La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

La evolución del “homo políticus”

La evolución sigue su inexorable curso.

No acababa de ponerse en pie el simio paseador de las llanuras africanas hace millones de años, cuando volteando la mirada hacia el cielo, habiendo adoptado la bipedestación, se percató de las maravillas que se le presentaban de repente y que le permitían expandir sus conocimientos y de paso, aumentar el volumen de la masa cerebral. Las estrellas lo inspiraron y le permitieron ensanchar su limitado horizonte.

Otros cuantos millones de años , y ya utilizaba aunque con torpeza, sus miembros superiores. La hechura de instrumentos rudimentarios le permitían una cierta ventaja sobre sus compañeros de evolución. En términos de temporalidad, era ya casi el rey.

La enorme sapiencia de la ley natural lo dotó de herramientas físicas y mentales que le permitieron la perpetuación de la recién nacida especie: el hommo sapiens.

El machismo se ha impuesto desde entonces como ley natural y con muy contadas excepciones en el reino animal, es el macho el que decide y da las órdenes.

Por fortuna y cada vez más, el feminismo se está imponiendo con sobrados méritos y con suficiencia alentadora. Ya la abnegada madre de tiempo completo y sin sueldo se ve cada vez menos.

Teniendo al frente el próximo evento electoral, produce cierta esperanza y frescura ver la figura femenina en las propuestas y su bella figura en las vallas; cada vez son, por fortuna, más numerosas.

Por supuesto que no son garantía absoluta; también son débiles y maleables. Detrás de una gran mujer puede haber un gran macho interesado…

La naturaleza sabia se encargó de dotar y capacitar a la especie humana; le dió las suficientes herramientas para perpetuarse y progresar. Es la especie con el cerebro más capacitado del reino animal hasta el momento.

La evolución sigue su inexorable curso. Ya el cerebro, en su máxima expresión actual seguirá su imparable transcurrir hacia horizontes inescrutables...impredecibles y cargado de un inmenso poder autodestructivo...

El “hommo políticus”, una especie nueva en términos evolutivos está comprometiendo el delicado proceso y  llevando a la extinción  de la especie convirtiéndola en el  “hommo estúpidus”.  Al mismo tiempo está sembrando con su secular inoperancia, la semilla de la transformación e involución en el pensamiento y la futura resurrección de la intuición sabia y estructurada: escoger al menos malo.

Es una buena y sabia tendencia que puede ser el comienzo de no aceptar candidatos que ya tuvieron la oportunidad y no lo hicieron bien; o que tienen deudas con la justicia…

El proceso evolutivo es uno solo: se avanza lenta y seguramente hacia horizontes que permitan la perpetuidad o, de lo contrario, la extinción.

El “hommo estúpidus” ha empezado a ponerse de pie y enfocar la mirada hacia las estrellas... como lo hacía cuando se puso de pie y dirigió la mirada al infinito…

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Miércoles, 11 de Octubre de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día