Escuchar este artículo

Hace nueve meses, del Catatumbo no sale cocaína ni entra dinero

Lunes, 19 de Septiembre de 2022
La Opinión conoció que con la llegada del gobierno Petro, las economías criminales en Norte de Santander se están reorganizando.


En el Catatumbo y en las zonas rurales de Cúcuta y El Zulia, donde hay más de 40 mil hectáreas con cultivos de uso ilícito y se procesa cocaína y base de coca en grandes cantidades para ser llevada especialmente al exterior, hay una agudizada ‘sequía’ de dinero


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Y aunque parezca algo difícil de creer, según varias fuentes consultadas por La Opinión, desde diciembre de 2021, los carteles mexicanos del narcotráfico –Sinaloa y Jalisco Nueva Generación–, así como los ‘narcos’ locales, dejaron de mover grandes cantidades del alcaloide y el ingreso de dinero se frenó a tal punto, que las miles de familias que viven de la hoja de coca están ‘pasando trabajo’ para conseguir su sustento diario; por eso muchas de ellas han optado por abandonar momentáneamente los cultivos de uso ilícito y dedicarse a otras actividades, para tener con que comer, “mientras que la situación se arregla”.

Esto también aumentó la minería ilegal, pues quienes se dedicaban a raspar hoja de coca decidieron meterse a los socavones que hay en sectores como el corregimiento Las Mercedes, de Sardinata, o la vereda Miramontes, zona rural de Tibú, para extraer carbón de una manera informal, sin importar que arriesgan sus vidas.

Pero ¿qué desencadenó esta situación en la zona norte del departamento? Según explicaron distintas fuentes a este diario, son varios cosas las que han provocado esto: una de ellas fue la captura y extradición de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, jefe máximo del Clan del Golfo, organización criminal que tenía varias rutas para mover drogas desde Norte de Santander hacía Venezuela y la Costa Atlántica.

La llegada del gobierno de Gustavo Petro con el anuncio de querer la paz total con los grupos armados ilegales como el Eln, la disidencia de las Farc y hasta las bandas criminales, también llevó a esa parálisis de la cadena del narcotráfico en esta región.

A esto se le suma que está el acercamiento del gobierno de Estados Unidos con el de Nicolás Maduro. El aumento del consumo de drogas sintéticas en Norteamérica y Europa, y por último, los altos costos que hoy tienen los insumos para procesar estas drogas.


Le puede interesar: Pelea a muerte entre bandas por venta de drogas en el centro de Cúcuta


 

Image
En el Catatumbo y Cúcuta hay mucha cocaína represada y encaletad.


Las autoridades están al tanto de la situación y aseguran que este es el mejor momento que tiene el Gobierno para impulsar el programa de sustitución de cultivos de uso ilícito y así disminuir esta problemática que azota a Norte de Santander desde hace más de medio siglo.

El coronel John Robert Chavarro Romero, comandante de la Policía del departamento, aseguró que la falta de insumos químicos para procesar la droga es una razón que ha provocado esa situación que hoy se vive en Norte de Santander.

“Como esos químicos se han encarecido, los costos del alcaloide han aumentado y la producción se ha frenado, lo que quiere decir que quienes se dedican a los cultivos se están viendo perjudicados y ante eso, están buscando otras opciones y muchos ya han comenzado a tener siembras legales, como cacao o palma de cera, siendo un momento perfecto para que el Gobierno implemente aún más los planes de sustitución y así se va acabando con la dependencia de la coca”, señaló el oficial. 


Lea también: Travesía de un nortesantandereano para llegar a EE. UU. por un 'hueco'


La Policía también ha tenido conocimiento de que el Eln y la disidencia del Frente 33 de las Farc, al mando de Javier Alonso Veloza García, mejor conocido como ‘Jhon Mechas’, han hecho un pacto para frenar la salida de cocaína y base de coca, y el ingreso de dineros del narcotráfico, mientras que el Gobierno se sienta a dialogar con ellos. Pero esto ha llevado a que se aumenten las extorsiones.

 

Una situación difícil

José* y Pedro* son campesinos del Catatumbo y la zona rural de El Zulia. Ellos llevan más de cinco años con cultivos de uso ilícito y aprendieron a convertir la hoja en base de coca, “pues así es que conseguimos dinero para mantener a nuestros hogares”. 

Según estos labriegos, la situación por la que están atravesando hoy es tan dura, que están pensando en dejar esas siembras para dedicarse a cultivar plátano, yuca, maíz, cacao o hacer otra cosa para conseguir lo del sustento diario.

“La verdad es que todo está muy difícil. Acá nos dieron la orden (grupos armados ilegales) de no sacar más pasta (base de coca). Lo que tenemos está encaletado y los cultivos quedaron ahí, según nos han dicho, es que están esperando que todo se calme y reacomode con el nuevo Gobierno, para volver a ‘trabajar’”, aseguró José*, un campesino que pidió no ser identificado por seguridad.

En los laboratorios para procesar cocaína se paralizó la producción.

Pedro*, además, reafirmó que los insumos para procesar la hoja y convertirla en base de coca, están muy costosos y difíciles de que lleguen a cada una de las fincas, por eso, “en estos momentos sacar un kilo de pasta nos sale muy caro y esos $2.800.000 o $3 millones que están pagando por kilo, no deja nada de ganancia, vamos a pérdidas”.

Agregó: “ante todo esto, ya no se tiene moral para seguirle poniendo el pecho a esos cultivos, porque no tiene salida la mercancía y como todo está caro, no hay capacidad económica para seguir trabajando con eso”.


Lea también: Habrían lavado $63.000 millones con exportaciones ficticias en Cúcuta


La escases de dinero es tal, que la gran mayoría de campesinos que tienen siembras de coca y droga guardada, han comenzado a sacar de a poco para ir a las tiendas y pagar con esa base de coca.

“Muchos hemos tenido que ir a decirle al de la tienda (supermercado) o al que viene a vender yuca, plátano, carne, entre otros productos, que le pagamos con pasta, por eso ya no es raro ver que en anden con grameras, pues les entregamos 100, 200 o 400 gramos por lo que necesitamos para comer”, manifestó otro campesino del Catatumbo.

Esta crisis económica que se está dando en esta región de Norte de Santander no se vivía desde hace 15 o 18 años, cuando los paramilitares decidieron desmovilizarse y no les pagaron a los cocaleros la mercancía que les habían entregado y a eso se le sumó que las extintas Farc se demoraban hasta seis meses para darles el dinero por los cargamentos de las drogas.

Las otras circunstancias

Pero mucho más allá del encarecimiento de insumos químicos, como éter, ácido sulfúrico, soda cáustica, entre otros, que sirven para procesar la base de coca y la cocaína, hay otras razones contundentes que, según varias fuentes del Catatumbo, han llevado a este ‘frenazo’ de ingresos económicos para los cocaleros y es que la captura y extradición a Estados Unidos de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, jefe máximo del Clan del Golfo, provocó que los ‘narcos’ se preocuparan, porque no saben si él está entregando rutas y gente que participó en el negocio del narcotráfico.

Los raspachínes decidieron irse para la minería ilegal.

“Nadie tiene claro qué está hablando ‘Otoniel’ con las autoridades estadounidenses, entonces eso provoca una desestabilización entro los ‘narcos’, por eso prefirieron parar por unos meses y ver qué iba a pasar. Además, eso no solo está pasando en el Catatumbo, también sucede por el lado del Pacifico y el golfo de Urabá. Esto muestra que él tenía un gran poder en el mundo criminal de los narcotraficantes”, sostuvo una fuente cercana a los cocaleros de Norte de Santander.


Lea también: Pistoleros siguieron por varias calles a la mujer asesinada en Cúcuta


A esto también se le suma la paz total que viene promulgando el presidente Gustavo Petro, “porque lo que hemos visto es que los grupos armados ilegales están apostándole a eso y dieron la orden de frenar todo, tanto la disidencia como el Eln se pusieron de acuerdo y dieron la orden que por ahora no se moverá nada de droga ni dinero y quien no cumpla se arriesga a que lo maten”, indicó un líder social de esta zona.

