Escuchar este artículo

Los diez mandamientos del espacio público

Domingo, 8 de Marzo de 2020
La Secretaría de Gobierno de Cúcuta está desarrollando un decálogo para cumplir este fin.

Con el objetivo de reorganizar el espacio público en Cúcuta y de garantizar al mismo tiempo el derecho al trabajo a los vendedores informales, la Secretaría de Gobierno de Cúcuta está desarrollando un decálogo para cumplir este fin.

Según explicó el jefe del despacho, Francisco Javier Cuadros, esto es el resultado de un proceso que venimos trabajando con los vendedores informales en aras de ordenar el espacio público, para que sea vivido por todos los ciudadanos y que al mismo tiempo brindemos las posibilidades del mínimo vital del trabajo.

Así que, en términos concretos lo que busca el decálogo es como un ejercicio de los diez mandamientos que sí o sí los vendedores deben cumplir para que se les garantice el derecho al trabajo pero también el espacio público. 

Cuadros comentó que todos los puntos fueron concertados con los vendedores en varias mesas de trabajo y ahora se lleva a cabo el proceso de socialización, pues la meta con estos diez puntos es lograr ordenar 20 cuadras del centro, ese es el propósito antes de los 100 días.  “Sabemos que no será una tarea fácil porque anteriormente no había una normatividad para los vendedores informales, así que construir normas con base en  leyes, pues es un reto para que ellos convivan también y aprendan a vivir en comunidad con todos los ciudadanos, de eso se trata el trabajo”, precisó.

Lea además Solicitan terminar cuatro contratos de concesiones del espacio público en Cúcuta

Serán siete polígonos en los que se trabajará en toda la ciudad, pero los mayores esfuerzos durante los primeros 100 días se concentrarán en un polígono en especial donde hay mayor población que es en la calle 10 hasta la calle 5ta, entre la avenida 5ta y 6ta, ese polígono es el de mayor afectación por distintas variables. Allí, según el secretario de Gobierno, se trabajará mancomunadamente con Secretaría de Cultura, Secretaría de Tránsito y Transporte y Área Metropolitana de Cúcuta para descongestionar este sector. 

Entre los puntos que desarrollan en el decálogo (que aún no son definitivos) están: primero, “nos comprometemos que nuestro ejercicio laboral, no afectará la libre circulación peatonal y vehicular”; segundo,  “participar y vincularse activamente en reuniones, capacitaciones, y demás eventos que se programen en pro de la concertación de medidas, y preparación académica y/o laboral, hacía la formalización económica”; y tercero “no obstaculizar o invisibilizar puertas de acceso, garajes para ejercer su actividad. Se determina que los puestos de trabajo no pueden superar las dimensiones de 1,20 metros de alto, 1,20 metros de ancho y 1,20 metros de largo”.

Image
La opinión
La Opinión