Escuchar este artículo

Promueven reciclaje de desechos tóxicos en Pamplona

Martes, 16 de Mayo de 2017
Empopamplona lidera la campaña, para evitar que los residuos agroquímicos lleguen a las fuentes hídricas.

Para evitar que las fuentes hídricas se contaminen con residuos de plaguicidas que son utilizados por los productores para cosechar, las autoridades ambientales de Pamplona hicieron una recolección de envases y de bolsas plásticas.

La campaña la adelanta la Empresa de Servicios Públicos (Empopamplona), entidad que suministra el agua potable a 13.800 usuarios del municipio. Además, se cuenta con apoyo de Corponor, Policía Ambiental y Secretaría de Desarrollo.

La encargada de recoger los objetos es la Fundación Bioentorno, que los traslada para ser destruidos.

El proceso se inició hace más de dos años en las veredas Monteadentro, Alto Grande, Totumo, García y El Rosal. Allí se forman las nacientes que suministran el agua a las plantas de tratamiento Monteadentro y Cariongo.

De esta manera se busca que el líquido captado llegue a los procesos de purificación con la menor contaminación posible por agentes químicos utilizados en la agricultura.

La coordinadora de gestión ambiental de Empopamplona, Graciela Rojas Rincón, afirmó que en esta jornada se recogieron 200 kilos de residuos tóxicos de agroquímicos.

La funcionaria aseguró que los productores tienen en los predios un sitio de almacenamiento de los envases.

“La gente del campo ha entendido la importancia de una buena disposición final. Previamente les hacen un triple lavado, los cortan y empacan en costales”, sostuvo.

En este sentido, manifestó que cada tres meses existe el compromiso de recogerlos en los acopios para que no ocasionen daños al ambiente.

La meta según Rojas es que cada vez se vinculen más campesinos. 

El encargado de asuntos técnicos de la secretaría de Desarrollo Económico de Pamplona, Orlando Lizarazo, manifestó que se busca proteger las nacientes de agua por la mala manipulación de los residuos y minimizar el riesgo de intoxicaciones en niños.

Igualmente indicó que el proceso va encaminado a fortalecer las buenas prácticas agrícolas en las cinco veredas en donde brota el agua que surte a las dos plantas de tratamiento.

“Los beneficios son grandes teniendo en cuenta que se minimiza el impacto que se genera al tener regados en los predios estos objetos que se convierten en agentes contaminantes de los recursos naturales”, sostuvo.

Image
La opinión
La Opinión