Escuchar este artículo

Nuevo texto de la reforma no afectará a la clase media

Sábado, 5 de Junio de 2021
El Gobierno aseguró que los más pudientes, adinerados, son los que van a financiar la reforma estimada en $14 billones.

A 15 días de que se acaben las sesiones ordinarias del Congreso y en medio de las manifestaciones nacionales, el Gobierno avanza en el texto de la reforma tributaria para financiar un paquete de ayudas sociales y estabilizar la economía.

De acuerdo con declaraciones del ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, las reuniones de consenso que se han hecho van por buen camino.

El funcionario explicó que hay varias coincidencias en algunos frentes como es el monto a recaudar, que hasta el momento se mantiene en $14 billones.

De igual manera, el ministro destacó que la prioridad de esta iniciativa será la inversión social en los más vulnerables, las oportunidades de empleo, educación y en los micro y pequeños empresarios.

“Tenemos claro que no se tocará a la clase media. En eso hay consenso. Además, no se aumentará la base de personas naturales en renta, no se afectará el IVA, ni a los pensionados”, dijo Restrepo.

Consenso, el aliado

El presidente Iván Duque planteó un gran consenso que reúna las propuestas de los distintos sectores, para sacar adelante una reforma social que extienda los programas de protección a las familias más vulnerables, los incentivos a las micro, pequeñas y medianas empresas y la cobertura de la gratuidad educativa, entre otros, estrategia que se debe financiar con los ingresos de los más pudientes.

“Aquí la propuesta que nosotros hemos hecho implica recoger la propuesta de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), la del Consejo Gremial Nacional y la de los partidos políticos, para tener un gran consenso que nos permita a nosotros sacar adelante una reforma que extiende los programas sociales Ingreso Solidario y Devolución del IVA, que también extiende los programas de incentivos a las empresas, que amplía las coberturas de gratuidad educativa y otra serie de inversiones sociales”, indicó Duque.

Aseguró que la reforma se debe financiar con el aporte de las personas más adineradas y pudientes, “de manera que no haya ningún espacio ni para la duda ni para la discusión, porque se construye es un elemento básico de equidad: los que más tienen, ese 1% que más tiene en nuestro país, financian esta agenda social importante y necesaria”.

En ese sentido, el ministro José Manuel Restrepo lideró una jornada de foros sobre el proyecto de inversión social, organizados en el Congreso de la República, durante cuatro jornadas consecutivas, en las que participaron amplios sectores sociales, presentando propuestas e iniciativas.

De acuerdo con lo que se ha podido conocer, las cuentas que estarían haciendo desde el Gobierno es que el 40% de las fuentes de recursos serían producto de más impuestos a empresas y a las personas naturales de mayores ingresos, otro 20% de impuestos a empresas y personas. La austeridad en el gasto público aportaría 20% y el 20% restante provendría de la prevención de evasión y elusión de impuestos. La venta de activos de la Nación, aportaría un porcentaje mínimo.

Los tiempos que quedan

Aunque no hay fecha exacta para la presentación del texto final, lo que estaría pensando el Gobierno es que, dependiendo del ambiente político, el Gobierno presentaría la reforma la próxima semana para que sea aprobada en lo que queda de legislatura. De ser así, tendría que salir con mensaje de urgencia.

Otra de las opciones que contemplan es que se presente antes de terminar esta legislatura, se dé le primer debate y se termine de aprobar después del 20 de julio, cuando empieza el próximo periodo.

Image
La opinión
La Opinión