinosternon scorpioides), posee el caparazón de color amarillo. La cabeza, patas y la cola son grises y tiene como particularidad una uña en la punta de la cola y por ello se conoce como tortuga escorpión.

Los investigadores, Carlos Cáceres Martínez y Aldemar Acevedo Rincón, con José González Maya (México) y el representante del Museo de Ciencias Naturales (Unipamplona), José Sierra, publicaron en la revista de la Universidad Nacional el hallazgo. 

Cáceres aseguró que estos logros son producto del esfuerzo de un equipo interdisciplinar que trabaja sistemáticamente con el apoyo de investigadores, instituciones y colaboradores. 

“Estamos comprometidos en trabajar en la escritura de proyectos, artículos científicos, libros, el diseños de estrategias de comunicación para el mejoramiento de los procesos académicos, fortalecimientos y proyectos de aula”, aseguró.

Según el investigador, estos aportes fortalecen el conocimiento de la diversidad regional y nacional, en zonas donde los vacíos de información son un gran impedimento para generar programas de conservación. 

La preocupación a partir de estos nuevos hallazgos, es que a través de las entidades del Estado, en especial las ambientales, se empiecen a generar mecanismos para proteger y conservar las áreas en donde se encuentran las especies de animales que están en peligro de extinción.

Image
La opinión
La Opinión