La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

El 57,9% de los jóvenes cucuteños tiene buena salud mental

El 49,2% no ha buscado ayuda profesional para sobrellevar las dificultades emocionales.

Una reciente encuesta denominada ‘Voces resilientes: juventudes, realidades y territorios’ arrojó luz sobre la situación de la salud mental entre los jóvenes de 14 a 28 años de Cúcuta.

Realizada con el apoyo de Usaid y Acdi/Voca y el Observatorio Javeriano de Juventud, la investigación tuvo como objetivo entender en profundidad las condiciones de vida y desafíos que enfrentan los jóvenes en estos y otros territorios de Colombia.

Los resultados, desglosados por grupos etarios y contexto urbano-rural, mostraron que en la capital nortesantandereana, un 57,9% de la población juvenil calificó como buena su salud mental, pero existe un preocupante 6,4% que la percibe como regular.

Para Javier Vargas, psicólogo y director del programa de salud mental de la ONG canadiense Chiro a nivel Norte de Santander, se tiene que estudiar el conocimiento de las personas que respondieron, pues, pueden que algunos hayan escogido la opción más positiva sin conocer realmente el tema. 


Infórmese: ¡Pilas! Vendrán más sanciones para fabricantes y distribuidores de pólvora


“Yo puedo decir que estoy bien, pero ¿cuáles son mis acciones?, ¿serán congruentes con lo que digo?, algunos pueden decir eso pero terminan fumando sustancias, conducir a mil una moto o tratar de llenar esos vacíos con otras cosas”, señaló el experto.

En cuanto a sus relaciones interpersonales, la mayoría se siente satisfecho con sus familiares y amigos, sin embargo, el grado disminuye en el ámbito laboral, pues solo el 43,7% se siente a gusto con sus compañeros de trabajo.

Las dificultades emocionales que más han presentado y generado una incapacidad para realizar sus tareas cotidianas son la ansiedad o excesivo nerviosismo (30,3%), seguida de la angustia (26,3%). 

Al respecto, Miguel Hernández, vocero del movimiento ciudadano Nuevas Ideas, que a lo largo de este año protagonizó actividades que promovían la salud mental, confirmó que en sus recorridos por la ciudad encontró casos de cucuteños que pedían ayuda, pero no tenían cómo costearla.


Entérese: Planificación y privatización son retos de la movilidad en Cúcuta


“Queremos unir a los psicólogos que están en Cúcuta con las personas que necesitan atención mediante una aplicación que pueda auxiliarles a costear, así sea con 20.000 pesos, pues los estratos 1 y 2 muchas veces no tienen como pagar una”, dijo.

Un dato alarmante es que el 49,2% no ha buscado ayuda para estas dificultades, pues no quieren que los perciban como personas con problemáticas o como ‘locos’ (39,2%) y porque no tienen en quién confiar (37,9%).

“Ese estigma hace que la salud mental en Colombia siga en un periodo tan deficiente porque la vemos cada día al ver noticias de maltrato, feminicidio, violencia, entre otros, de un territorio que desconoce el tema”, señaló Vargas.

La Procuraduría alertó por  aumento de suicidios de jóvenes
 
Otros municipios

En Tibú, las juventudes percibieron su salud mental como buena (65,9%) y muy bueno (29,9%). No obstante, un 4,2% la clasificó como regular. De hecho, algunos afirmaron ser víctimas directas de violencia psicológica y emocional y de maltrato físico.

Al igual que en la Perla del Norte, los jóvenes están cómodos con sus relaciones familiares y amistades, pero solo un 53,6% está a gusto con sus compañeros de trabajo. 


Lea aquí: Periodista de La Opinión gana Premio Nacional de Periodismo Digital 2023


La angustia y la ansiedad o excesivo nerviosismo han sido las principales dificultades emocionales que han tenido, sin embargo, el 55,9% no ha buscado ayuda para estas, ya sea porque no quieren preocupar a sus familiares o no tienen a alguien en quien confiar. 

El panorama en El Tarra es distinto, menos de la mitad consideró su estado mental como bueno y el 32,9% lo ve regular, además, un 3,2% lo calificó como malo.  

En el caso de las relaciones interpersonales, ocurrió lo mismo que en las dos localidades ya mencionadas, no se sienten muy cómodos con sus equipos de trabajo. 

Ante este resultado, Vargas comentó que puede haber una diferencia cultural o generacional que incida en ese sentimiento y provoque una negativa en la comunicación y armonía laboral. 


Conozca: Defensa Civil recibió insumos para la atención de emergencias en Norte


A pesar de que algunos sienten que no pueden desenvolverse con normalidad por emociones fuertes como la ansiedad o angustia, no han buscado ayuda porque no tienen en quién confiar (56,6%) o no quieren que los perciban como personas con problemas (35,7%).

Más de 5.460 jóvenes de treinta municipios y que pertenecen a Norte de Santander, Arauca, Costa Atlántica, Antioquia, Meta, Caquetá, Valle del Cauca, Cauca y Nariño participaron de la encuesta ‘Voces resilientes: juventudes, realidades y territorios’.

El objetivo fue profundizar en la realidad de las juventudes, analizando sus condiciones de vida, necesidades y brechas y se enfocó en la población joven que hace parte del programa ‘Jóvenes Resilientes’.

El instrumento informativo abordó temas importantes como la educación, trabajo, uso del tiempo libre, igualdad de género, salud sexual y reproductiva, salud mental, medio ambiente y construcción de paz.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 25 de Noviembre de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día