Escuchar este artículo

Rumbo a la cancha, muere jugador al pisar una mina

Martes, 18 de Agosto de 2020
A las 7:00 de la noche los médicos reportaron la muerte del hombre campesino.

Lo que comenzó siendo una tarde prometedora de buen fútbol, entre amigos, se transformó repentinamente en un infierno viviente. De camino a la cancha, la explosión de una mina antipersonal, seguida de los gemidos de dolor que lanzó Luis Alberto Arias Castellanos retumbaron en los oídos de los demás amigos y jugadores.

La desgarradora escena ocurrió la tarde del 15 de agosto, a tres cuadras de la escuela de la vereda El Socorro, de Tibú.

Tras activar accidentalmente la carga, la pierna derecha de Luis Alberto quedó destruida de la rodilla para abajo, las esquirlas también provocaron otras heridas.

 Sus amigos aferrados a una esperanza de vida por él, lo sacaron del camino, al tiempo en que alertaban por teléfono lo ocurrido, tanto a familiares como a las autoridades.

Eran las 4:30 de la tarde cuando la explosión detuvo el encuentro deportivo que se llevaría a cabo en la cancha de la escuela. Diez minutos después, el celular de la única hermana de Luis Alberto sonó. Ella  recibió la  mala noticia y de inmediato salió al sitio, ubicado a 20 minutos de Tibú.

“Cuando llegué ya había llegado una ambulancia y los amigos lo habían sacado en un carro. Yo lo acompañé desde ahí”, contó la hermana.

Luis Alberto primero fue llevado al hospital de Campo Dos, donde lo estabilizaron y luego lo trasladaron al hospital de Tibú. Las últimas palabras del hombre, de 27 años, y amante del fútbol se las expresó a su hermana.

“Me decía que tenía mucha sed, que le diera agua y lo ayudara. Al mismo tiempo, me pidió que llamara a mi mamá, porque él sabía que no iba a aguantar”, narró.

Lea También: Su expareja la atacó con puñal

Otra de las súplicas de Luis Alberto fue por su hija, de 9 años.

Mientras pedía que cuidaran a su pequeña, las caricias en la cabeza que le hacía su hermana trataban de darle aliento, pero no resistió y entró en un paro respiratorio.

“Lo pudieron revivir de camino a Tibú, pero cuando entró al hospital su condición era crítica. A pesar de eso, todos los doctores corrieron para atenderlo y hacer todo por él, pero fue en vano”, dijo la hermana.

A las 7:00 de la noche los médicos reportaron la muerte del hombre campesino, a quien su hermana describió como alegre y trabajador.

Más de la víctima

Luis Alberto, oriundo de Arauca, era labrador en una finca de esa vereda. Su familia y amigos cercanos lo llamaban de cariño Pichicho, por su particular pelo mono.“Quedé sola junto a mi mamá y mi sobrina. Esa mina nunca debió estar ahí, ese paso es de la gente”, finalizó la familiar.

Ayer, en horas de la tarde, el cuerpo de la víctima fue llevado a Tibú para que sus familiares y amigos le rindieran cristiana sepultura.

Hasta ayer, las autoridades no se habían pronunciaron ante este hecho. Históricamente, en la zona hacen presencia guerrilleros del Eln, disidencias del Epl y Farc.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda