Galería artística rinde homenaje a la frontera

Domingo, 8 de Marzo de 2020
Esta es la última semana de exposición.

Tras cinco años de ausencia regresó a la frontera el Salón de Artes Plásticas y Visuales en el marco de las actividades para conmemorar la Batalla de Cúcuta.

El evento fue liderado por Amparo Cárdenas, Eduardo Serrano y Juan David Quintero, jurados encargados de hacer la evaluación de las 47 propuestas que se postularon a la convocatoria.  

En general se recibieron obras de taller o salón, así como instalaciones a escala urbana, grafitis y métodos vanguardistas que recrearon la situación actual de la frontera.

“Estos procesos además de generar una conciencia colectiva, ayudan a formar nuevos pensamientos reflexivos  sobre una situación tan compleja como lo es la migración.  El arte no es ajeno a  la historia y  se puede reflejar en las obras expuesta”,  expresó el jurado Serrano.

La inauguración de la galería se hizo en el centro cultural Quinta Teresa y fue precedida por una velada cultural, donde se dio espacio a la música, el arte y además se entregaron los reconocimientos a los artistas.

Lea además El Despertar y Divididos le dan vida al cine cucuteño

Obras destacadas 

Durante la ceremonia se entregaron cuatro reconocimientos y cinco menciones de honor.   

Los ganadores fueron seleccionados por unanimidad de los jurados, destacando que cada uno de ellos cumpliera con la temática recomendada, además de tener coherencia y cohesión al momento de sustentar las muestras artísticas en la parte escrita. 

El primer premio fue otorgado a Rosa Delia Duarte, por Hilos migratorios. Su obra fue desarrollada en un tablero MDF  con materiales poco convencionales en el arte como los hilos de colores, clavos e impresión. 

La artista desarrolló una acción participativa en la que involucró intencionalmente a los venezolanos migrantes, que después de muchos kilómetros caminando llegan a descansar al refugio de la Cruz Roja, ubicado en el municipio de Los Patios.

La actividad recibió por nombre ‘Tómate un café y cuéntame tu destino’. Allí mientras el caminante se tomaba una bebida,   se le pidió que hablara sobre su destino y lo marcara con un hilo sobre el mapa impreso que se encontraba en el lugar. 

De esta acción surge un gran tejido que poco a poco se convierte en un Hilorama, el cual es el resultado final.

“En total participamos 51 personas en la construcción de este proyecto,  acá se pueden ver reflejado los sueños, esperanzas, miedos e ilusiones de las personas que tuvieron que salir de su país para buscar nuevas oportunidades”, reflexionó Duarte.

El segundo lugar lo ocupó el venezolano Richard Alexander Moncada, con el grafito Marcas de territorio. La obra se compone de cuatro modelos cuyo arte hace referencia a los petroglifos y al migrante venezolano.

“Este proceso es el resultado de dos años de investigación sobre la transformación de los migrantes, específicamente del barbero.  Lo que en Venezuela era un aspecto superficial de belleza, en Cúcuta se convirtió en una nueva forma de vivir”, expresó Moncada.

De igual forma, el artista hizo una comparación sobre los diseños simbólicos que antiguamente grababan los nómadas en las rocas donde pasaban la noche, con los cortes que manejan actualmente los barberos como parte de su identidad a la hora de trabajar. 

La última distinción fue entregada a Samir Alberto Quintero, por el acrílico Contramonumento paisajero. Mezclando la técnica de Fumage (humo de vela) y cartulina opalina, el artista representa a varios caminantes con su maleta en mano junto a una escultura de ladrillos y zapatos.

“Debemos entender que todos podemos ser migrantes incluso en nuestra propia casa, olvidamos la esencia de las cosas pequeñas y aumentamos el valor de los objetos efímeros, así como se puede observar en la pintura”, indicó Quintero. 

A nivel urbano la distinción fue recibida por Jhorman Tariba y Jesús Parra del grupo Elemental Crew Colectiva, cuya obra combinó las técnicas de grafiti con vinilo sobre pared ubicada en el barrio San Miguel junto al Canal Bogotá. 

Las obras Entre líneas, de Wilmer Useche; Mis hijos y yo, de Andrea Daza; Ejercicio de Liberación Nacional, de Israel Hernández; El Bolivarnica, de Gabriel Castillo y las obras de los estudiantes del club de aprendizaje Eureka, recibieron menciones especiales.