Más de 800 iguanas viven en la isla de Jhonny Cay

Domingo, 13 de Diciembre de 2020
La única forma de reactivar la economía en estos lugares es mediante el turismo.

Al noroeste de la isla de San Andrés, en el parque Natural Regional Johnny Cay, viven más de 800 iguanas. Estas se suman a los atractivos turísticos de este lugar, que se encuentra en reactivación tras la pandemia y la temporada de huracanes.

1.500 metros tiene este pequeño cayo ubicado a cinco minutos de la isla en lancha, una lancha que es operada por nativos de la isla, quienes con un tono amable y divertido reciben a los ciudadanos.

Su recorrido se puede hacer en 25 minutos, donde sus playas, fauna y flora, adornan cada paso que des.

Un recorrido en dónde abundan los caracoles, las lagartijas y el criadero de iguanas.

Este criadero se caracteriza por preservar estos animales que en su estado adulta pueden medir hasta 70 centímetros y que salen durante el día a tomar el sol por poseer sangre fría.

Es importante mencionar que esta isla depende en su totalidad del turismo, y que tras el paso de los huracanes ETA y IOTA, tuvieron un parón aproximado de siete meses, que puso en una situación económica difícil a sus habitantes.

Cindy Rodríguez, administradora del parque, contó que la reactivación ha sido paulatina desde que se reabrió el parque, el pasado cinco de septiembre, a modo de prueba piloto.

Desde ese momento y hasta hoy solo pueden recibir la mitad de sus visitantes normales.

“Tenemos un promedio de 400 personas diariamente, que visitan la isla sin embargo es importante mencionar que se está trabajando al 50%, pues el flujo normal de visitantes, son 800 y hasta más”.

Añadió que para lograr este cometido se realizan de 20 a 25 viajes por día en lancha desde la ciudad de San Andrés, que igual no se comparan con los que se realizaban en 2019 o en años anteriores.

Para la tranquilidad de todos los visitantes, nos cuenta que los protocolos de bioseguridad son muy estrictos desde las marinas de embarque, que deben cumplir con medidas de desinfección y distanciamiento.

Al interior de la isla, “hay dispensadores de alcohol y lo único que se le solicita a los turistas es el uso de tapabocas durante todo el día a menos de que se esté bañando en el mar”.

Lea aquí: Colombianos podrán regalar simbólicamente una especie animal en peligro

Coco loco

Otro de los atractivos de la isla, son sus cócteles, que se complementan perfectamente con el clima del lugar. Entre estos cócteles se encuentra el famoso Coco Loco, una bebida creada en la isla hace más de cuarenta años.

Esta bebida contiene Ginebra, Vodka, Brandy y whiskey y se envasa en un pote con la esencia de la cereza que es la que le da su tradicional color rojo.

Pero si usted es de los que detesta el alcohol, le recomendamos el Coco Fresa, una bebida a base de crema de coco, agua de coco, leche condensada y cereza.

La única forma de reactivar la economía en estos lugares es mediante el turismo, por eso visitar la isla y ver tanto sus playas, sus animales y su cultura es la única manera de ayudarnos entre todos .