Escuchar este artículo

Norte de Santander: estaciones de servicio no irán a quiebra

Jueves, 21 de Abril de 2022
La nueva reglamentación técnica significará inversiones extras, pero no se afectarían el funcionamiento.

Mientras la entrada en vigencia de la Resolución 40198 de 2021,  que contiene  nuevas normativas técnicas para las estaciones de servicio, ha causado conmoción a nivel nacional, en Norte de Santander, la implementación se toma con calma. En el país se ha hablado de que estas adopciones podrían llevar a la quiebra, pero en la región el panorama es diferente.

El documento que busca el fortalecimiento de la industria y prioriza la seguridad tanto del usuario como de las estaciones, tendrá una vigencia de 5 años, tras la entrada en vigor el pasado 30 de marzo de 2022.

Para María Eugenia Martínez, directora ejecutiva y asesora jurídica de la Asociación de Estaciones de Servicio de Norte de Santander (Asesnort), las estaciones no deben tener miedo al nuevo reglamento técnico.


Le puede interesar: Colombia aumentó sus ingresos por participación digital de los clientes


No hay por qué preocuparse. Es un reglamento que se viene perfeccionando desde 2013. Ha pasado varias consultas públicas, se han hecho más de 12 mesas con las agremiaciones. Esto no es nuevo, viene desde hace 9 años.  El negocio de las estaciones de servicios es la venta de productos altamente inflamables y lo que se busca es precisamente dar más seguridad, que la gente haga las cosas mejor”, dijo Martínez.

De acuerdo con la Dirección de Hidrocarburos, los gastos bajo el presupuesto del 100% de los requisitos objetos de regulación, tan solo el 7% son realmente nuevos, puesto que los demás requisitos vienen de la obligación del decreto de 2015.

Norte de Santander tiene 204 estaciones de servicio registradas, distribuidas de la siguiente forma: Cúcuta y su área metropolitana (83), Ocaña (35), Ábrego (23), La Esperanza (9), Pamplona (8), Tibú (6), Toledo (5), El Carmen (5), Convención (4), Teorama (3), San Calixto (3), La Playa (3), El Tarra (3), Cáchira (3), Bucarasica (2), Chinácota (2), Hacarí (2), Sardinata (2), Bochalema (1), Durania (1) y Ragonvalia (1).

Santiago Soto Luna, abogado especialista en derecho minero energético, explicó que es este tipo de actualizaciones son muy importantes para estar a la vanguardia de la normativa internacional.


Lea también: Qué es la tasa de interés y por qué la cobran


“Ante una visita del Ministerio de  Minas es importante tener todo al día para evitar sanciones que sí podrían levarlo a una eventual quiebra o ante algún accidente, se puede pasar de las sanciones a asuntos legales y eso es más complejo”, dijo Soto.

Sobre si estos cambios podrían generar quiebras, la funcionaria de Asesnort, dijo que esto “es falso”.

“Si bien es cierto que se van a tener que hacer inversiones de acuerdo con el requerimiento de cada estación, el impacto no será tan extremo. Lo que pasa es que hay mucha desinformación al respecto. Ahora hay estaciones modernas que no tienen por qué preocuparse. Las más antiguas tendrán que ajustar algunas cosas, pero el Ministerio (de Minas) les va a dar tiempo suficiente. El llamado es a que no se asusten porque no es algo de otro mundo “, dijo Martínez.

Los cambios, como el de las pistolas,  por ejemplo, se tendrán que aplicar inmediatamente a las nuevas estaciones, pero las más antiguas podrán adoptar esta medidas cuando tenga que hacer el cambio por deterioro o daño

En el nuevo reglamento también se incluye el acompañamiento de un funcionario de la Dirección de Hidrocarburos en la primera inspección de las estaciones de servicios, ubicado en las zonas de frontera, para ejercer mayor control con la aprobación de las instalaciones en estos municipios.


Lea aquí: Alza de insumos, frena la reactivación empresarial


Mario Arévalo, presidente ejecutivo de Coomulpinort, manifestó que ellos han estado adoptando las medidas sin ningún traumatismo. Confirmó que si tienen que hacer inversiones, pero que son necesarias en pro de mejorar las condiciones de la prestación del servicio.

El negocio de la estaciones de servicio en Norte de Santander es uno de los que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años. Hace 5 años, solo existían alrededor de 30 o 35 estaciones de servicio, pero el cierre de frontera obligó a que los nortesantandereanos formalizaran las estaciones de servicio de la región. Actualmente, el cupo combustible exceptuado es de 12,7 millones de galones, aunque el consumo alcanza los 17 millones de galones.

Las estaciones de servicio estarían generando entre 5 y 10 empleos directos lo que significa que el sector contribuye con unos 3.000 empleos para la región.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda