Escuchar este artículo

‘Mano de obra calificada e innovación es lo que le falta a la región’

Lunes, 25 de Febrero de 2019
Se desarrollan proyectos como 'Influencia de la tasa de desempleo sobre la competitividad en Cúcuta entre 2008 y 2018'.

Cúcuta y su área metropolitana se encuentran sumidos en una crisis económica que no sólo se debe a los problemas sociales y políticos del vecino país, si no que datan desde el 2015 e incluso antes por el alto grado de dependencia comercial que se creó con Venezuela desde los años 70.

Para explicar esta situación, los estudiantes de la maestría de Ciencias Económicas de la Universidad de Pamplona, Sonia Arango y José Vargas Yuncosa, bajo la tutoría de Luis Manuel Palomino, decano de la facultad de Ciencias Económicas, y el apoyo de la docente Juliana Meza y la gerente de la Comisión Regional de Competitividad, Marcela Angulo, desarrollaron los proyectos: Influencia de la tasa de desempleo sobre la competitividad en Cúcuta entre 2008 y 2018 y Diseño metodológico para la formulación de una política pública que fomente el desarrollo económico local.

Vargas indicó que la zona de frontera no puede copiar la política pública de otra región para generar progreso en la economía. “La idea del proyecto es plantear una metodología para crear una política pública aterrizada, donde se vincule al sector privado, público, empresarios, gremios, industriales y academia”, indicó.

El objetivo, según Vargas, es ofrecer a Cúcuta como una plataforma de inversión para que aumente la llegada de capitales que permitan la generación de empresa y empleo a raíz de beneficios tributarios que deben generar los gobiernos locales y no esperar las medidas a nivel nacional.

“La alcaldía debe tener entre sus políticas fomentar las exoneraciones tributarias, como el predial o por generación de empleo, condiciones que hagan esta plaza llamativa para la generación de empresa”, explicó Vargas.

Meza señaló que para generar un modelo de desarrollo económico local que permita disminuir el desempleo y la informalidad, hay que desarrollar una base productiva sólida y que Cúcuta aproveche su potencial económico y de recursos humanos.

“Sectores como las cerámicas, el calzado, el carbón y las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) tienen gran potencial y son estratégicos para Norte de Santander porque según el Índice de Competitividad de las Ciudades, Cúcuta aporta el 68,1 % del PIB de Norte de Santander”, indicó.

La docente de la Universidad de Pamplona señaló que las apuestas productivas para el incremento del índice de competitividad y el fortalecimiento del aparato productivo definidas entre la comisión y los dos académicos son la palma de aceite, los cultivos forestales, la madera, la hortofrutícola, el cacao, el carbón, la arcilla, el cuero, calzado y sus manufacturas, las confecciones y el turismo.

Le puede interesar Leve alza en la tasa de desempleo en Cúcuta

Las claves

El departamento requiere inversión en infraestructura, educación ciencia y tecnología, porque esto permitirá desarrollar una base productiva sólida que no esté ligada a la vulnerabilidad de la economía fronteriza.

En los trabajos de investigación se destaca los altos índices de pobreza tanto monetaria como extrema de la ciudad, Cúcuta desde 2010 ha estado en un promedio de 41 % en pobreza monetaria y 11 % en extrema, según los datos obtenidos por los académicos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

La tasa de desempleo de Cúcuta, según el Dane, fue de 16,3 % para 2018, la cifra está por encima de la registrada en 2017( 15,9 %) y es la segunda más alta del país.

Vargas enfatizó que en la región hace falta mano de obra calificada y que empresas como PatPrimo han venido a la ciudad a buscar trabajadores para crear maquilas. Por eso, el académico propone que la innovación y la preparación laboral sean pilares para las empresas e industrias de la región.

“Las exportaciones de productos naturales como el carbón no cayeron, cayó las exportaciones de productos transformados, como el calzado y los textiles, esto ocurrió por la falta de innovación que le ha restado competitividad a los sectores económicos del departamento”, manifestó.

La conclusión del trabajo de investigación es que para Cúcuta es necesario un plan de incentivos tributarios para los empresarios que lleguen y los que están; capacitación para generar mano de obra calificada y fomentar la innovación.

Según los investigadores, la fortaleza de la región es estar ubicados en una zona estratégica que además cuenta con un potencial enorme en el sector agropecuario.

Meza finalizó diciendo que es necesaria la participación activa de los gobiernos para la creación de estrategias y planes de desarrollo que propicien financiación y el sostenimiento de las empresas del departamento. “Se debe fomentar el desarrollo de la región porque el objetivo es que Cúcuta no vuelva a depender económicamente de la frontera”, agregó.

Image
Daniel Villán Bustamante