Escuchar este artículo

Defensoría del Pueblo, atenta a los desplazamientos en el Catatumbo

Viernes, 15 de Enero de 2021
El Defensor del Pueblo, Jorge Villamizar, ayer visitó a las 23 familias que se desplazaron de La Silla.

Ayer en la mañana, el defensor del Pueblo Regional, Jorge Villamizar, estuvo en la escuela de la vereda Ambato, de Tibú, donde se encuentran 23 familias que desde hace varios días se desplazaron del sector La Silla, también de ese municipio del Catatumbo.

Las personas aseguraron que tuvieron que dejar todo lo que tenían por miedo, pues desde mediados de diciembre se vienen registrando enfrentamientos entre presuntos integrantes del Eln y Gaitanistas, por el control de las poblaciones La Silla, El 25, La Punta, Banco de Arena, Palmarito y Vigilancia, zona rural de Cúcuta y Tibú.

Aunque Jorge Villamizar ya había tenido un encuentro con la comunidad en La Silla, donde se plantearon temas de seguridad y apoyo gubernamental, antes de registrarse el desplazamiento, ayer decidió ir hasta la escuela donde están las 23 familias para conocer el porqué habían decidido salir huyendo.

Los desplazados le contaron al Defensor del Pueblo Regional que el miedo y la incertidumbre fueron muy fuertes y que antes de ser víctimas de los grupos armados ilegales que mantienen una ‘guerra’ en esa zona, decidieron dejarlo todo por salvaguardar sus vidas.

El funcionario les insistió que retornaran a sus casas, pues el Ejército ya se encuentra en la zona para prestarles seguridad y evitar que les pase algo, sin embargo, los campesinos le insistieron que no veían garantías para su retorno y que están a la espera de que el gobierno departamental les dé alguna solución o reubicación.

“No vamos a regresar a La Silla, allá está muy peligroso y no vamos a esperar a que nos maten para que el Gobierno haga algo, entonces acá (en la escuela)  nos quedaremos  a ver qué va a pasar con nosotros”, señaló un líder campesino.

Alcaldía mandó ayudas

La visita del defensor coincidió con una brigada de salud que organizó la alcaldía de Tibú para estas familias que hoy se encuentran refugiadas en la sede educativa.

Además, los campesinos le aseguraron a Villamizar que la administración municipal también les llevó unos mercados, el miércoles.

Aunque han contado con esas ayudas, los desplazados señalaron que no cuentan con agua potable ni con baños, pues los de la escuela están dañados, por eso están a la espera de que les ayuden con eso.

Recorrido por la zona

Una vez terminó su visita en la escuela donde se encuentran las 23 familias campesinas, el Defensor del Pueblo decidió visitar las poblaciones donde hoy se encuentran sumidas en la zozobra e incertidumbre.

Durante más de una hora el funcionario estuvo en cada uno de los sitios y habló con los habitantes que han decidido esperar a ver qué pasa.

Las personas le señalaron que por el momento han visto la presencia del Ejército y que por ahora no han vuelto a escuchar combates, sin embargo, en muchas de las paredes de las viviendas se observaban grafitis alusivos al Eln, lo que es una clara señal de que esa guerrilla está presente en esa parte de la zona rural de Cúcuta y Tibú.

Es por esta situación que las familias que se desplazaron insistieron al representante del ministerio Público que no piensan retornar, por ahora, a sus parcelas, ante el temor a ser blancos de represalias de los armados ilegales presentes en la zona.

Y precisamente esto es lo que hizo que las 23 familias se desplazaran, aunque aún hay más de un centenar personas que no lo han querido hacer, esperando a que los gobiernos departamental y local les cumplan, además, de que tienen confianza de que los militares verdaderamente les brinden seguridad, como lo han prometido hasta el momento.

Hasta ayer no se conocía un pronunciamiento oficial del Gobierno Nacional al respecto.

Image
La opinión
La Opinión