Escuchar este artículo

Mafia de exFarc no ha podido ser contenida por el Gobierno, según informe

Martes, 12 de Noviembre de 2019
Debe dilucidarse si los exsubversivos serán una nueva guerrilla “un nuevo grupo de mafiosos”.

Colombia se encuentra en una encrucijada por cuenta de lo que se han llamado las ExFarc Mafia, que son aquellos integrantes de la antigua guerrilla que derivan sus ingresos de rentas criminales como el narcotráfico y que están inmersos en actividades ilegales

Así se desprende de un informe presentado en la mañana de este martes por El Observatorio Colombiano de Crimen Organizado de InSight Crime y la Universidad del Rosario.

Jeremy McDermott, director ejecutivo de InSight Crime, dice que debe dilucidarse si ellos serán una nueva guerrilla o si será “un nuevo grupo de mafiosos en un panorama de crimen organizado bien fragmentado”.

De acuerdo con la investigación, hay tres grupos que hacen parte de esta organización. El más grande de ellos que son los que están bajo las órdenes de Gentil Duarte, que tienen presencia, fundamentalmente, en los Llanos Orientales.

Un segundo grupo es que encabeza Iván Márquez, es decir, aquel que también conforman Santrich, 'El Paisa', Romaña y Aldinever.

El tercer grupo son los llamados independientes que se pueden describir como Farcrim disidencias que están en zonas como Cauca o Nariño metidos, netamente, en el narcotráfico”, detalló McDermott.

El documento consigna que hay una expansión de los llamados exFarc Mafia la cual no ha podido ser contenida por el Estado, lo que presupone uno de los más grandes retos para el nuevo ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

La administración de Iván Duque es incapaz de contener, y mucho menos de reducir, la producción de cocaína en el país, que, junto con la extracción ilegal de oro y otras actividades ilegales, como el tráfico de personas, el tráfico de marihuana, la heroína y la extorsión, les proporcionan a las ex-Fsrc mafia una gran cantidad de dinero para financiar su expansión”, advierte una parte del documento.

Las críticas a la política de seguridad y defensa del Gobierno también apuntan a la poca innovación en su enfoque de política de seguridad, pues ha continuado con estrategias que han fracasado anteriormente. “La situación de seguridad, en términos de homicidios, desplazamientos y ataques a excombatientes de las FARC, líderes comunitarios y activistas de la restitución de tierras, es cada vez peor”.

Sobre el armamento, McDermott cree que las Farc no entregaron todo el armamento y que una parte es la que usan actualmente. Tampoco descarta que estén llegando por cuenta de la corrupción dentro de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela. Sin embargo, los ingresos percibidos por narcotráfico u otras rentas ilegales les permiten conseguir armas fabricadas en Estados Unidos o en el mercado ilegal. xx xx

Image
Colprensa
Colprensa