Escuchar este artículo

Cúcuta requiere reforzar acciones contra peligros que acechan a la niñez

Lunes, 26 de Abril de 2021
Se necesitan modelos de identificación anticipada, de denuncia y de atención de vulneraciones de los derechos de la niñez; así como la implementación de la línea contra la Explotación Social y Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes.

Hace un año, por esta época, diversas organizaciones, como NiñezYA, se unieron a las voces del procurador y del contralor para pedir al Gobierno Nacional que ampliara el tiempo de aprobación de los Planes de Desarrollo Territorial (PDT). 

Los mandatarios recién posicionados estaban construyendo y entregando a concejos y asambleas su carta de navegación para los próximos cuatro años. 

La pandemia acababa de llegar al país y se denunciaba que no se estaba cumpliendo con los procesos de participación por el aislamiento. Igualmente, que los planes no estaban contemplando estrategias y proyecciones económicas para hacer frente a la crisis más grande de la historia reciente.

Lea también: ¿Qué piensan los niños de Cúcuta?

“Nuestra preocupación mayor era (y sigue siendo) la niñez. Usualmente ha sido relegada, a pesar de que tenemos unas políticas públicas que señalan la prevalencia de sus derechos. Lo vimos en la evaluación que hicimos a los programas de gobierno de 110 candidatos a gobernaciones y alcaldías más destacados en las encuestas en 25 departamentos”, dijeron desde Niñez Ya.

A borradores de PDT de 47 mandatarios de municipios pequeños, ciudades intermedias y grandes, así como de departamentos (una muestra aleatoria) y, finalmente, a los PDT aprobados de 63 entidades territoriales (los 32 departamentos y 31 capitales, faltó Armenia porque al cierre del ejercicio no había aprobado el plan).

En dichos análisis estuvieron Norte de Santander, Cúcuta y siete municipios en los que algunas de las organizaciones de NiñezYA tienen operación (Ocaña, Convención, Playa de Belén, El Carmen, La Esperanza, Ábrego y Teorama).    

El ejercicio consistió en verificar el grado de inclusión en los PDT de estrategias, metas y objetivos de los diez asuntos impostergables para la garantía de los derechos de la niñez (los YA) como están contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Los diez factores protectores por los que aboga la coalición son: políticas públicas e inversión, salud y nutrición, educación inicial, educación preescolar, básica y media, juego, participación, fortalecimiento familiar para el cuidado y la crianza, protección frente a cualquier tipo de violencia, adolescentes con justicia restaurativa y pedagógica (Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes-SRPA) y cultura de paz, reconciliación y convivencia. 

Le puede interesar: Sexting, un delito que creció y mutó en pandemia

El primer dato interesante mostró que de los 63 PDT analizados 80,95 % mencionó los diez YA, mientras que eso sucedió solo en el 0,91 % de los 110 programas de gobierno (candidatos). Sin embargo, al hacer un análisis más profundo a los 63 territorios, 49,21 % de los PDT evidenciaron un nivel bajo de inclusión, pues la mayor cantidad de los YA quedó en esa categoría. 

Solo Norte de Santander obtuvo en promedio un nivel alto de inclusión de los asuntos impostergables para la niñez. En general, las gobernaciones tuvieron un mejor nivel de inclusión que las ciudades capitales. No fue el caso de Cúcuta que se ubicó en inclusión media, cuando en las revisiones de los borradores del plan había estado en nivel bajo. Lo que significa que aumentó estrategias y objetivos para la niñez de la ciudad.   

A robustecer las estrategias 

A diferencia de otros departamentos y capitales donde ambas entidades territoriales no tuvieron buena calificación, Norte de Santander y Cúcuta lograron un nivel alto y medio de inclusión, respectivamente, de los diez YA. Una situación que solo compartieron con Antioquia y Medellín, entidades territoriales que se ubicaron en nivel medio. 

“No obstante ese resultado, no podemos tranquilizarnos ni bajar la guardia. El análisis también mostró que las administraciones de Norte de Santander y Cúcuta requieren reforzar o hacer explícitos en sus planes de acción los apoyos a las familias, en especial, a aquellas que tienen un alto riesgo de vulneración de derechos”, complementa NivelYA. 

Lea también: El rastro perdido de familias separadas por la migración colombiana

Igualmente, según el análisis, necesitan modelos de identificación anticipada, de denuncia y de atención de vulneraciones de los derechos de la niñez; así como la implementación de la línea de política contra la Explotación Social y Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA) y la revisión de la acción de las autoridades judiciales para proteger a la niñez frente a estos delitos. 

También deben robustecer las estrategias para ampliar la cobertura en educación, combatir la deserción (Norte de Norte de Santander tiene inasistencia escolar por encima del promedio nacional: 13,45 %, frente a 12 %, Dane censo 2018), y acompañar a maestros y padres de familia. De igual forma, fortalecer los programas para la atención a la malnutrición (desnutrición aguda, crónica, global, deficiencias de micronutrientes, sobrepeso y obesidad) y la promoción de la participación de niñas, niños y adolescentes como agentes de cambio y constructores de paz, vinculándolos a los Consejos Territoriales de Paz, Reconciliación y Convivencia e implementando el protocolo de participación de niños, niñas y adolescentes víctimas del conflicto armado.

Norte de Santander es uno de los territorios más impactados por la migración y el recrudecimiento del conflicto. De igual forma, por la inseguridad alimentaria. 

Le puede interesar: A los negocios de piñatas y festejos de la Octava, la pandemia les aguó la ‘fiesta’

Los últimos datos recogidos por NiñezYA en el reciente informe ‘La pandemia tiene en crisis los derechos de la niñez’, evidencian que Norte de Santander es uno de los cuatro departamentos de Colombia donde se concentra la mayor crisis humanitaria por número de víctimas de desplazamiento, masacres y migración forzada. Los otros son Nariño, Cauca y Antioquia.

 

Redacción
Ángela Constanza Jerez
Coordinadora NiñezYA*

Image
La opinión
La Opinión