¿Cómo va la vacunación contra COVID-19 en el país?

Domingo, 28 de Febrero de 2021
Colombia debe lograr un ritmo de aplicación de más de 110.000 dosis al día para llegar a la meta de inmunizar a 35 millones al final de año.

Colombia cumplió once días desde que dio inicio a su plan de vacunación contra la COVID-19 el pasado 17 de febrero, pero el proceso en su primera semana no ha estado exento de dificultades y críticas.

El arranque en Colombia dista mucho del que vivieron otros países de la región. En su primer día de vacunación, Colombia aplicó solo 18 dosis mientras que Chile, según datos de Our World in Data, aplicó 420 dosis el primer día, y Argentina aplicó 700 dosis en su primera jornada de vacunación.

Con corte a las 4:00 p. m. del pasado sábado el país había aplicado 114.042 dosis de vacunas contra el coronavirus de un total de 292.000 vacunas que recibió en días pasados de Sinovac y Pfizer. Es decir, se ha aplicado el 39% de las dosis disponibles en el país.

Esta semana el ritmo ha ido lento. El lunes se aplicaron 5.339 dosis. Para el martes se aplicaron 2.984 dosis de vacunas. El miércoles la cifra de dosis suministradas fue de 2.374. Para el jueves se aplicaron 15.633. Para el viernes, las dosis aplicadas fueron 15.176 y para el sábado se aplicaron 32.709 dosis, la cifra más alta de dosis aplicadas desde el inicio de la vacunación.

Pero el ritmo de aplicación también difiere de lo dicho por el Ministerio de Salud, que afirmó que el país tiene una capacidad de vacunar, incluso, a más de 100.000 personas al día. Y es que si se quiere cumplir con la meta de inmunizar a 35 millones de colombianos para el final del año, Colombia tiene que lograr un ritmo de aplicación de un poco más de 110.000 dosis al día.

¿Qué está fallando entonces? Desde el punto de vista de Luis Jorge Hernández, doctor en Salud Pública y docente de la Universidad de los Andes, el proceso está muy centralizado en el Ministerio de Salud y se está incurriendo en muchos formalismos legales. 

“Para cada repartición hay que sacar un decreto. Pero debe existir esa asignación previa, se está haciendo el decreto cuando llegan las vacunas y eso genera demoras. Las de Sinovac las tuvieron 48 horas en bodega”, asegura Hernández.

Según el experto, el proceso debe ser  más rápido y eficiente, pues esperar a la llegada de un lote para establecer su distribución genera demoras. Además, indica que se debe tener todo dispuesto: la cadena de frío, la red de distribución y demás detalles del proceso.

Hernández agrega que el ritmo actual de aplicación de vacunas está evidenciando que es necesario cambiar las estrategias de vacunación y pensar en modalidades que permitan hacer un cubrimiento mucho más rápido tanto de la población del sector salud como de los mayores de 80 años, población priorizada inicialmente.

“El Gobierno tiene que modificar o reforzar la logística de la vacunación: combinar estrategias de vacunación, vacunación por concentración, ir a sitios y vacunar, jornadas de vacunación, vacunación casa a casa y vacunación fija en ciertos sitios”, enfatiza el experto.

Otra problemática es que, según Hernández, las vacunas están llegando con cuentagotas. El país recibió en febrero 292.000 dosis,  cifra muy distinta a las proyecciones que entregó el Gobierno, las cuales indicaban que iban a llegar 1.113.240 dosis para febrero, pero solo se recibió el 26,2% de las dosis proyectadas.

Se espera que el plan despegue en  marzo. El presidente Iván Duque confirmó la llegada al país de dos millones de dosis de Sinovac para el 7 de marzo.

Image
Colprensa