Escuchar este artículo

Errores más comunes que cometen las mujeres con su dinero

Viernes, 11 de Mayo de 2018
Saber cuáles son las fallas ayudará a desarrollar un plan para una adecuada administración de las finanzas.

Tanto los hombres como las mujeres son iguales al referirnos de educación financiera y ninguno tiene una inteligencia mayor, a pesar de que existen más hombres ricos que mujeres. Pero este artículo ofrece cinco consejos para las mujeres.

Así como hay hombres que no son muy buenos administrando su dinero, también hay mujeres que cometen los mismos errores.

Entender en qué puede estar fallando una persona a la hora de controlar sus finanzas le ayudará a desarrollar un plan y corregir los aspectos necesarios para comenzar a administrar de forma correcta sus ingresos y ahorros.

Lea además Las edades para planificar el éxito financiero

Estos cinco errores puede que no sea algo que les suceda a todas las mujeres, pero los consejos pueden ser muy útiles.

Las deudas

Muchas mujeres cometen el gran error de vivir por encima de sus posibilidades.

Es indispensable comprender que si no tiene dinero para asumir los pagos de una tarjeta de crédito, entonces no la utilice a menos que se trate de una emergencia real.

Evite cargos por pagos atrasados que lo único que hacen es aumentar su deuda. Si no puede hacer los pagos a tiempo, lo mejor es que se comunique con su institución financiera y les explique la situación para que sean ellos quienes la asesoren y elaboren un nuevo cronograma de pagos.

No ahorrar

Sus ahorros siempre deben ser una prioridad. Es muy tentador dar regalos a sus hijos, nietos y seres queridos, sin embargo, es fundamental que piense primero en sus propios ahorros o en su fondo de jubilación y después evalúe cuánto puede gastar en obsequios.

Le puede interesar Claves para incentivar el ahorro en los niños

No gestionar las finanzas de la familia

Es cierto que muchas mujeres están involucradas en la gestión financiera del día a día en el hogar, como el pago de facturas o las compras en el supermercado; sin embargo, la cantidad de mujeres que participan en las grandes decisiones financieras es mucho menor y a menudo les dejan cosas como los planes de jubilación o las inversiones a su cónyuge o pareja.

No separar el dinero de las relaciones

Para nadie es un secreto que a las mujeres les gusta siempre quedar bien con todos y ayudar siempre cuando un ser querido tiene problemas. 

Sin embargo, a pesar de que las finanzas son una buena manera de demostrar afecto, también son una trampa para sus ahorros. 

Si alguien le pide dinero prestado y no cuenta con fondos suficientes para hacerlo, no lo haga.

Evite sacrificar tus ingresos para satisfacer las necesidades, deseos o problemas de los demás.

No negociar

Al momento de hacer compras, ya sean grandes o pequeñas, son muy pocas las mujeres que piden una rebaja o llegan a un acuerdo en relación al precio de algo.

Para los hombres, las negociaciones son algo divertido y emocionante, mientras que las mujeres pueden llegar a sentirse nerviosas.

Esto no significa que todas las mujeres sean “malas” con el dinero; la próxima vez que realice una compra o venda algún artículo y vea la oportunidad de negociar, hágalo.

Podría llevarse una sorpresa y unos cuantos billetes más en el bolsillo.

Image
Colprensa
Colprensa