Escuchar este artículo

Conservar la maglia rosa, el objetivo de Egan Bernal a falta de cinco etapas

Martes, 25 de Mayo de 2021
Egan Bernal dejó en duda su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio y descartó su asistencia al Tour de Francia.

A cinco días del final del Giro de Italia, Egan Bernal asegura que todavía sufre problemas en la espalda, pero sabe que tiene las cartas en la mano para finalizar con la 'maglia' rosa el domingo en Milan, tras sus demostraciones en los momentos importantes de la carrera.

"Si tuviera un día difícil, podría gestionarlo", estimó sobre la diferencia de dos minutos y medio que tiene con el segundo, el italiano Damiano Caruso, transformado a los 33 años en serio candidato al podio tras el abandono del líder de su equipo, el español Mikel Landa.

Hasta ahora Bernal ha completado un Giro impecable. Dos victorias de etapa, una presencia constante en los puestos delanteros y superioridad en cada llegada selectiva: todo marcha a favor del ganador del Tour de Francia en 2019, privado desde la primera semana del ruso Pavel Sivakov, llamado a ser su principal soldado en la montaña.

Dolores de espalda

El colombiano que lidera el equipo Ineos reconoció este martes en la segunda jornada de descanso, en Canazei, que todavía sufre los problemas en la espalda que le lastraron la temporada pasada.

"En ciertos momentos de la etapa me duele. Fuera de mis cuidados cotidianos de fisioterapia, no puedo hacer mucho más. No creo que el dolor sea muy fuerte hasta que acabe el Giro, tengo confianza".

"Tuve una excelente preparación teniendo en cuenta los problemas que tuve tras el Tour de 2020 (abandono). Tomamos con mi entrenador las decisiones correctas", añadió Bernal, al que le gusta completar largos entrenamientos y que comparte en Strava, una aplicación deportiva especializada.

Siempre cómodo en la altitud, como confirmó el lunes en el Passo Giau, el punto más alto de este Giro de Italia, el jersey rosa muestra también saber estar en el pelotón, a la hora de colocarse y con la agilidad necesaria para evitar los problemas.

"El objetivo es el maillot rosa en Milán", recordó el sábado tras la etapa del Monte Zoncolan, en la que levantó los brazos. Volvió a ganar el lunes en la etapa reina, en los Dolomitas, en una jornada marcada por el frío y la lluvia que tuvo que ser acortada por la organización, perdiendo dos de sus tres grandes puertos.

Juegos entre interrogantes 

En la rueda de prensa virtual de este martes Bernal dejó un titular. No sabe si estará en los Juegos de Tokio.

"No estoy seguro de ir. Es un signo de interrogación. No iré si no soy completamente competitivo", dijo.

"He gastado mucha energía en el Giro. No sé si ir a los Juegos, por lo que conlleva como cansancio, no sé si es la mejor cosa que hacer", añadió

Bernal no quiso ofrecer detalles sobre sus otros objetivos para esta temporada.

"Prefiero acabar el Giro. Veremos como mi cuerpo se recupera y tomaremos decisiones. Podría hacer la Vuelta (a España)", dijo.

Casi excluyó al 100% la posibilidad de hacer el Tour (26 junio-18 julio): "No creo, no, doblar Giro y Tour es muy difícil, tenemos ya un muy buen equipo".

Fragilizado en su poderosa formación tras su abandono en el Tour de 2020, Bernal deja a otros (Geraint Thomas, Richard Carapaz y Tao Geoghegan Hart) la responsabilidad de enfrentarse al dúo de eslovenos, el ganador de la pasada edición Tadej Pogacar y su rival hasta el final Primoz Roglic.

Image
AFP
AFP