Escuchar este artículo

Conozca los riesgos de la automedicación para la disfunción eréctil

Domingo, 25 de Julio de 2021
El Invima alertó que más de 85 productos resultaron fraudulentos en 2020. Recomiendan buscar asesoría con especialistas.

A Francisco*, de 50 años, un amigo le recomendó una pastilla para disfrutar al máximo su encuentro amoroso con una mujer en un hotel de Cúcuta. Poco tiempo después de ingerirla, sintió un fuerte dolor en el pecho, se desmayó y murió en la cama. Aunque su familia quiso mantener lo sucedido en secreto, el estudio forense reveló que el fallecimiento ocurrió por un infarto asociado al consumo de un medicamento para la disfunción eréctil.

Así como le sucedió a este hombre, muchos toman fármacos sin una consulta previa para mejorar su rendimiento sexual, por eso es importante conocer los múltiples riesgos a los que puede enfrentarse, desde afecciones irreversibles en su salud incluso la muerte.

Los especialistas señalaron que la automedicación en estos casos es una mala costumbre en la que los hombres se dejan llevar por comentarios de amistades o investigan en internet para ahorrarse costos,  tiempos en consultas médicas o evadir la vergüenza de hablar del tema con un especialista. Quieren soluciones rápidas y fáciles, enfocándose más en el síntoma y no en el origen ni en la solución real. Hablan de recetas a base de alimentos pasando por drogas (naturales) que prometen hasta lo imposible y en otras situaciones terminan con anabólicos (hormonas) inyectados.

Explican que después de los 30 años, el hombre experimenta un descenso en sus niveles de testosterona, generando la pérdida de la libido (deseo sexual) y por consiguiente la imposibilidad de sostener una relación íntima. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 100 millones de hombres en el mundo padecen esta enfermedad y pudiera sobrepasar los 320 millones en  2025.  

 “La libido sí está asociada a la disfunción eréctil, esta es el motor de inicio. Pérdida de la libido es igual a pérdida de la potencia. Lo que muestra la relación directa de libido con testosterona”, argumentó el urólogo Juan Fernando Silva. 
A la ausencia de libido también se incluyen factores sicológicos como depresión, ansiedad o problemas de pareja.

Image
Salud sexual


El médico declaró que el uso de medicamentos sin control conlleva a diversos peligros a corto y largo plazo, como reacciones de sensibilidad a la droga, trastornos de la tensión arterial, cefaleas, pérdida de visión (trombosis), priapismo (erección que no cede), el cual termina en tratamiento quirúrgico e impotencia posterior y posible dependencia sicológica. Indicó que los órganos afectados son los cuerpos cavernosos del pene y el corazón. 

Silva hizo un llamado a los pacientes con enfermedades cardiovasculares que toman medicamentos con nitratos como el nitrato de isosorbida, abstenerse de consumir drogas para la disfunción eréctil porque la combinación de ambos ocasiona una pérdida repentina y severa de la presión arterial. El consumo de nitratos está absolutamente contraindicado. 
Tampoco es recomendado para pacientes con cardiopatías, enfermedad hepática grave o renal que requiere diálisis.


Tratarse a tiempo

Naylu Vergel, sicóloga y sexóloga cucuteña, destacó la importancia de que los hombres acudan al especialista y no pierdan más tiempo ante esta situación.  

“Creen que se están ahorrando dinero al automedicarse, pero a la larga les sale más cara la salud, la vida y su relación de pareja”, opinó la doctora. 

Sugirió la valoración médica con el urólogo para descartar que la disfunción provenga de la parte física/orgánica o tratarse con un sexólogo para evaluar si se debe a un problema sicológico. “Muchos hombres tardan años en buscar ayuda, llegan en crisis ante un divorcio o separación, lamentablemente no atienden esta problemática cuando inicia”, comentó. 

Image
Salud sexual


Hablan las sex shops 

En las sex shop, lugares donde expenden artículos para la intimidad, los hombres buscan “ayudas” que le permitan alcanzar un buen desempeño sexual. Estos productos, presentados en llamativos sobres y cajas, vienen en jarabes, pastillas y cápsulas, contentivos de raíces y yerbas, potenciando la libido con un efecto duradero de 4 a 8 horas, aproximadamente. Aseguran que no tienen composiciones químicas como los vendidos en las droguerías. 

