Escuchar este artículo

Efecto Trump: enfrentamientos entre israelíes y palestinos

Jueves, 7 de Diciembre de 2017
Decenas de palestinos protestaron contra la decisión del presidente Donald Trump. 

Varios enfrentamientos estallaron en Cisjordania y la Franja de Gaza tras el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, al tiempo que el movimiento islamista Hamas pidió una nueva intifada (revelión palestina contra Israel).

Soldados israelíes y manifestantes palestinos se lanzaron en Hebrón, en el sur de Cisjordania, donde algunos colonos judíos viven bajo alta protección entre decenas de miles de palestinos, indicó un periodista de la AFP.

Le puede interesar: Hamas llama a una nueva intifada y milicia iraquí amenaza a EEUU

En Belén, Qalqilya y Yenín, en las afueras de Ramala, también hubo enfrentamientos esporádicos. Los equipos médicos anunciaron haber atendido a dos heridos por balas de goma y a 14 por gases lacrimógenos.

Los dirigentes palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupado y luego anexado por Israel en 1967, como la capital del estado al que aspiran. Pero Israel considera que todo Jerusalén, tanto el este como el oeste, es su capital “eterna e indivisible”.

Hasta ahora la comunidad internacional no ha querido reconocer a Jerusalén como capital, una cuestión muy delicada y clave en el proceso de paz. En Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad, considerada como ocupada por la comunidad internacional, las tiendas y las escuelas fueron cerradas por la huelga convocada por grupos palestinos.

Lea además: El mundo repudia reconocimiento de Jerusalén como capital israelí

También se esperan manifestaciones durante la jornada en Ramala, la capital política palestina, en Belén, también situada en la Cisjordania ocupada, y en varias localidades de la franja de Gaza, un territorio palestino sometido al riguroso bloqueo israelí.

Por su parte el movimiento Hamas, que gobierna la franja de Gaza, pidió un nuevo levantamiento popular. “No se puede hacer frente a la política sionista de Estados Unidos más que lanzando una nueva intifada”, dijo el jefe de Hamas, Ismail Haniyeh, en un discurso pronunciado en Gaza. El ejército israelí anunció por su parte el despliegue de refuerzos militares en Cisjordania. 

El reconocimiento de Jerusalén ha provocado la cólera de los líderes de la Autoridad Palestina, la entidad reconocida internacionalmente como prefiguración de un futuro estado palestino independiente. 

También: Papa pide que se respete el statu quo en Jerusalén

La decisión desacredita a Estados Unidos como mediador de paz, un papel que tuvo durante décadas, expresó el presidente palestino Mahmud Abas.

El tema religioso

La iniciativa asesta un duro golpe, sobre todo a Jordania, guardián de los lugares santos de Jerusalén desde hace casi un siglo y que firmó un acuerdo de paz con Israel en 1994.

Con el apoyo a “las políticas de judaización, de colonización”, Washington toca “lo que se puede calificar de legitimidad religiosa del régimen jordano” sobre Jerusalén, explica Al Rantawi.

Jordania tachó la decisión estadounidense de “violación del derecho internacional”. 

Arabia Saudita, guardiana de los lugares santos de La Meca y Medina, tampoco puede permanecer indiferente ante Jerusalén, tercer lugar santo del islam. 

Según Giorgio Cafiero, director general de Gulf State Analytics, gabinete de asesoramiento de riesgos con sede en Washington, Riad es favorable a un acercamiento a Israel para hacer frente común contra la influencia regional de Irán, pero no a cualquier precio.

Image
AFP
AFP