Un habitante de la zona rural de Tibú también comentó que hace dos semanas intentaron sacar un cargamento de más de tonelada y media de cocaína hacia Venezuela por el río Catatumbo, que desemboca en el Lago de Maracaibo (Venezuela), como siempre lo han hecho, pero quienes llevaban la droga fueron interceptados por un grupo de hombres armados y les quitaron la carga.

“La orden está dada. Nadie puede mover droga en el Catatumbo y quién se arriesgue a hacer lo pueden hasta matar” sostuvo un campesino. 

Yendo mucho más a fondo en lo que pasa en el Catatumbo, hay algunas personas que viven cerca de la frontera con Venezuela, quienes afirman que algunas acciones que llevaron a cabo las autoridades del país vecino en contra de ‘Jhon Mechas’ y el Eln en la zona rural del estado Zulia también llevaron a que se diera este crisis cocalera.

“Si usted mira en redes, tropas del Ejército venezolano, que fueron enviadas desde Caracas por el mismo presidente Nicolás Maduro, acabaron con varias pistas clandestinas, así como algunas avionetas, que estaban cerca de la frontera con Tibú. Además, se le metieron a algunos campamentos que tenían allá el Eln y la disidencia de las Farc. Eso fue algo que provocó tensión entre los dos grupos armados, que estuvieron a punto de irse a una guerra, pero que finalmente los mexicanos lograron evitarlo”, indicó otra fuente de la zona.

Añadió: “eso que pasó es algo que no se había visto desde hacía muchos años y lo que se sabe es que haría parte de algunos acuerdos que el gobierno venezolano hizo en los acercamientos con los Estados Unidos”.

Y una de las últimas circunstancia que estarían en el radar de las autoridades y organizaciones cercanas a los campesinos del Catatumbo para explicar lo que está sucediendo es que el aumento del consumo de drogas sintéticas, como el fentanilo, en Estados Unidos y Europa, sin embargo, de esto no hay información contundente.

Los laboratorios están siendo movidos de la zona del Catatumbo.

Y ante esta realidad, que se viene presentando desde diciembre de 2021, organismos de inteligencia también han conocido que actualmente en el Catatumbo como en Cúcuta y el área metropolitana hay caletas llenas de ‘panelas’ de cocaína y base de coca, esperando para ser sacadas hacia el exterior.

“Las rutas no se han activado, pero cuando eso pase créame que van a salir muchos cargamentos de droga, porque están represados y bien encaletados. Se han tratado de rastrear, pero es algo difícil. Se han logrado capturar a algunas personas con base de coca porque se arriesgan a sacarla para traerla a Cúcuta”, comentó una fuente de inteligencia.


Lepuede interesar: Crimen en un parqueadero, mataron a dueño de carrotanques en Cúcuta



Minería ilegal, en aumento

Los campesinos del Catatumbo han visto desde febrero que por diferentes vías de Tibú y Sardinata se están moviendo una gran cantidad de volquetas cargadas con carbón, que estarían sacando de minas ilegales.

“Lo que se dice es que por la vereda Miramontes (Tibú) y el corregimiento Las Mercedes (Sardinata) se está dando a gran escala esa minería ilegal y puede ser muy cierto, pues cuando uno se mueve por esa zona ve demasiadas volquetas cargadas de carbón”, señaló un habitante de uno de estos sectores.

Agregó: “si usted recuerda, hace uno o dos meses el Eln ordenó que de las minas legales no podían sacar más carbón y que si lo hacían, debían pagar las ‘vacunas’ que les estaban pidiendo. Precisamente, eso debió al problema de escases de dinero que hay y a que estaban cuadrando con los dueños de esas minas ilegales”.

Según las fuentes, el Eln y la disidencia de las Farc aún no están directamente metidos en la minería ilegal, “solo están cobrando las ‘vacunas’ por dejarlos trabajar, pero créame que pronto estarán manejando ese negocio”, manifestó otro habitante de esa región.

Sin embargo, se le preguntó a las autoridades sobre esta situación y aseguraron que eso no es tan cierto, porque no tienen denuncias ni por inteligencia han podido establecer que se este dando la minería ilegal a gran escala.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en   http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda