Escuchar este artículo

Cae hombre con 50 denuncias por estafa

Lunes, 9 de Noviembre de 2020
Cristian Manuel Lizarazo Capacho delinquía desde 2015 y amenazaba a sus víctimas.

La frialdad y la valentía que ostentaba Cristian Manuel Lizarazo Capacho para presuntamente estafar, intimidar y amenazar de muerte a sus víctimas, se le acabaron la noche del sábado, cuando uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) lo detuvieron en el Canal Bogotá, mientras compartía con algunos amigos.

Desde el 27 de octubre, las autoridades tenían en su poder la orden de captura expedida por el Juzgado Tercero Penal Municipal, con función de control de garantías de Cúcuta, por  estafa agravada. Fue ubicado en el sector conocido como Zapatico en el barrio Cundinamarca.

Las autoridades conocieron que, desde 2015, Lizarazo estafó al menos a 50 personas, engañándolas con falsas propuestas de trabajo a través de las redes sociales.

Las investigaciones fueron adelantadas por la Fiscalía Primera Local de Patrimonio Económico, en coordinación con la Sijín de la Policía Metropolitana de Cúcuta.

Lea también: 'El Cabezón' y 'Lele', a responder por la muerte de Brayan Castro

“Primero me llamó y me ofreció un trabajo para vender motos, pero a la vez, me pidió todos mis datos personales y la dirección de donde vivo y hasta datos de mi familia. Luego, como yo le dije que no tenía plata para consignarle, empezó a insultarme y me dijo que yo lo estaba extorsionando y que iba a matar a toda mi familia”, dijo una de las víctimas de Lizarazo.

El detenido acostumbraba a exigirles entre $40.000 y $50.000 con la excusa de que se invertiría en los uniformes para empezar a trabajar.

Lizarazo les pedía que le consignaran el dinero a través de una empresa de apuestas con su nombre propio y la cédula de ciudadanía.

Una vez que las personas consignaban el dinero y verificaban el lugar del supuesto local comercial de motocicletas, se percataban de que todo era falso y en ese momento le perdían el rastro.

No obstante, Lizarazo las intimidaba con amenazas para tratar de evitar que lo denunciaran.

Otra de las estrategias era ofrecer empleos de mensajero y administrador, por lo que prometía una presunta ayuda para comprar una motocicleta nueva y tramitar la licencia de conducción.

Image
La opinión
La Opinión