El mensaje detrás de los murales de Antonio Caro por artistas de la ciudad

Lunes, 24 de Mayo de 2021
Les Lokes del Ritmo (LLDR) es el colectivo que ha impulsado la protesta social por medio de la pintura y el muralismo, enfatizándose en la crítica situación política del país.

Teniendo como resultado en este último mes de paro nacional murales del artista conceptual Antonio Caro a lo largo de la ciudad, La Opinión dialogó con integrantes del colectivo encargado de organizar, diseñar y pintar las obras del maestro para que explicaran la relación del mensaje que se intenta comunicar con la coyuntura actual y la relación que tuvo el artista con Cúcuta quien se postula a crearle uno de las galerías urbanas más importantes del país. Por decisión personal el integrante prefirió no ser identificado.

 

¿Por qué utilizar los diseños de Antonio caro?

Se coordina referenciar el arte de Antonio Caro desde el colectivo Les Lokes del Ritmo (LLDR) en las paredes, muros y calles de Cúcuta, debido a que si bien su obra fue creada en un contexto político determinado no pierde vigencia en el territorio colombiano. Observar y leer mensajes como “Todo está muy caro” o “Colombia” en la tipografía de Coca-cola representa un sentir que es atemporal pero actual. Es decir, Antonio Caro logra condensar sentimientos e inconformidades que se desplazan, se realzan y se contextualizan desde cualquier época o gobierno de turno.

 

¿Qué representan para la realidad del movimiento juvenil las obras de Antonio caro?

En esta ciudad es necesario aclarar que el Movimiento Juvenil solo ha sido un apoyo al colectivo Les Lokes Del Ritmo (LLDR), el principio organizativo, logísticos y creativo ha sido autónomo de dicho colectivo.

Las obras de Caro representan un sentimiento de inconformidad desde la conceptualización. Representan vida, fuerza y acción. Antonio Caro tiene una particularidad y es que su obra se extiende durante las generaciones, es una obra que a simple vista no se entiende y es allí donde radica su magia. Que luego de un proceso contextual se puede vislumbrar la Colombia desde el siglo XVIII hasta el XXI. Une a los jóvenes con el pasado y con el presente.

 

¿Desde donde se coordinan los murales con diseños de Antonio caro, es un consenso?

Se coordinan desde Les Lokes Del Ritmo (LLDR), un colectivo artístico efímero que surgió en la coyuntura del paro 2021. En este grupo confluyen personas que han trabajado el arte los múltiples escenarios de ejecución, que llevan una amplia experiencia en el territorio cucuteño y que no se han visibilizado precisamente por la ausencia de apoyo y la continua estigmatización que se la ha dado a la cultura del graffiti.

En vida Antonio Caro nos autorizó utilizar e intervenir sus obras bajo nuestra autonomía artística; muestra de ello se observa en entrevistas hechas desde el Colectivo Nadie para las dos primeras ediciones de su revista homónima, en dónde sus diseños se convirtieron en piezas claves para la situación de emergencia sanitaria y política en Colombia durante el 2020.

Desde la participación activa de los integrantes de Les Lokes Del Ritmo (LLDR) estamos trabajando en la creación de una galería urbana que promueva la incidencia artística, la pedagogía y la crítica a través de las obras de personajes representativos del arte colombiano como Antonio Caro.

 

¿Qué relevancia tuvo Antonio Caro para la zona de frontera cucuteña?

La relación de Antonio Caro con la frontera siempre ha sido estrecha desde su participación en la Bienal a través de talleres de creatividad visual en el 2017 y 2019. Allí empezó a transformar la frontera desde la idea, a convertirla en un escenario posible para que las expresiones artísticas se manifestaran a través de la esperanza y el sentido de pertenencia, todo ello orientado a la recuperación de escenarios golpeados por coyunturas políticas.

Hay una conexión fuerte entre los jóvenes, las ideas de transformación social y el canal comunicativo de expresión a través del mensaje. Caro es una fuente de creatividad directa y sincera que reubica la frontera entre tanto olvido artístico.

 

¿Por qué el diseño de la P en el mural de Colombia? ¿Qué se intenta representar con el color y el fondo de esa letra?.

Caro en el 2020 permite que el Colectivo Nadie publique e intervenga una de sus obras para la primera versión de la revista del colectivo llamada ColombiaVirus. En su publicación se generó un paso importante: el retorno del arte conceptual a Cúcuta.

Antonio tiene una obra muy famosa donde escribe con la tipografía de Coca-Cola la palabra Colombia, representa allí a una generación que creció consumiendo esta bebida, pero en el trasfondo también indica que existe una colonización e imposición de ideas ajenas a nuestra cultura.

Ahora bien, la obra conecta con un momento político importante en el país: la elección de un presidente que no es autónomo en sus decisiones y propuestas. Un presidente con una bancada de gobierno que piensan en un país a su medida, un territorio alejado de la realidad, un escenario utópico de felicidad donde la gente vive en abundancia.

Sabemos que esto no es así. Sobrevivimos en Polombia a través de la informalidad, de la sobreexplotación, del rebusque diario; en esta Colombia un cartón de huevos no vale $1800 como creen los políticos que no hacen mercado, que no caminan las calles, que no se queman con el sol día a día.

Si a este panorama le superponemos el lapsus lingüístico del presidente Duque en su discurso cuando en vez de decir Colombia dice “Polombia con P mayúscula” la obra de Caro adquiere una importancia generacional para el país del siglo XXI y una intervención artística que señala las falencias administrativas y gubernamentales de los políticos en medio de la crisis estructural mostrada por la pandemia del coronavirus.

Más que una burla o mofa a un lapsus lingüístico presidencial es un recordatorio de como la imposición de ideas, culturas y pensamientos es un hecho recurrente en el país.

 

¿Se tiene pensado hacer más murales de Antonio Caro?

Claro. El arte de Caro no para, es un homenaje a su legado. Cúcuta debe conocer a este artista y su crítica constante a los escenarios políticos y culturales.

 

¿Qué otros artistas se han dialogado para adaptarlos a un mural?

 Caro ha sido el artista que se conecta con la frontera, con la juventud y con la crítica cultural.  En consenso con Les Lokes del Ritmo (LLDR) se elegirá otro autor representativo, en su momento sabrán de quien se trata y que obra vamos a plasmar en las paredes de esta bella y colorida ciudad.

Image
La obra original de Caro data del 1978, hoy 43 años después sigue siendo asertiva para los movimientos sociales /Cortesía
Image
La opinión
La Opinión