Escuchar este artículo

Las balas que truncaron el sueño de ‘Tarzán’ y su exesposa

Domingo, 31 de Julio de 2022
El hombre fue baleado el miércoles en el ‘Triangulo’ del parque Lineal

La expareja de Eivict Ramón Martínez Maizo, más conocido como ‘Tarzán’, lamenta que el sueño que tenían ellos dos, de salir adelante en Cúcuta, se haya ‘descarrilado’ por las malas decisiones de él y que lamentablemente hubiese sido asesinado, el miércoles.


Lea: Muere en accidente el popular ‘pra, pra, pra’ de Villa del Rosario


La pareja arribó a Cúcuta, procedente de Caracas (Venezuela), hacía un año y medio, con el sueño de montar un negocio y apoyar a sus familiares, que aún están en el país vecino. Ambos buscaban la manera de vender cosas en la calle o rebuscársela, trabajando en lo que les saliera.

Pero ese plan fue quedando atrás cuando ella notaba que Eivict Ramón salía a la calle y tardaba varios días en volver a la habitación en la que vivían con su hija de 5 años, y dos niños que él le ayudaba a criar a su pareja.

Por problemas personales, la relación se acabó, pero se mantenían en contacto, porque él le pasaba dinero para pagar la habitación, la comida o ayudar a su pequeña hija en lo que necesitara.

 

Se enteró tarde

 

A ‘Tarzán’ lo asesinaron el miércoles, a las 2:00 de la tarde, en la avenida 5 con calle 4, del barrio Latino, justo en el ‘Triángulo’ del parque Lineal, cuando caminaba por entre los locales de venta de repuestos, en compañía de una menor de 17 años, que resultó herida.


Conozca: 'De Película', así fue como un nortesantandereano se voló de La Picota


Según testigos, el asesino iba a pie y se le acercó por la espalda a la víctima, luego comenzó a dispararle. Martínez Maizo recibió dos balazos en la cara y la espalda, cayendo al suelo. La menor resultó herida y fue trasladada a un centro asistencial.

Ese día, la expareja de ‘Tarzán’ recuerda que tenía su celular en una prendería, pues la necesidad de darle de comer a sus tres hijos, la llevó a empeñar el teléfono.

“A nosotros nos conocían bastantes personas porque antes vendíamos cositas en la calle, me llamaban, pero el celular estaba apagado, entonces cuando yo voy tipo 3:00 de la tarde a sacarlo, me dice el que atiende la casa de empeño que tenía varias llamadas perdidas. Contesto unas de ellas y me dicen que habían matado a Eivict Ramón”, contó la mujer, en medio de las lágrimas.

Cuando ella llegó al sitio donde balearon a su exmarido, la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) ya se había llevado el cadáver para Medicina Legal, por lo que comenzó a hacer los papeles para reclamar el cadáver para darle el último adiós.

 

Un padre ejemplar

 

Lo más difícil para la mujer fue explicarle a su pequeña hija que su padre había muerto, recordó que la sentó y le comentó lo sucedido con sutileza. La respuesta de la menor fue algo que le llegó al alma.


Exclusivo: Por un tatuaje, cayó un presunto fletero acusado de robar $19 millones


Según comentó, como Martínez Maizo acostumbraba a decirle a la niña que su corazón le pertenecía solamente a ella, la pequeña, en medio de su inocencia, le pidió que le trajera ese órgano en una bolsita para guardarlo.

“Eso me dolió, porque él era un padre ejemplar, que siempre estaba con la niña y mis otros hijos. No había necesidad de llamarlo porque preguntaba que si faltaba algo y como vendía bicicletas me decía que esperara que un cliente se la llevara y me daba plata”, comentó.

 

Vendía bicicletas

 

Para ella es extraño que su exmarido haya terminado en malos pasos, porque era un buen comerciante de bicicletas, que se caracterizaba por cuidar de su clientela y buscar ‘barbachas’ para llevar unos pesos más a su hogar.

‘Tarzán’ fue capturado en 2021 por microtráfico en un allanamiento que las autoridades hicieron en una casa del barrio Latino y estuvo detenido durante 11 meses en la estación Centro.

Ella estuvo con él en esos largos meses, donde lo visitaba y lo aconsejaba para que recapacitara sobre las decisiones que tomaba, incluso recordó que él tenía la fe de salir libre y seguir vendiendo sus bicicletas tranquilamente.

“Uno no quiere que los hijos tengan un mal ejemplo, yo nunca estuve enterada de lo que él hacía. A mí me decía que vendía las bicicletas, porque él no sabía manejar la tecnología, pero era bueno para las cuentas, hasta ayudaba a mis hijos con las tareas de matemáticas”, sostuvo la mujer.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda