Escuchar este artículo

Por el paro, las exportaciones de carbón están congeladas

Viernes, 14 de Mayo de 2021
Represamiento en las minas, trabajadores sin ir a los yacimientos, deterioro de la infraestructura y envíos incumplidos por los bloqueos.

La afectación del sector del carbón y el coque llegó a un punto crítico en Norte de Santander.

A diario, se están dejando de movilizar más de 9.000 toneladas para exportar, ocasionando pérdida de más de $ 5.000 millones, según informó la  Asociación de Carboneros de Norte de Santander (Asocarbonor).

A eso se suma el represamiento de unas 11.000 toneladas de carbón en las minas. Esto pone en riesgo el trabajo directo de unas 1.000 personas, quienes no han podido movilizarse a los puntos de trabajo.

“Después de 11 días de bloqueos, presentamos represamiento en las minas, trabajadores sin poder ir a sus puestos de trabajo, imposibilidad de llevar alimentos, deterioro de la infraestructura minera, exportaciones incumplidas y buques cancelados. Invitamos a buscar y construir salidas urgentes a la crítica situación que está viviendo la industria”, manifestó Asocarbonor en un comunicado.

También hacen un llamado urgente a despejar las vías. “Es inaudito que el Gobierno Nacional no actúe ante los bloqueos y por el contrario le de la espalda a la continuidad de una industria que también reclama derecho al trabajo, somos aportantes de desarrollo rural y tenemos más de 230.000 personas que derivan su sustento de esta actividad. Estamos próximos a cumplir quincenas y no tenemos como solventar sus necesidades”.

A través de la Gobernación de Norte de Santander y la Alcaldía de Cúcuta, se vienen desarrollando mesas de trabajo para levantar los bloqueos en las vías de departamento. Ayer se levantó el que había entre Cúcuta y El Zulia. Sin embargo, esto no representa un alivio completo, pues los bloqueos nacionales siguen.

“Reclamamos al Presidente de la República atención y acción inmediata en el restablecimiento de las vías y garantías de seguridad a las zonas de producción”, puntualizó el gremio.

Según el informe de afectación del sector, se está dejando movilizar una flota de 270 vehículos al día.

Otros que se han visto afectados han sido las comercializadoras de estos productos que han dejado de hacer su actividad por culpa del paro.

Las pérdidas, según manifestaron, son incalculables y esperan que la situación mejore lo más pronto posible, porque esto afecta la contribución a la reactivación económicas de la región.

“Vemos con gran preocupación el panorama, la afectación es evidente y cada día que pasa observamos el deterioro en la confianza que tenemos como departamento y como país ante inversionistas y el comercio internacional, en el que los compromisos de exportación de los minerales a mercados de América, Europa, India, entre otros se han visto afectados”, aseguró la comercializadora Carbomax.

En 2020, para el sector industrial y minero energético, las exportaciones tuvieron una disminución del 20,2 % en comparación con el año anterior, siendo las exportaciones de productos minero energéticos las que representan el 84,4 % de las exportaciones del departamento.

Otros sectores

Las consecuencias del paro también han afectado a sectores como el de los alimentos, la arcilla, el combustible y la palma de aceite. De este último está buscando la manera de poder sacar 3.000 toneladas que hay represadas en la zona del Catatumbo.

En Norte de Santander hay 12 municipios afectados. En Cáchira, Bucarasica, Hacarí y Toledo, el combustible ya presenta desabastecimiento.

Sin embargo, aún no se presenta un desabastecimiento total de vivieres.