Escuchar este artículo

Bajar precios de carne en Chinácota, meta tras convenio con Bochalema

Miércoles, 28 de Julio de 2021
Productores de ganado de ese municipio podrán hacer uso de la Planta de Beneficio Animal de Bochalema para así disminuir gastos.

Un convenio suscrito entre las alcaldías de Chinácota y Bochalema permitirá que comerciantes de Chinácota puedan hacer uso de la Planta de Beneficio Animal del municipio de Bochalema, con el fin de que estos productores puedan aminorar gastos y así disminuir los precios de los cárnicos en esa municipalidad. 

El Convenio de Cooperación 019 de 2021 permitirá la prestación de servicios de faenado de bovinos en la Planta de Beneficio Animal de Bochalema para el expendio, venta, comercialización y consumo de carne durante los próximos cinco meses, lo que garantizará a la comunidad de Chinácota el consumo de carne de conformidad con los estándares sanitarios vigentes. 

En la actualidad, el kilo de carne se consigue en el comercio de Chinácota entre $17.000 y $22.000, y aunque este incremento en los últimos meses no fue directamente por el costo de su producción, el poder hacer uso de la planta de Bochalema es vista como un beneficio de parte de los vendedores, ya que habrá menos gastos en transporte. 

“Este convenio significa muchísima ventaja para nosotros, porque para Cúcuta la carrera de un camión costaba entre $160.000 y $200.000, en cambio a Bochalema es por ahí $50.000 y, si nos unimos varios comerciantes, sale más barato”, le dijo a La Opinión Miguel Ángel Rodríguez, comerciante. 

La posición de la administración municipal de Chinácota es que el alivio que verán los comerciantes frente al transporte del ganado se represente en los precios de los productos cárnicos. 

“Hay que recordar que el tema de oferta y demanda es una ley de mercado, pero de acuerdo con el costo que tienen los productores, el precio se regula; la idea es que todos estos beneficios redunden finalmente en los consumidores que sientan un alivio, se espera un efecto importante con una reducción significativa, esperamos que así lo entiendan los comerciantes”, aseveró Carlos Augusto Orozco, secretario de Planeación y secretario (e) de Desarrollo Económico de Chinácota. 

Más de una década sin planta en Chinácota 

Contar con una Planta de Beneficio Animal es una necesidad desde hace una década de este municipio ubicado a 40 kilómetros de Cúcuta, situación que ha llevado a los comerciantes a optar por trasladar su ganado a Pamplona, Cúcuta, Villa del Rosario, Toledo o Pamplona, lo que incrementó su precio. 

“Hace más de 10 años Chinácota no tiene una planta de sacrifico de ganado animal, hace aproximadamente una década funcionó en el municipio, pero los estándares y requisitos se hicieron más estrictos con el pasar de los días y fue imposible mantener la planta que funcionaba en el barrio Pueblo Paja”, manifestó Orozco. 

Frente a la posibilidad de la construcción de un ‘matadero’ en suelo chitarero, el secretario de Planeación y secretario (e) de Desarrollo Económico de Chinácota sostuvo que es un proyecto que requiere entre $6.000 y $7.000 millones. 

“Chinácota había revisado la posibilidad de empezar con los estudios y diseños para tener su planta de sacrificio de ganado. Teniendo en cuenta que es un proyecto costoso y que debe ser sostenible y sustentable, se debe garantizar la suficiente demanda del servicio. La intención es dejar los estudios y diseños que se requieren y ya será la administración siguiente la encargada de construirla”, afirmó. 

La Planta de Beneficio Animal de Bochalema está habilitada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (lnvima) para la distribución de carne y productos cárnicos comestibles de la especie bovina a los municipios de Chinácota, Durania y Pamplonita, según comunicación emitida por el Invima el 11 de julio de 2021. 

Así como en Bochalema, en Norte de Santander los municipios de Villa del Rosario, San Cayetano, Convención, El Tarra, Sardinata, Lourdes, Toledo, Cucutilla, Tibú, Villacaro, Ábrego, Pamplona, Arboledas, Cúcuta, Chitagá, Labateca, Salazar, Gramalote y Ocaña cuentan con plantas de sacrificio bovino. 

En los casos de Cúcuta y Los Patios aplica también para aves, mientras que en Ábrego, Cúcuta y Ocaña hay plantas para porcinos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Oscar Andrés Olarte
Óscar Andrés Olarte