Escuchar este artículo

Padres y docentes, en desacuerdo con regreso a clases presenciales

Martes, 22 de Junio de 2021
Las secretarías de Educación anunciarán en los próximos días el proceso para retornar a las aulas. El MEN estableció los protocolos sanitarios.

Con el fin de lograr que todos los establecimientos educativos oficiales y privados retornen a la prestación del servicio educativo de manera presencial, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) emitió el pasado viernes la Directiva N° 5 en la que da a conocer las orientaciones a los gobernadores, alcaldes, secretarios de Educación, jefes de Talento Humano, directivos docentes, docentes y comunidad educativa, para que en el mes de julio los estudiantes regresen a la plena presencialidad.

El documento detalla las orientaciones para el regreso a la prestación del servicio educativo de manera presencial en las Instituciones Educativas oficiales y no oficiales (jardines y colegios privados); precisa, además, que todo el personal de docentes, directivos docentes, personal administrativo y de apoyo logístico debe retornar de manera completa a la atención presencial de los estudiantes y define otros aspectos asociados a las condiciones de bioseguridad, que en su conjunto permiten concretar lo necesario para que los estudiantes puedan continuar el proceso educativo durante el segundo semestre del año escolar 2021, bajo el esquema de atención presencial, con el cumplimiento del protocolo de bioseguridad definido en la Resolución 777 de 2021.

Así mismo, define el retorno en presencialidad de la operación del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en los sitios dispuestos por la institución educativa para estos efectos y el transporte escolar, con uso obligatorio del tapabocas.

"El regreso a la prestación del servicio educativo de manera presencial está encaminado a garantizar el derecho fundamental a la educación en armonía con el derecho a la salud de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y responde de manera inmediata a sus necesidades y a la equidad en las oportunidades, para contribuir con el proyecto de vida de la presente generación. Este proceso, además, cumple con las medidas de bioseguridad que brindan tranquilidad a todos los miembros de la comunidad educativa", señaló la ministra de Educación, María Victoria Angulo González.

Image
Los estudiantes deberán cumplir con todos los protocolos de bioseguridad. / Cortesía/ La Opinión

Reacciones 

La noticia  ha generado diversas reacciones entre el magisterio y padres de familia, pues la mayoría no comparte la idea de volver a la normalidad teniendo en cuenta que el país está viviendo el tercer pico de la pandemia por la COVID-19 y, les parece absurdo que el Gobierno Nacional pretenda reactivar todos los sectores económicos y educativos sin considerar que los contagios y muertes por coronavirus van en aumento.

Leonardo Sánchez Quintero, directivo la Asociación Sindical de Institutores Nortesantandereanos (Asinort), señaló que los maestros sí quieren regresar a las aulas, pero no en estas circunstancias, porque, aunque la vacunación contra la COVID para docentes ya inició y ha avanzado significativamente, esta no es ninguna garantía de que ya no se van a contagiar.

“La Resolución 777 y la Directiva 5, de una manera u otra ponen en riesgo, obligan e imponen al magisterio el retorno a clases a partir del 15 de julio, así tenga comorbilidad y obliga al docente a que tiene que asistir a las escuelas y colegios. Creemos nosotros que esta es una cuestión nefasta que pone en riesgo la salud y la vida de las comunidades educativas, entonces rechazo total”, aseguró Sánchez.

El directivo aseguró que, con esta decisión, el Gobierno Nacional "arremete de manera brutal contra la vida de las comunidades educativas, desconoce los gobiernos escolares, desconoce el Comité de la Alternancia, desconoce los Consejos Directivos que son la máxima instancia. No sabemos si los recursos que inicialmente ha girado el Gobierno Nacional a los entes territoriales vayan a alcanzar para satisfacer todos los protocolos de bioseguridad". 

Sánchez destacó que desde Asinort se han estado reuniendo con las secretarías de Educación para tocar dos temas fundamentales, el primero relacionado con evaluar la manera de cómo se recuperarán los contenidos y ejes temáticos que se dejaron de orientar debido al paro nacional, y segundo, sobre el calendario académico, que hasta el momento se mantiene igual, por lo que ahora están en periodo vacacional hasta el próximo 06 de julio. 

Por su parte, Carlos Ballesteros, presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, manifestó que, lo que le piden al Gobierno Nacional son tres cosas fundamentales, “la garantía de vida para todos los miembros de la comunidad educativa, implementar un comité de vigilancia para constatar que los colegios si cuentan con una buena planta física y cumplen con los protocolos y el reconocimiento de que, sin el aval de los padres de familia y unidos con los maestros no vamos a aceptar la imposición de la ministra”. 

Ballesteros afirmó que, no han tenido en cuenta a los padres de familia, lo que significa que no están garantizando la vida de los estudiantes, por lo que, la mejor opción es que los niños y jóvenes continúen estudiando a través de la virtualidad, hasta tanto la situación de pandemia no mejore. 

Con respecto al tema de las vacaciones, Ballesteros afirmó que los padres de familia no están de acuerdo con las  programadas para el mes de octubre, pues consideran que deben ser aprovechadas  "para la recuperación de las clases escolares, así sea por virtualidad o alternancia, pero hay que aprovechar esos espacios para recuperar las clases que le hicieron perder a nuestros hijos". 

Image
El distanciamiento en las aulas de clase debe ser mínimo de un metro. / Cortesía/ La Opinión

Sector privado 

Ángel Suárez, presidente de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas de Norte de Santander (Eduprinor), sostuvo que, el sector privado siempre ha tenido la disposición de regresar a la presencialidad total, sin embargo, les preocupa la situación actual con la pandemia. 

“Creemos nosotros que esta decisión unilateral del Gobierno en hacer la apertura por decreto abre esa posibilidad de que él responda por la contingencia, porque el Ministerio está asumiendo como obligatorio”, expresó Suárez. 

Suárez detalló además que, de acuerdo con las charlas que han tenido con los padres de familia, cerca de un 60% tienen temor de que sus hijos regresen a la presencialidad, “porque el Gobierno por más que pueda, no puede desconocer que hay una situación de incremento sustancial en el número de muertes y contagios y esto obviamente genera preocupación”. 

No obstante, aseguró que los colegios tienen que ofrecer las dos opciones, "es decir la opción en presencialidad con alternancia y la virtualidad seguirán estando vigente para el grupo de padres de familia que decidan autónomamente no enviar a sus hijos a la presencialidad, porque el colegio está obligado a ofrecer las dos opciones". 

El presidente de Eduprinor detalló que, no menos del 30% de las instituciones educativas privadas de Cúcuta comenzaron hace meses la alternancia, "porque obviamente es mucho más funcional la presencialidad, así sea un porcentaje mínimo. Nosotros no nos oponemos a regresar a la presencialidad, lo que nos preocupa es el pico de la pandemia y el impacto que esto va a tener sobre la vida de los estudiantes". 

Con respecto al proceso de vacunación, los docentes han señalado que el balance es positivo, porque se han cumplido las fechas establecidas y un gran porcentaje ya recibió la segunda dosis. 

"Creemos de alguna manera que esto se va a demorar y por eso nos preocupa la vida de los estudiantes. Se ha hecho el esfuerzo por parte del Gobierno para vacunar a los docentes, pero la pregunta es, ¿basta con eso?, ¿los contagios se van a detener? La respuesta es no. Que el docente está mejor protegido, sí, pero los estudiantes, ¿quién se preocupa por ellos?", agregó Suárez. 
 

Image
Los estudiantes deberán asistir presencialmente a todas las clases. / Cortesía/ La Opinión

Protocolos 

Entre los principales puntos del protocolo de bioseguridad que se deberá seguir en jardines y colegios, el cual está establecido en la Resolución 777 de 2021, se determina que el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio, así como el lavado de manos y el distanciamiento físico mínimo de un metro. 

Se deberán evitar al máximo las reuniones colectivas presenciales con las familias y cuidadores. Asimismo, las aglomeraciones a la entrada y la salida de las instituciones o en la compra o distribución de alimentos, adoptando medidas como escalonar los tiempos de comida y descanso, privilegiando espacios al aire libre o espacios con adecuada ventilación.

En el transporte escolar, los estudiantes deberán usar siempre el tapabocas y cada institución deberá promover la apertura de ventanas de forma permanente en los vehículos que lo permitan, y en los que no sea posible, activar los sistemas de aire acondicionado en modo no recirculación de aire. 

Además, los responsables de estas rutas deben procurar en lo posible que los niños y jóvenes se mantengan siempre en silencio, que no hablen por celular y que durante los desplazamientos no consuman alimentos o bebidas. 

De igual forma, identificar burbujas de estudiantes, es decir grupos de niños que permanecen juntos toda la jornada para que si se llega dar un caso de contagio de COVID-19, se aíslen automáticamente a los menores que departieron con el niño contagiado y así no tener que cerrar el establecimiento educativo. 

Excepciones 

De acuerdo con la Directiva N°05,  el concepto de alternancia durante la emergencia sanitaria solo se aplicará  únicamente para los estudiantes en algunos eventos excepcionales, así

1. Cuando el aforo o capacidad del aula/grupo no lo permite por garantizar un (1) metro de distanciamiento físico. 

2. Cuando por razones de salud del estudiante con ocasión de la pandemia, la familia manifieste imposibilidad para el retorno a las clases presenciales por el tiempo estrictamente requerido.

3. Cuando la entidad territorial o la institución educativa afronten una situación epidemiológica que amerite la suspensión temporal y provisional de las actividades académicas presenciales, aplicando para tal fin las últimas disposiciones del Ministerio de Salud y Protección Social, tal y como fue definido en la Resolución 777 de 2021 y el Decreto 580 de 2021.

Aunque las opiniones son divididas, el MEN ha sido claro en que el retorno a las aulas será obligatorio para todo el personal que labora en el sector educativo,  porque sino "so pena de no recibir el salario por los días no laborados de manera presencial sin justificación alguna, e incurrir en faltas disciplinarias por no cumplir con las finalidades de su cargo y el cumplimiento de sus deberes. 

Las secretarías de Educación se encuentran adelantando los procesos para cumplir con el regreso bioseguro y proteger la vida de toda la comunidad educativa.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
El regreso a clases será obligatorio/ Cortesía/ La Opinión
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes