Escuchar este artículo

La política en Norte de Santander durante el 2019

Viernes, 20 de Diciembre de 2019
Un resultado sorpresa en la contienda por la Alcaldía de Cúcuta y unas elecciones marcadas por el fantasma de la violencia.

El megáfono que derrotó a la maquinaria  

En una verdadera sorpresa se convirtieron los resultados de las elecciones locales del pasado 27 de octubre, en Cúcuta. Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, a quien no le auguraban un mayor resultado en la contienda, terminó derrotando a la maquinaria y fue  elegido como el sucesor de César Rojas Ayala, con más de 110.000 votos.

El ‘viejito del megáfono’, como terminaron llamando al aspirante de la Alianza Verde durante el transcurso de la campaña, por la particular forma de promover su propuesta en las calles, fue el último en entrar a la baraja de 12 candidatos que se disputaban el primer cargo de la ciudad, luego de un intento fallido por obtener el aval del Centro Democrático.

Si bien Yáñez nunca había hecho política y esta era su primera aparición en una elección popular, su apuesta por una candidatura cívica, alejada de la politiquería, logró generar eco entre los cucuteños, con el paso de los días.

La ‘Cátedra de ratas para dummies’, el megáfono y el famoso apelativo de ‘zurrón’ que se volvió parte de sus conversaciones, fueron las principales herramientas con las que el empresario de la arcilla enfrentó las grandes manifestaciones organizadas por sus contrincantes y con las que terminó derrotándolos.

Su victoria en las urnas, en contra de todos los pronósticos, dejó un gran derrotado en la contienda local: el condenado exalcalde Ramiro Suárez Corzo, quien pretendía conservar su hegemonía cuatro años más en el Palacio Municipal, con Jorge Acevedo como candidato.

Continuismo en la Gobernación

La estructura política del suspendido gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, mantendrá su hegemonía en el Palacio de la Cúpula Chata durante los próximos cuatro años.

Sin mayores sorpresas, el candidato de esa organización, Silvano Serrano Guerrero, quien contaba con el aval del Partido Conservador y una coalición de partidos entre ellos Cambio Radical, la U y el liberalismo, confirmó el favoritismo que mantuvo durante toda la campaña y se impuso de manera contundente, frente a su directo rival, Juan Carlos García-Herreros, del Centro Democrático.

La llegada de Serrano a la Gobernación supuso, igualmente, el regreso del conservatismo al poder y la posibilidad de dirigir en carne propia, después de años de divisiones y tensiones internas que terminaron por ahuyentar a sus principales líderes.

La violencia política marcó las elecciones

Las elecciones que tuvieron lugar este año y en las que se reconfiguró el mapa del poder en gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos y Juntas Administradoras Locales, estuvieron marcadas por el fantasma de la violencia política.

Norte de Santander fue uno de los departamentos más afectados por este fenómeno y al final del proceso democrático las autoridades reportaron, al menos, 62 novedades por actos violentos contra candidatos a los diferentes cargos de elección popular. Esto es, agresiones, amenazas, secuestros, atentados y homicidios.

Uno de los casos que más estremeció a la región fue el asesinato de Bernardo Betancurt, candidato del Partido Conservador a la Alcaldía de Tibú, en medio de una correría de campaña.
El homicidio fue atribuido por las disidencias de las Farc, quienes habrían ejercido presión sobre el aspirante para que declinara su proyecto político.

El grupo que apoyó a Duque se consolidó en la Cámara de Comercio

La gran alianza que se gestó en Cúcuta, en 2018, entre un gran grupo de empresarios de la ciudad y la región para impulsar la candidatura presidencial de Iván Duque, dio sus primeros frutos en este 2019, al lograr  varios nombramientos en la junta directiva de la Cámara de Comercio, que permitieron  consolidar un bloque mayoritario.

Mario Alberto Latiff Gómez, Pedro Arnulfo García y German Enrique Hernández Gómez, como miembros principales, y Rocío del Pilar Romero y Jorge Eliécer Leal, como suplentes, obtuvieron un asiento en el cuadro principal de la entidad cameral, como delegados del Gobierno.

Esta era una de las movidas que se daba por sentada desde finales del año pasado, teniendo en cuenta el apoyo que los empresarios le dieron a Duque en la primera y segunda vuelta, y que contribuyó a que Norte de Santander fuera el que, porcentualmente, más votos aportó a su victoria.

Lea además Los hechos que fueron noticia en Cúcuta y la frontera

Ocaña se quedó sin su alcaldesa 

Las irregularidades en la suscripción de contratos dejaron a Ocaña sin alcaldesa, faltando apenas siete meses para terminar el periodo de los actuales mandatarios.

Miriam del Socorro Prado Carrascal fue destituida e inhabilitada durante 10 años por la Procuraduría Regional de Norte de Santander, luego de comprobarse que suscribió de manera irregular un contrato para la prestación del servicio de grúa en el municipio.

El que la sacó del cargo de manera anticipada no fue el único proceso al que le hizo frente la exmandataria durante los más de tres años que estuvo al frente de la administración municipal.
Prado tuvo que afrontar desde una detención, hasta una revocatoria que finalmente no prosperó, además de diferentes investigaciones disciplinarias que la mantuvieron en vilo durante meses.

Se estrenó el Estatuto de la Oposición

Con las elecciones locales y regionales que tuvieron lugar este año se estrenó también el histórico Estatuto de la Oposición, a nivel territorial.

Una de las principales novedades que le imprimió esta norma a la contienda que tuvo lugar en octubre, fue la posibilidad de que los segundos en las elecciones de gobernadores y alcaldes pudieran aceptar un escaño en la  Asamblea y los concejos, respectivamente, para el periodo 2020-2023.

En  el caso de Norte de Santander, el primero en anunciar que se acogería al Estatuto fue el excandidato a la Alcaldía de Cúcuta, Jorge Acevedo, quien tras conocer los resultados de los comicios, manifestó que sí ocuparía la curul que por derecho le correspondía en el Concejo.

“Voy a aceptar ser parte del Concejo, porque queda una estructura política que no podemos ignorar”, dijo Acevedo en su momento.

Otro que también aceptó llegar a la Asamblea fue el excandidato a la Gobernación por el  Centro Democrático, Juan Carlos García-Herreros, quien fortalecerá la bancada del uribismo en  la corporación departamental.

“Espero que desde la Asamblea, donde pensamos participar, podamos contribuir a que este departamento se transforme en ese departamento incluyente, con equidad y prosperidad”, sostuvo.

En el resto del departamento, 30 de los 40 excandidatos a las alcaldías que tenían derecho a ocupar una curul la aceptaron. 

En el grupo se destacan los exaspirantes de Villa del Rosario, Carlos Julio Socha; Los Patios, Javier Urbina; y El Zulia, Oscar Javier Ureña.

No aceptaron los excandidatos de Bucarasica, El Carmen, Hacarí, Herrán, Mutiscua, Ocaña, Pamplona, Salazar, Tibú y Toledo.

Image
La opinión
La Opinión