“Muchos hombres dicen que se sienten cansados, que quisieran tener una buena relación con su pareja y lo que les ofrecemos son productos que poseen hierro, potasio, fósforo, vitamina C, raíces como ginkgo biloba, maca y frutos como chontaduro y borojó. Si a la ingesta la acompañan con una rutina de ejercicio, los resultados serán más efectivos”, dijo la administradora de una reconocida sex shop en Cúcuta.
   
Aseguró que estos artículos son autorizados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y aconsejó adquirirlos solo en lugares reconocidos. “Hay casos, sobre todo en el comercio informal, en los que se exponen productos similares sin el registro del Invima, y quienes los compran ponen en riesgo su salud porque no saben lo que están consumiendo”, comentó la comerciante, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

En algunos locales venden potencializadores, aparentemente con ingredientes naturales sin efectos secundarios. Sin embargo, el Invima detectó que contienen elementos no declarados en su composición como yohimbina, sildenafilo o tadalafil, usados para tratar la disfunción eréctil. 

Sobre esta comercialización fraudulenta, el Invima ha sido riguroso, explicando que estos artículos “no ofrecen garantías en el cumplimiento de criterios de calidad, seguridad y eficacia”. En 2020, el instituto indicó a través de sus alertas sanitarias que más de 85 productos de supuesta mejora sexual no contaban con los estándares para su utilización. 

Vergel expuso que los medicamentos vasodilatadores comúnmente utilizados en el tratamiento de la disfunción eréctil (como la pastilla azul o negra) tienen otros efectos secundarios que el paciente desconoce como accidente cerebrovascular; pérdida de visión en uno o ambos ojos; disminución o pérdida repentina de la audición; rubor facial, malestar estomacal, congestión y secreción nasal; dolor muscular; náuseas; mareos y erupción.  

“Como se puede notar, hay una mezcla de síntomas desde los más ‘leves y tolerables’ hasta otros mucho más serios, que incluso pueden desembocar en la muerte; lo más peligroso entorno al consumo de estos fármacos es cuando muchos jóvenes los mezclan con licor y drogas, donde un resultado nefasto toma una alta probabilidad”, sostuvo la especialista. 

Image
Salud sexual


Alerta en las redes

Sobre los productos de origen natural y medicamentos ofertados en páginas web para renovar la salud sexual del hombre, Vergel advirtió que la gran mayoría resultan ser estafas, suplementos alimenticios de origen animal con alto nivel de colesterol que alteran el adecuado funcionamiento del organismo. Indicó que pueden ayudar, más no a curar 100% una disfunción sexual. 

La OMS  estima que las medicinas falsificadas representan más del 10% del mercado farmacéutico mundial y en las naciones en vías de desarrollo, el 25% de los fármacos consumidos son falsificados.

“Es importante alertar a los consumidores de no comprar medicamentos o suplementos dietarios fraudulentos, en este país y otros más de Latinoamérica se dan a la tarea de falsificar permisos sanitarios, o también pueden contener ingredientes que no están en la etiqueta, y ponen en riesgo la salud.  También es fundamental estar seguros de no caer en estafas y comprar en sitios donde puedan verificar los permisos sanitarios que expide el Invima”, manifestó Vergel.

Recomendaciones

El urólogo Juan Fernando Silva recomienda que antes de consumir cualquier medicamento para la disfunción eréctil primero deben consultar con el médico especialista para tener una historia clínica que identifique riesgos y/o beneficios de su uso. Además podrán evaluar otras situaciones como tipos de dietas, ejercicio físico, si es fumador, uso de otros medicamentos, detectar disminución de testosterona (hipogonadismo) o descartar una enfermedad del corazón.

En caso de padecer una enfermedad coronaria que se deba corregir, pueden hacerlo o en caso contrario pueden usar otras ayudas por ejemplo aparatos de vacío, aplicación intracavernosa de prostaglandinas y por último la prótesis peneana.

Cuando se detecta bajos niveles de testosterona en el paciente, Silva explica que se manejan tratamientos de suplencia hormonal en tabletas, gel, inyecciones, cuyo uso se ha incrementado últimamente. “No es un tratamiento para todo el mundo y tiene sus contraindicaciones”, enfatizó el médico.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión