Gremios locales rechazan la reforma tributaria

Martes, 27 de Abril de 2021
Los gremios de Norte de Santander aseguraron que el proyecto de reforma tributaria frenará la economía.

El desacuerdo con el texto de la reforma tributaria que se radicó ante el Congreso de la República por parte del Gobierno Nacional, llegó hasta los gremios de Norte de Santander, quienes consideran que este no es el mejor momento para implementar una reforma que genere más impuestos.

“Todo lo que implique más impuestos va a frenar esta economía que ha sido duramente golpeada con esta pandemia. Sería irónico hablar de reactivación económica sabiendo que cursa una reforma tributaria. Con estos nuevos impuestos a la canasta familiar, por ejemplo, frenaría el ahorro y por ende no habría capacidad de consumo”, manifestó Olimpo Peñuela, presidente de la Corporación de Industriales del Calzado y Similares de Norte de Santander (Corpoincal).

Y agregó que “el Gobierno debe buscar otros mecanismos como una austeridad en el gasto público, no atacando la canasta familiar, que es la que golpea a la clase obrera”.

Así mismo, el sector textil local, también, manifestó su inconformismo y a través de un comunicado la Cámara Colombiana de la Confección y afines dijo que la propuesta de reforma tributaria “es un desincentivo a las ventas a través del mercado digital lo que agudizaría la pérdida de empleo en el sector textil confección”.

Manifestaron que “será imposible continuar atendiendo el llamado del Gobierno Nacional a seguir incursionando en las ventas a través de las plataformas digitales si se avanza en el proyecto de la reforma, ya que se están gravando las comisiones de las tarjetas débito y crédito derivadas en las ventas por internet, es decir comprando con tarjeta va a salir un 19 % más caro que comprar en efectivo, logrando que los costos de los productos crezcan de manera exorbitante”.

Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección dijo que: “el Gobierno debe de ser consciente de que se necesita reducir la brecha existente en materia de competitividad, por ello, consideramos que el incremento del precio de los combustibles, el desincentivo de las ventas de los canales digitales podrían a Colombia en contravía de la dinámica mundial de implementar y fortalecer las ventas digitales”.

Por su parte, Luis Lima, director de la Cooperativa de Porcicultores de Norte de Santander (Coporcinor), también fue enfático al manifestar que con esta reforma será el consumidor el que finalmente se verá perjudicado.

“Se quiera o no, el impacto se va a sentir en el bolsillo del consumidor. Si se encarecen los insumos, el producto va a subir. Desde el sector porcino se ha sentido un alivio con la devolución del IVA que se tiene, pero ahora ese beneficio se va a perder. Nosotros seguramente seguiremos producción, pero las consecuencias de esta iniciativa serán negativas para todos”, dijo Lima.

Para la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en Norte de Santander, la reforma tributaria es un desacierto total del Gobierno.

Martín Cruz González, presidente de la CUT en la región, dijo que “no aceptamos lo que nos quieren presentar. El IVA a los servicios públicos, al combustible, a la canasta básica, es intolerable. De esa manera, no se logra estabilidad económica”.

La denominada “Ley de Solidaridad Sostenible” por el Gobierno tiene como objetivo recaudar una cifra cercana a los $25 billones.

Uno de los puntos más controversiales de este proyecto es la implementación de impuesto a insumos del sector productivo, el pago de renta de personas naturales y pensionados, entre otros aspectos.

Image
La opinión
La Opinión