Escuchar este artículo

Perros y gatos abandonados tienen sus 'ángeles' en Cúcuta

Jueves, 8 de Abril de 2021
La empatía puede ser la solución para este tipo de maltrato animal, recalca el concejal Víctor Caicedo. Para el animalista Jairo Aguirre, es importante la pedagogía sobre la tenencia responsable.

Los ciudadanos de buen corazón hacen lo que están sus manos por colaborar con alrededor de 150 refugios de perros y gatos abandonados existentes en el área metropolitana de Cúcuta.

En un recorrido del diario La Opinión, se comprobó que muchos de estos lugares no cuentan con todas las condiciones óptimas para mantener las cantidades de animales que reciben. Además, quienes se vinculan de lleno con el cuidado de estos animales lo hacen sin esperar nada a cambio.

Ángeles Guardianes es uno de esos hogares, el cual actualmente brinda abrigo a 50 canes y felinos. Su fundadora es Ligia Torres Picón, quien empezó su iniciativa en su casa, pero cuando no tuvo espacio para tantos animales tomó la decisión de buscar un inmueble más grande.

“No tenemos ayuda de nadie. Con mi trabajo y el de mi esposo mantenemos este lugar”, señaló Torres, quien invitó a los amantes de las mascotas a no comprar animales de raza, sino a adoptar los de la calle.

Daniela Daza, al igual a la fundadora de Ángeles Guardianes, lleva cinco años junto con su hija rescatando a los perros y gatos abandonados. Su albergue es Huellitas en mi Corazón, el cual se sostiene por sus propios medios y a veces no tiene alimento y medicinas para estos seres.

Esto no es un botadero de animales, al contrario, es para que vengan y los adopten. Esta semana me han dejado animales enfermos y desnutridos en las afueras”, manifestó Daza.

Otra protectora animal es Clara Inés Rojas, quien creó un refugio en su casa, en el barrio Aeropuerto, y lleva 15 años en esta loable labor. Ahora tiene 28 perritos y más de 70 gatos, por eso invitó a adoptar y no comprar mascotas.

La pedagogía sobre la tenencia responsable, clave contra el problema

Otra de las organizaciones más antiguas que trabaja por la protección animal es Manantial, en donde ahora hay 87 perros. Lleva 13 años de trabajo y, aunque al principio la tarea fue muy difícil, sus integrantes han visto un cambio en el ‘chip’ de la gente en cuanto la tenencia responsable de los mascotas.

Así lo considera Jairo Aguirre, director de la Fundación Manantial, quien destacó que gracias a sus benefactores es posible mantenerse en pie de lucha. “Nosotros preferimos no estar vinculados con tientes políticos o personajes. Por eso nos mantenemos con el apoyo de amigos y de la solidaridad de privados; también hacemos nuestras actividades para gestionar recursos, como la venta de productos animalistas y programas de esterilización a particulares”.

Aguirre sostuvo que la pandemia de coronavirus también los ha golpeado, pues ha mermado los aportes de sus benefactores ante la iliquidez de ellos. Sin embargo, tampoco pueden ser desagradecidos con quienes aportan para su loable causa.

La imperiosa necesidad, para combatir el problema del abandono de perros y gatos, es impulsar la pedagogía para tratar de educar a la comunidad sobre la tenencia responsable  de mascotas y el cuidado animal. De nada sirve tener un programa de esterilización de un millón de animales o cinco centros de bienestar animal, eso solo será un 0.5% de la solución. Lo importante es cambiar la cultura de maltrato de animal”, enfatizó.

Jairo Aguirre insistió también en lo significativo de la adopción de animales abandonados, en lugar de comprar las mascotas. A través del número 3142205024 brindan asesoría. El refugio está en la vía a San Faustino, sector El Cerrito. 

El proyecto soñado: el Centro de Bienestar Animal de Cúcuta

El concejal cucuteño Víctor Caicedo es uno de los pocos políticos que ve esta realidad como una problemática social, en la que no solo están involucrados los habitantes, sino también las administraciones municipales. 

“Es importante la empatía de toda la ciudadanía para hacerle frente a tanto abandono de animales de compañía; la empatía podría ser la solución”, agregó el cabildante.

Destacó que es importante que las diferentes autoridades tomen cartas en el asunto para hacerle frente al problema y materializar el proyecto del Centro de Bienestar Animal de Cúcuta.

“Esto contribuiría a salvaguardar muchas más vidas y reducir también las dificultades que viven los diferentes albergues y refugios en la ciudad”, concluyó.

Image
La opinión
La Opinión