Escuchar este artículo

Epl dispuesto a solución del conflicto con Eln, pero no hay cómo

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018
El grupo enfatizó que apuesta al diálogo ante la confrontación con esa guerrilla en el Catatumbo.

Aunque desde el Consejo Departamental de Paz y la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la pPz del Catatumbo  se ha instado a todos los actores armados a superar sus diferencias a través del diálogo, cualquier decisión depende del Gobierno Nacional, y ahora resulta más crucial con la respuesta que el Epl respondió a la carta pública de la Comisión manifestando su voluntad de resolución de diferencias con el Eln.

Según el documento, remitido el 16 de agosto pero dado a conocer a La Opinión esta semana, el Partido Comunista de Colombia marxista-leninista y el Epl comparten el análisis de la comisión sobre “las consecuencias y graves afectaciones al pueblo catatumbero, dado que algunas son irreparables, ya que de por medio está la pérdida de vidas de personas ajenas a la confrontación militar entre el Eln y el Epl”. 

El Epl afirma que es coherente con su “indeclinable voluntad de solución política dialogada de la confrontación entre el Eln y el Epl”, pues afirma “que el diálogo es el camino para dar solución a nuestras diferencias”.

Le puede interesar Se reinstaló el miedo en el Catatumbo

“Partimos del hecho de que si el Eln viene en unos diálogos con el enemigo de clase en común, histórico, que es el Estado, ¿por qué no ha de hacerlo con nosotros?”

Se señala que para el partido comunista no sería de mayor dificultad ordenar el cese el fuego al mando central del Epl, pero afirman no ver una condición de control y voz de mando de parte del Coce (Comando central del Eln).

En este sentido, afirma que en la reunión que se realizaó en abril de este año, “nos lo dejó demostrado, al no asumir responsabilidad” y decir “que los mandos del Frente nororiental eran los responsables de parar esta guerra”.

“Esta forma federativa de funcionamiento, privó al Catatumbo de que esta confrontación se frenara y hubiera tomado las decisiones de hoy”, dice el texto.

Lea además Catatumbo: clases garantizadas, pese al orden público

Se agrega que si el Eln toma la iniciativa de ordenar el cese el fuego contra el Epl y toda hostilidad contra la población civil, se decretará lo propio, “y damos la garantía del estricto cumplimiento de nuestro mando central y cada una de nuestras unidades”.

Esperando a Duque

Con la voluntad del Epl para poner fin a la confrontación con el Eln, debería consolidarse un avance, pero actualmente ni la Comisión por la vida ni el Consejo departamental ni otros actores tienen el aval del Gobierno Nacional para propiciar escenarios de diálogo, so pena de verse incursos en un delito, y los compromisos del 9 de agosto, del presidente Iván Duque en Tibú están congelados.

Según el secretario departamental de Víctimas, paz y posconflicto, Luis Fernando Niño, ese día Duque conoció lo que ocurría en el Catatumbo, y él se comprometió con el diálogo social, con sentarse a dialogar con las organizaciones sociales, y con permitir que la comisión de mediación siguiera haciendo esfuerzos, “pero a hoy no hemos tenido respuesta”.

“Ya hemos oficiado a la Oficina del alto comisionado y al Presidente, pero la respuesta que obtuvimos es que están organizando el gobierno”, dijo. “Estamos a 12 de septiembre y la situación tiende a complicarse”.

Para el funcionario, “la velocidad con la que avanza el Catatumbo y los hechos que aquí suceden no van con la velocidad de organizar un gobierno a nivel nacional”, pero señaló que la Gobernación seguirá trabajando y “poniendo la cara”.

Para Enrique Pertuz, coordinador de la Red departamental de defensores de derechos humanos, las limitaciones que genera el orden nacional dificultan los avances que urge el territorio, pero afirmó que la determinación de los mandatarios y funcionarios debe prevalecer.

“Hay una responsabilidad frente a la paz, a la vida, a la defensa de los derechos humanos, y frente a este tipo de situaciones hay que ir mucho más allá de esas limitaciones”, dijo.

Pertuz señaló que en este momento se deben reactivar espacios como el Consejo departamental de paz, “que cayó en un inactivismo, no se reúne, y era un espacio en el que estaba la sociedad civil, la representación del Gobierno Nacional, de la fuerza pública, del gobierno departamental, los alcaldes”, y lamentó que no esté sesionando “frente a una situación tan crítica y tan compleja como la que vive Norte de Santander”.

Así mismo, conminó a las autoridades a no autolimitarse, “esperando que sea el Gobierno Nacional el que resuelva el problema, cuando allí se mueven muchos intereses, y debemos resolver el problema y no agudizarlo”, pues advirtió que en materia de la confrontación de las guerrillas “no ve uno voluntad de resolver ese problema, sino de agudizarlo, sobre la base de los réditos políticos y militares que puede dar”.

Temor, por futuro del diálogo

Ahora, un nuevo temor se cierne sobre la región, con las fricciones entre el Gobierno Nacional y el Eln, pues según expresó el secretario Niño, “un rompimiento en la mesa de diálogo con el Eln sería muy complejo”, dado que en Norte de Santander siguen ocurriendo secuestros, confrontaciones, reclutamiento forzado, minas antipersonal, entre otros hechos violentos.

“Si se rompiera la mesa, nosotros vamos a llevar mucho de esa guerra”, comentó.

Además, el hecho de que el Eln funcione como un ejército federado, da la impresión de que las órdenes de Cuba no llegan al territorio.

“Al romperse el contacto en Cuba no habrá con quién negociar en el Catatumbo, y tocará simplemente la confrontación entre ejército, Eln y Epl y esto trae más consecuencias graves”, puntualizó.

Image
La opinión
La Opinión