Escuchar este artículo

Nuevas formas de aprendizaje debido al coronavirus

Domingo, 29 de Marzo de 2020
Redes sociales como WhatsApp y Facebook han sido fundamentales ante la necesidad de continuar las actividades.

“Fue un cambio bastante complejo para los estudiantes, porque un viernes salieron de sus clases presenciales y ya el domingo se les estaba informando que todo sería virtual”.

Estas fueron las palabras de Tatiana Bayona, docente de la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS), quien debido al aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional tuvo que cambiar su rutina de trabajo habitual, de impartir clases en diferentes salones de la institución, para pasar a orientarlas a través de una pantalla y desde su casa.  

Una nueva modalidad educativa y a la vez complementaria ha sido la estrategia que muchos docentes a nivel nacional debieron implementar a causa de la pandemia del coronavirus que llegó al país, y que impidió que los estudiantes siguieran asistiendo normalmente a sus clases.

Lea además Sáquele provecho al aislamiento preventivo en casa

Instituciones de educación básica, media y superior, tanto de carácter público como privado, se vieron en la necesidad de usar las plataformas digitales como medio de enseñanza, a fin de que los estudiantes puedan continuar con sus actividades académicas desde su hogar. 

“Quizás lo más complicado ha sido el adaptarse a este nuevo modelo, porque ellos ya tenían el chip de ir todos los días a la universidad, verse con sus compañeros y profesores, además de que allá se les brindaban las herramientas físicas necesarias para que pudieran desarrollar sus actividades, tanto el espacio, como los computadores y la red de internet”, aseguró Bayona. 

Sin embargo, aunque las instituciones han hecho todo lo posible para que sus estudiantes puedan acceder a esta nueva metodología, uno de los mayores retos lo afrontan los colegios y universidades públicas, ya que no todos los estudiantes tienen acceso a internet, o cuentan con un equipo tecnológico para acceder a las distintas plataformas que se vienen utilizando.

Entre ellas se encuentra la herramienta de videoconferencias Zoom, Google Meet que permite crear salas de reuniones virtuales o Skype, que funciona para hacer llamadas y videollamadas gratis individuales y grupales, enviar mensajes instantáneos y compartir archivos con otras personas que también usen la aplicación. 

“Aunque se han utilizado distintos medios para seguir orientando a los estudiantes, los principales canales de comunicación siguen siendo el correo institucional y la plataforma del PLAD, que es una herramienta virtual de apoyo a toda la comunidad universitaria, donde docentes y estudiantes podrán utilizar las herramientas educativas para aprendizaje, comunicación y evaluación de los diferentes temas”. 

Le puede interesar Por coronavirus, Unisimón inicia clases remotas

La profesora indicó que las redes sociales como WhatsApp y Facebook han sido fundamentales para mantener la comunicación, dependiendo de aquellos que no pueden recibir sus clases a través de las demás plataformas.  “También estamos utilizando las llamadas para realizar las asesorías. Estamos comprometidos para que esta situación no sea traumática, aquí debemos aprender a comprender y ayudarnos entre todos”, dijo la docente. 

¿Qué dicen los estudiantes?

Leonardo Arias, estudiante universitario manifestó su inconformidad con este método de estudio.

“Me encuentro realmente afectado, ya que, aunque las alternativas y soluciones que nos presta la universidad son intencionalmente buenas, tienen que entender que la mayoría de los compañeros somos de estrato 1 y 2 que no tenemos buen internet. Las videollamadas se caen, no hay un orden y no todos tenemos computador. Por ahora solo nos dedicamos a recibir trabajos y entregarlos, y es obvio que para cumplir debemos tener previos conocimientos y no los hemos recibido” 

El pedagogo Reinel Rincón sostuvo que Colombia tiene una gran brecha social y cibernética, que claramente en estos momentos sale a relucir con más claridad. “Hace ocho días iba en un taxi y el conductor me decía, ´¿cómo va a hacer mi sobrina para ver estas clases a distancia, si ni computador tiene´? 

Laura Sierra, estudiante de Diseño Gráfico dijo que en su caso es aún más complicado, puesto que en su carrera la mayoría de los temas se manejan digitalmente y muchos de los compañeros no cuentan con las herramientas para desarrollar las actividades.

“Estábamos acostumbrados a ir al instituto y desde allí realizar los trabajos, pero ya no podemos. El aprendizaje se ha vuelto lento, porque vamos de la teoría a la práctica y es precisamente ahí donde nos vemos limitados”. 

Rincón indicó que además de que los estudiantes no están acostumbrados a este modelo, de igual forma no todos tienen la misma capacidad de compromiso. “Su rutina es asistir a las aulas donde el conocimiento se puede debatir, porque así envíen documentos y trabajos, no hay nada mejor que la relación entre docente y estudiante desde los salones de clase”.

Deicy Sifontes | Practicante de periodismo

Image
La opinión
La Opinión