Escuchar este artículo

Incendio dejó en la calle a una familia de escasos recursos

Una vela provocó la conflagración.

Ayer, las lágrimas, la desesperación y la tristeza se notaban en los rostros de los habitantes de una humilde casa de tablas con techos de zinc, ubicada en la calle 25 con avenida 25, de la  invasión Getsemaní, que quedó reducida a cenizas.


Lea: Asesinan a un comerciante de repuestos para motos en vereda de San Cayetano


Unas máquinas de coser, electrodomésticos y muebles se quemaron rápidamente, en este lugar donde funcionaba un taller de costura de sandalias, que luego vendían en el centro de Cúcuta.

La conflagración inició a la 1:20 de la tarde, cuando un niño de 4 años y una niña de 14 estaban dentro de la vivienda y encendieron una vela en una de las habitaciones.


Entérese: Lo sacaron de su casa para matarlo con sevicia en zona rural de Cúcuta


“Mi hermanito encendió una vela que estaba encima de la cama, provocando que el colchón, las tablas y todo lo que había en la casa se quemara. Yo estaba en el baño y al salir vi la pieza incendiándose, saqué al niño para la calle. A nosotros nos cuida una tía, que vive al lado, pero ahí no estaba”, indicó en medio de lágrimas la menor de edad.

Los Bomberos de Cúcuta recibieron la alerta a las 1:24 de la tarde, por lo que rápidamente salieron hacía esa invasión que está cerca del barrio Colinas. Dos camiones y seis funcionarios llegaron al sitio a atender la emergencia.

“Al llegar fue difícil, porque es una zona sin calles pavimentadas y las mangueras no llegaban hasta la vivienda. Al final apagamos la candela antes de que se propagara por las casas aledañas”, comentó uno de los bomberos que atendió la emergencia.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 13 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión