Escuchar este artículo

A pico y pala, soldados y campesinos retiran derrumbes en zona rural de Ábrego

Miércoles, 30 de Junio de 2021
Los líderes sociales manifiestan que están abandonados por parte del Estado y solicitan recursos encaminados a contratar maquinaria y dejar en buen estado la carretera.

Una alianza de mutua colaboración se suscribió de manera verbal entre las tropas del Batallón de Infantería Número 15 Santander y el sector campesino, para despejar los derrumbes existentes en la vía que conduce hacia el páramo de Jurisdicciones, comprensión rural del municipio de Ábrego.

Los torrenciales aguaceros acompañados de vientos huracanados de los últimos días han deteriorado las vías terciarias en esa población generando traumatismo para el intercambio comercial entre los labriegos de la región.

Los líderes sociales manifiestan que están abandonados por parte del Estado y solicitan recursos encaminados a contratar maquinaria y dejar en buen estado la carretera. Asimismo, subsidios para el cuidado de los recursos naturales.

Los uniformados de la unidad táctica adscritos a la Trigésima Brigada del Ejército coordinan con los presidentes de las Juntas de Acción Comunal (JAC) de las veredas de la zona el despeje de la arteria afectada por la ola invernal para dar paso a víveres, insumos y productos agrícolas.

“Contamos con una base militar en la parte alta de la montaña y las condiciones de la vía impiden el normal traslado de los alimentos, entonces coordinamos una acción social integral para mitigar el problema”, señaló el comandante del Batallón de Infantería número 15 Santander, coronel Iván Darío Muñoz Bula.

“En esa zona nace el río Algodonal y se encuentran las antenas de varios medios de comunicación, pero nunca reciben incentivos especiales”, indicó el presidente de la JAC, José Manuel Celis Rojas. 

Image
Soldados del batallón de Infantería Número 15 Santander coordinan con los campesinos el retiro de los deslizamientos de tierra. / Cortesía

 

La comunidad solicita al Gobierno Nacional, departamental y municipal, una mirada hacia ese lugar explotado por las empresas de telecomunicaciones y que nunca han recibido beneficio alguno.

“Al menos que envíen maquinaria pesada para retirar los grandes derrumbes ocasionados con el invierno que afecta a 7 veredas y al cerro de Jurisdicciones. No tenemos insumos para el ganado y las bestias se atascan en el lodo, no pueden avanzar”, recalcó el líder comunal.

Manifiesta que todos los años se presenta esa situación y es muy poca la ayuda por parte de los mandatarios de turno. “Con tanto beneficio que le han sacado al cerro por ser una de las zonas más altas del departamento. Las empresas nunca se han preocupado por la recuperación vial. Somos unas 400 familias afectadas que nunca recibimos la ayuda, al contrario, con la delimitación de los páramos quedamos ‘manicruzados’, pues con nuestras tierras ancestrales no podemos ni siquiera acceder a créditos bancarios para mejorar las condiciones de vida”. 

Image
Existen pasos intransitables que no permiten el paso de caballos ni de motos./ Cortesía

“Estamos bregando mucho y nadie nos quiere ayudar, únicamente los soldados quienes se han solidarizado al ver la situación crítica. Son 45 kilómetros, retiramos uno y se viene otro más grande, en dos días hemos invertido como cien jornales pero sigue lloviendo y ese esfuerzo se pierde ante la carencia de obras para proteger la calzada. Existe mucho terreno escarpado  y se puede perder la banca en algunos tramos, corriendo el peligro de quedar totalmente incomunicados”, puntualizó el líder. 

Existen pasos intransitables que no permite el galope de los caballos y la circulación de motocicletas, mucho menos carros para transportar insumos, alimentos y víveres a la región.

“En este sitio funcionan antenas repetidoras de las empresas, pero no existe retribución a la comunidad con proyectos productivos, reforestación, adecuación de las vías y el cuidado de los nacientes. Somos conscientes de la protección a las áreas estratégicas para garantizar el recurso hídrico en la región. No hemos recibido estímulos para sembrar árboles, sin embargo hacemos los planes de protección ya que desde el páramo se genera agua para los departamentos de Norte de Santander, Cesar y Santander”, agregó el presidente de la JAC. 

La funcionaria de la Oficina de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres, Marly García, indicó que el alcalde, Juan Carlos Jácome Ropero, conoce la problemática y adelanta las gestiones para trasladar la maquinaria con el fin de  habilitar esa vía terciaria y mejorar las condiciones de vida de los campesinos de la región.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia