Escuchar este artículo

El emprendimiento se adaptó a la necesidad

Martes, 26 de Mayo de 2020
Integrantes de la Asociación Libélula Colectivo Lésbico de Cúcuta fabricaron 1.200 tapabocas.

Cinco mujeres integrantes de la Asociación Libélula Colectivo Lésbico de Cúcuta empezaron a producir tapabocas tras la necesidad económica que desató la cuarentena.

Olga Lucia Pimiento lidera la idea desde el taller de zapatería que tiene en la sala de su casa.

“Debido a la necesidad, los recibos están llegando más costosos y no hay nada que echarle a la olla, por eso emprendimos la idea de elaborar tapabocas”, expresó la mujer.  A la iniciativa se le sumó otras cuatro mujeres, entre ellas la mamá de Olga, de la tercera edad.

Bajo los protocolos de bioseguridad han fabricado 1.200 tapabocas, promocionándolos por redes sociales y dándolos a conocer entre amigos y demás familiarses.

Los materiales con los que  farican los tapabocas son: tela quirúrgica, antifluido y POP.

Vea También: Comunidad LGBTI lucha por sobrevivir

Antes en el local, donde ahora se produce tapabocas, funcionaba una fábrica de zapato deportivo y sandalia femenina, pero la emergencia sanitaria obligó a que el emprendimiento se adaptara a la necesidad actual: la protección de las vías respiratorias de las personas.

Claudia Velandia, directora de la Asociación, resalta esta labor en tiempos de emergencia nacional y apoya comercialmete la iniciativa. “Hemos ofrecido nuestro producto a políticos, concejales, entre las mismas socias de la fundación, y a los seguidores de nuestras redes sociales”, dijo Velandia.

Finalizó diciendo, “nuestra población (Lgtbi) así como todos, está pasando por una situación muy difícil y debemos apoyarnos entre todos para salir adelante”.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión