Escuchar este artículo

Fuertes lluvias, un riesgo latente

Martes, 17 de Noviembre de 2020
Habitantes de Cúcuta y su área metropolitana piden una intervención urgente por parte de las autoridades.

Las lluvias en todo el territorio nacional han causado graves estragos y en Norte de Santander las afectaciones se siguen viendo con el pasar de los días. Varias casas están en riesgo de derrumbe y diferentes zonas las que precisan una urgente intervención para evitar deslizamientos.

En el momento, las pérdidas causadas por las lluvias han sido en su mayoría económicas. A pesar de esto, existe un miedo constante en diversos barrios de Cúcuta, por el hecho de que varias viviendas están a punto de desplomarse o las vías, dada la filtración del agua, amenazan con causar graves daños.

Alerta máxima en Cúcuta por temporada de lluvias Tal es el caso del barrio Porvenir, donde la comunidad lanzó un llamado de auxilio a las autoridades, pues según explica Martha Rosales, líder social de esta zona, son decenas de casas las que están en peligro, dado que siempre que se registran precipitaciones el canal de aguas lluvias -que ya se encuentra deteriorado- se crece ocasionando daños a las viviendas aledañas.

Además, existen árboles que con las últimas lluvias se han debilitado en sus troncos y ahora se encuentran inclinados hacia varias casas. 

Una situación similar se vive en el sector de Scalabrini  donde 15 familias están en riesgo por la crecida de un arroyo que atraviesa el barrio. Según explicó el líder comunal Isaac García desde el inicio de año se ha hecho la solicitud a la Alcaldía para que se adelanten intervenciones en la zona que es considerada de riesgo. Sin embargo, aún con los estragos causados por las lluvias, no se ha recibido respuesta. 

En el barrio de Santo Domingo, en el sector de La Floresta, también son varios habitantes que solicitan una urgente intervención y revisión de diversas casas que están contiguas a taludes que amenazan con deslizarse.  Jorge de Latorre, un residente afectado, explicó que en su hogar prefirieron desalojar a exponerse a una tragedia. 

¿Por qué la turbidez pone en jaque al acueducto de Cúcuta? La Opinión se intentó comunicar con la Secretaría de Gestión del Riesgo municipal para conocer la intervención que adelantará la Alcaldía en estas zonas y de esta manera evitar lamentar pérdidas humanas, pero al cierre de esta edición, no hubo respuesta. 

En Los Patios también temen deslizamientos

Habitantes del barrio Montebello I del municipio de Los Patios expresaron su preocupación por las fuertes lluvias que están poniendo en peligro a casi cinco casas que están sobre un barranco. 

Luis López, presidente de la junta de acción comunal de este sector, señaló que el peligro de deslizamiento es inminente sobre todo en esta temporada de lluvias, aun teniendo en cuenta que es un problema que viene de años atrás. 

“Hay unos taludes que están propensos a irse al piso, además de unos árboles que están promoviendo la erosión de esta. Por eso pedimos a la administración municipal y Corponor que estén más al pendiente de este tema”, señaló.

Pamplonita, en calamidad por fuertes lluvias Por su parte, Mileidy Jaimes, secretaria de Gestión del Riesgo de Los Patios, precisó que con recursos de la Alcaldía se están gestionando acciones inmediatas, mientras se lleva cabo un proyecto de Corponor que busca dar solución a la problemática de este barrio. 

 

Riesgos en Villa del Rosario

Otro sector en riesgo es el barrio Campo Verde en el municipio de Villa del Rosario. Los vecinos también piden ayuda urgente a las autoridades locales, pues cerca de esta zona, pasa una pequeña quebrada que se convierte en río con las fuertes lluvias. 

La Secretaría de Planeación de Villa del Rosario ha hecho un acompañamiento para evitar mayores afectaciones tanto en el barrio Lomitas y Campo Verde, cuyas calles fueron las más dañadas con las recientes lluvias. 

Por otro lado, luego de que la creciente del río Táchira se llevara la zona social y piscina del conjunto cerrado Brisas de Arkamar los afectados no han recibido una respuesta por parte de la constructora que les genere seguridad para seguir viviendo en este sitio. 

“El problema no es solamente las lluvias, y la zona social que perdimos. Queremos que la constructora nos dé un seguimiento por escrito diciéndonos qué va a pasar con esto, vivimos en zozobra todos los días”, precisó Freddy Mauricio Arias, habitante del conjunto cerrado. 

José Arturo González Suescún, representante legal de Inversiones Arkamar, informó mediante un comunicado que la afectación a la urbanización es producto de intervención de terceros sobre el cauce del río Táchira por lo que consideran que no son responsables de los daños. 

“Estamos coordinando con las autoridades municipales para el manejo de fuerza mayor o caso fortuito que afectó la zona”, indicó.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda