JEP logró establecer que por lo menos 6.402 personas fueron víctimas de falsos positivos

Jueves, 18 de Febrero de 2021
En Norte de Santander se registraron 420 víctimas entre  1985 a 2016, donde el 82% de ellas se concentran entre 1999 y 2008 principalmente en el Catatumbo.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) logró establecer que por lo menos 6.402 personas fueron víctimas de falsos positivos en el país entre 2002 y 2008.

Así lo dio a conocer este organismo dentro de la investigación que se adelanta sobre este fenómeno como parte del denominado caso 03, dedicado a investigar las `muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes de Estado´, como oficialmente se denomina a los falsos positivos.

Esta investigación también reveló que el 66% de las víctimas en el país, se concentran en 10 departamentos. Por eso, en la primera parte de la investigación se priorizaron seis territorios, Antioquia, la Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta. Una decisión que según la JEP se tomó tras un exhaustivo proceso de contrastación de información que incluyó cuatro diferentes bases de datos.

Este proceso también arrojó que durante 2002 y 2008, bajo la presidencia de Álvaro Uribe, se registraron el 78% del total de la victimización histórica del país y añade que este fenómeno se redujo drásticamente en 2009, al pasar de 792 víctimas en 2008 a 122 casos reportados en 2009.

Esta estrategia de priorización se realizará de abajo hacia arriba con el objetivo de que se identifiquen en primera medida los partícipes, determinantes y máximos responsables a nivel local, para luego determinar quienes son los máximos responsables a nivel regional y nacional.

Bajo esta lógica también dijo que en la segunda fase de la investigación se analizarán los hechos ocurridos en los  departamentos de Arauca, Boyacá, Caquetá, Guainía, Guaviare, Sucre y Putumayo, entre otros.  

Subcasos

La JEP informó que la presente investigación no tiene un orden de prioridad adicional pues cada una avanzará de acuerdo a la disponibilidad de información y recursos.

En el caso del departamento de Antioquia, refiere que allí se registraron el 25% de los casos totales de falsos positivos en el país durante este periodo de tiempo. Siendo el año 2004 el año con más reportes.

Para este organismo de  Justicia Transicional, la  IV Brigada, con sede en ese departamento, podría ser la responsable del 73% de las muertes identificadas en el departamento entre los años 2000 y 2013.

Además referenció uno de los casos emblemáticos en esa materia en ese departamento que corresponde al  cementerio Las Mercedes en Dabeiba del que han entregado información ante la JEP 14 miembros de la fuerza pública, de distinto rango. La mayoría de ellos no habían sido investigados por la justicia ordinaria y quienes sí lo fueron, confesaron ante la JEP la comisión de crímenes nunca antes judicializados.

Por su parte en la Costa Caribe se informó que el 7,3%  de las víctimas se encuentran en el departamento del Cesar, seguido de la Guajira con un 4%. Para este caso, la sala priorizará en un primer momento la investigación de los hechos ocurridos entre enero de 2002 y julio de 2005 en el norte del Cesar y el sur de la Guajira que corresponden a muertes presentadas como bajas en combate por miembros del Batallón de Artillería No. 2 “La Popa”.

Norte de Santander será otro de los departamentos priorizados porque la JEP tiene conocimiento de que allí se registraron 420 víctimas entre  1985 a 2016, donde el 82% de ellas se concentran entre 1999 y 2008 principalmente en el Catatumbo.

Los responsables de estos hechos para la JEP corresponden en su gran mayoría a la Segunda División del Ejército. Una de las cuatro divisiones de esa institución que concentran cerca del 60% de los casos. Tras esta investigación la JEP determinó que se concentrará en lo sucedido entre el año 2007 y 2008.

En el Huila, la JEP informó que la Quinta División del Ejército durante el periodo 2005 a 2008 “se caracterizó por un incremento sustancial de muertes ilegítimas presentadas como bajas en combate, en comparación con el número de casos que se registran antes y después de ese lapso”.

La JEP también priorizó al departamento del Casanare donde se investigarán los hechos ocurridos entre enero de 2005 y diciembre de 2008 que corresponden a muertes presentadas por miembros de la Brigada XVI.

El último departamento priorizado corresponde al Meta, porque el Batallón de Infantería no. 21 `Batalla Pantano de Vargas´ (BIVAR) presentó el incremento más significativo en la cantidad de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate entre los años 2002 y 2005. En consecuencia, se priorizará el esclarecimiento de los hechos ocurridos en este periodo.

 

Image
Colprensa
Colprensa