Escuchar este artículo

Cúcuta Deportivo: Dimayor respondió a la orden de embargo de la Supersociedades

Miércoles, 5 de Mayo de 2021
Nicolás Polanía Tello, apoderado de la entidad, dio a conocer la postura de la División Mayor.

Desde el pasado febrero, la Superintendencia de Sociedades, entidad ante la que el Cúcuta Deportivo lleva su proceso de liquidación judicial, ordenó el embargo de los bienes del equipo rojinegro ante la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano. 

Entre ellos se registraba el derecho de participación, derechos de televisión, de publicidad “y demás derechos que legítimamente corresponden al Cúcuta Deportivo”. 

Frente a esto, la Dimayor comunicó a la Supersociedades, que el derecho de afiliación o ficha, era un derecho personalísimo que no tenía ningún valor económico. 

Además, en su discurso siempre estuvo plasmada la frase de que el Cúcuta no era poseedor de los derechos, al estar desafiliado de la Dimayor desde el 25 de noviembre de 2020. 

Ante eso, la Super le recordó que todos los bienes de la institución fueron embargados el 11 de noviembre, día en que inició el proceso de liquidación judicial. 

Dimayor cambia, parcialmente, su postura 

Luego de tres llamados por parte de la Supersociedades, la Dimayor respondió parcialmente la orden de embargo. 

Su presidente, Fernando Jaramillo, había comunicado que acatarían las órdenes judiciales pero fue hasta ayer que se conoció una respuesta oficial firmada por Nicolás Polanía Tello, un abogado que la Dimayor contrató para este caso. 

Polanía Tello es un abogado especialista en Derecho Administrativo y magister en Responsabilidad Civil con amplia experiencia en proceso de insolvencia, a tal punto de haber sido Superintendente Delegado para Procedimientos de Insolvencia (2015-2018), tiempo en el que pudo resolver algunas situaciones del Cúcuta. 

“Mediante escrito manifiesto al Despacho que mi poderante da constancia de que todos los activos de que sea titular el sujeto del proceso y sean detentados o por alguna razón estén en poder o tenencia de la Dimayor, quedan a órdenes del proceso de liquidación judicial, de conformidad con lo ordenado en providencia proferida en audiencia”, afirmó el jurista. 

El mensaje no da claridad sobre qué activos y/o derechos le corresponden al conjunto rojiengro, dejando en duda la verdadera postura de la Dimayor sobre el reclamo del Cúcuta Deportivo.. 

La Opinión intentó contactar al liquidador Arturo Acosta Villaveces para conocer su reacción frente a la respuesta la Dimayor, sin obtener respuesta.

‘Es una respuesta dilatoria’

El abogado Arnulfo Sánchez, una de las voces que parece estar cerca al liquidador, manifestó que la respuesta del ente rector del fútbol profesional en el país es ‘una aceptación dilatoria’. 

“Es una respuesta de una aceptación dilatoria. No vemos nada formal. Vemos un sí dado para no caer en un desacato o en el incumplimiento de una orden judicial”, dijo el Sánchez quien la semana pasada organizó una reunión con Acosta y con un grupo pequeño de hinchas. 

Sobre qué debe hacer la Superintendencia, señaló que deben requerir a la Dimayor. 

“Ahora la Supersociedades tendrá que requerirlo para que den claridad sobre esa aceptación. Que muestre registros con memoria escrita, con todas la formalidad, en la respuesta no se ve nada formal”, expresó. 

Uno de los temas que genera inquietud es las razones de la desafiliación del equipo, puesto que la División Mayor ha recurrido a la Ley 49 de 1993, en la que se señala que cuando se suspende el reconocimiento deportivo, la desafiliación es automática. 

Vale la pena recordar que el Ministerio del Deporte ratificó la suspensión del reconocimiento el pasado 29 de octubre, día en el que Cúcuta jugó contra La Equidad por Copa Colombia. Antes de la liquidación, alcanzó a jugar contra Junior y Rionegro por Liga, además de programarse el duelo contra América el 12 de noviembre. 

“El liquidador debe aportar la prueba desde cuando el Cúcuta Deportivo estaba afiliado. Demostrar que estaba activo así se quiera decir que se la desafiliación se dio de forma automática, que no fue notificada en ningún momento,  y que lo del 25 de noviembre fue una ratificación. Todo eso lo tiene que probar. Tiene que alegar que no es cierto porque venía actuando y si fuera automática no se le permitiría jugar los anteriores partidos a la liquidación”, dijo Sánchez.  
 

Image
La opinión
La Opinión