Escuchar este artículo

Hechos 2022: Revivió el Cúcuta Deportivo, un hijo querido de la ciudad

Después de estar en proceso de liquidación judicial, sin reconocimiento deportivo y desafiliado de la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), el Cúcuta Deportivo regresó al profesionalismo.

El hijo deportivo de la ciudad volvió a vivir en 2022. La institución referente del fútbol de Norte de Santander, tras 19 meses bajo las sombras de la muerte, regresó al profesionalismo colombiano al generar nuevos acuerdos para pagar sus deudas y retornar a manos del polémico dirigente José Augusto Cadena, su máximo accionista desde finales de 2013.

El Cúcuta Deportivo estuvo inmerso en un proceso de liquidación judicial ordenado por la Superintendencia de Sociedades, desafiliado de la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), y con su reconocimiento deportivo suspendido y luego vencido ante el Ministerio del Deporte.

Todo estaba en su contra desde octubre y noviembre de 2020, cuando, a causa de los incumplimientos laborales y al acuerdo de reorganización al que estaba suscrito desde 2012, empezaron a llegar las sanciones anteriormente nombradas, dejándolo fuera de la competencia.

Image
El Cúcuta Deportivo sigue en su lucha por sobrevivir

Salió Cadena y llegó el liquidador Arturo Acosta Villaveces que, pese a intentar avances para el regreso del equipo, se encontró maniatado porque quedó en evidencia que el Fútbol Profesional Colombiano es un círculo muy cerrado y exclusivo para los “hombres del fútbol”.

Acosta estuvo entre noviembre de 2020 y diciembre de 2021, periodo en el que logró levantar la suspensión del reconocimiento, gracias a un aporte económico dado por la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo, liderada por Jorge Luis Pinto, quien tuvo varias reuniones con el entonces ministro del Deporte Ernesto Lucena buscando soluciones.

Image
Jorge Luis Pinto y Ernesto Lucena, ministro del Deporte.

Tras la salida del jurista, la Supersociedades nombró a Rodrigo Tamayo, quien ablandó el camino para que la empresa volviera a manos de su máximo accionista con un nuevo acuerdo de reorganización (firmado en febrero con los acreedores) que se fijó a 13 años para pagar un poco más de 13.000 millones de pesos.

Desde la entidad, tanto del juez del concurso Johann Manrique y como del superintendente Billy Escobar, tuvieron todas las intenciones para que no se presentara una disolución de la sociedad.

Silva Meluk, el mejor fichaje

José Augusto, al que se le respetó su propiedad y quien manejó un discurso de que le querían quitar al rojinegro, hizo una movida inteligente al “fichar” al respetado dirigente Eduardo Silva Meluk, hoy presidente del elenco fronterizo.

El cucuteño, con pasado en Millonarios e Independiente Medellín, empezó a moverse en FCF, Dimayor y Mindeporte. Luchando en diferentes asambleas logró ser aceptado y recuperar unos dineros para el club ante los entes del fútbol, que en abril darían el visto bueno para el regreso.

Image
Eduardo Silva Meluk, presidente del Cúcuta. Foto: Jorge Guitérrez/La Opinión

Ante el ministerio el camino fue más fácil, ya que existió una intención del expresidente Iván Duque para que se agilizara el tema, tal como lo contó el anterior ministro Guillermo Herrera, en entrevista con La Opinión.

Duque, en una visita a Cúcuta en 2020, se comprometió en el regreso y distintos actores del proceso reconocen su influencia.

Renacer deportivo desde la ‘B’

Pese a que cuando fue desafiliado, se encontraba en primera división, el Cúcuta pagó como consecuencia retornar en la segunda división. Lo hizo el 10 de julio ante Boca Juniors de Cali, cayendo 2-1 en el estadio General Santander, con cerca de 30.000 aficionados y más de una centena de vendedores informales que se beneficiaron del regreso partido a partido.

Image
Regreso del Cúcuta Deportivo 2022. Fotos: Juan Pablo Cohen/La Opinión

Conformó un equipo liderado por el técnico Aquivaldo Mosquera y el referente goleador Jhonathan Agudelo. La nómina estuvo conformada por experimentados, como César Carrillo, William Parra, Wilder Mosquera, Jeysen  Núñez y los argentinos Ezequiel Mastrolia, Lucas Ríos y  Maximiliano Coronel. Hubo cuota regional con Darwin Carrero, José Orlando Pérez, Julián Rojas, Héctor Solano, Winston Ramírez, Domingo Ortiz y la revelación Styven Monsalve

Image
Aquivaldo Mosquera, técnico del Cúcuta Deportivo. Foto: Jorge Iván Gutiérrez/La Opinión

Asimismo, se fundamentó en futbolistas provenientes del club Torreón de La Montaña, de propiedad de Mosquera y con los que empezó a trabajar en enero, cuando ya se vaticinaba el regreso. El exdefensor dirigió en 12 encuentros con un pobre registro de 6 derrotas, 3 victorias y 3 empates.

En su reemplazo llegó el histórico Bernardo Redín, actual técnico, liderando cuatro juegos con un saldo tres victorias y un empate. Para infortunio de la hinchada rojinegra, que se abonó en masa, el equipo no alcanzó a clasificarse a las finales, ubicándose en el puesto 11 entre 16 equipos y 22 puntos de 48 posibles.

Image
Bernardo Redín, técnico del Cúcuta Deportivo.

Como dato relevante, se presentó la entrada al Top 10 de goleadores históricos del club por parte de Agudelo, con 44 dianas.

Debutaron siete jugadores: Cristian Díaz, Camilo Palacios, Jefry Zapata, Bayron Suaza, Jhonatan González, Freddy Bermúdez y Styven Monsalve.

Image
Jonathan Agudelo, delantero del Cúcuta Deporitvo

Subcampeones Sub-20

El motilón estuvo a puertas de conseguir un título inédito en su historia con el plantel Sub-20 en la Supercopa Juvenil, organizada por la FCF.

Los juveniles rojinegros fueron los primeros en competir a nombre del Cúcuta Deportivo de forma oficial en esta copa que iniciaron a mediados de abril. Fueron líderes de su grupo, eliminaron a Alianza Petrolera en octavos de final, a La Equidad en cuartos, a Millonarios en la semifinal y cayeron en la definición por el título ante Envigado.

Image
Cúcuta Deportivo Sub-20, subcampeón de la Supercopa Juvenil.

Este “kínder” tuvo como timoneles en diferentes periodos de tiempo al antioqueño Giovanny Ruiz, al venezolano José Parada y al cucuteño Carlos Eduardo Hernández.

2023, un año de retos

En diálogo con La Opinión, Carlos González Puche, director de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales  (Acolfutpro), y quien fuese uno de los principales denunciantes de los incumplimientos laborales en el Cúcuta, reconoció que tras el regreso no han recibido queja.

Y ese será uno de los retos de la empresa en 2023 recordando que está inmersa en un proceso de reorganización. Justamente en este trato con los acreedores se pactó el inicio de pagos a partir del 30 de junio de 2023, primero con las deudas laborales.

Image
Cúcuta Deportivo, temporada 2022.

En lo deportivo la meta está clara: lograr el ascenso, una obligación para el club en palabras de su hinchada, que esperar celebrar el cupo a primera división a finales del 2023.

Asimismo continuar fortaleciendo y ‘produciendo’ jugadores desde las categorías menores.

Del mismo modo el Cúcuta Deportivo se trazó la meta de construir su sede deportiva, tal como lo anunció el presidente Silva Meluk.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras Sabogal
Sábado, 24 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión