Escuchar este artículo

Absuelven a 'Monstruo de Monserrate' por acceso carnal

Miércoles, 14 de Octubre de 2020
Para el juez es claro que la Fiscalía no logró probar el acceso carnal violento sobre las mujeres antes de que este las asesinara.

El Juez 30 Penal del Circuito absolvió por el delito de acceso carnal violento a Freddy Armando Valencia, conocido como el 'Monstruo de Monserrate', quien es señalado de abusar sexualmente y asesinar a más de 10 mujeres en la capital del país.

Para el juez es claro que la Fiscalía no logró probar el acceso carnal violento sobre las mujeres antes de que este las asesinara.

"La Fiscalía es quien tiene a cargo el ejercicio de la acción penal y la carga probatoria que recae al juzgado penalmente, sin que pueda aseverarse que los vacíos o irregularidades en el desarrollo de la investigación deban ser resueltos en contra del aquí juzgado por lo que este despacho considera que Freddy Armando Valencia será absuelto del delito de acceso carnal violento", dijo el juez.

Para el delegado de la Rama Judicial, la Fiscalía debe esforzarse para presentar elementos que puedan soportar sus tesis acusatorias y por el contrario "no valerse de pruebas solicitadas por la defensa en otras actuaciones para hacerla valer en contra del indiciado".

El próximo 27 de octubre el juzgado definirá si absuelve o condena a Valencia por el delito de homicidio. Cabe mencionar que el denominado 'Monstruo de Monserrate' tiene en su contra dos condenas por nueve y 36 años.

Lea aquí: ‘El Monstruo de Monserrate’: La mente de un asesino y una tragedia social

Valencia era un habitante de calle, según las pesquisas, iba a las ‘ollas’ o puntos de venta de droga del ‘Bronx’, donde seducía a mujeres igualmente adictas, de entre 18 y 22 años, y las llevaba con engaños, entre las 11:00 de la noche y la 1:00 de la mañana, a su cambuche, ubicado en la espesura del cerro de Monserrate, al centro de Bogotá.

Las víctimas se dejaban convencer a cambio de drogas y comida, y una vez en medio del monte, las asesinaba y abandonaba sus cadáveres en el cerro bajo montañas de basura, cuyo nauseabundo olor escondían la putrefacción de los cadáveres.

Tras ser detenido, en 2015, en medio de sus confesiones, narró con frialdad a los medios de comunicación “quise bañarlas, cambiarlas y que tuvieran más facilidad de salir a conseguir plata. Cuando las invitaba a mi casa a cambio de todo lo que yo les ofrecía pedía a cambio cinco minutos de placer”.

Valencia repitió ante la prensa que solo actuó "en defensa propia" y confesó que cuando las mujeres no cumplían las promesas las asesinaba, la mayoría de las veces por asfixia, y posteriormente las descuartizaba para guardarlas en bolsas de basura y enterrarlas.

Image
Colprensa
Colprensa