Escuchar este artículo

Repunte de la COVID-19 en la región sería coletazo de la reapertura económica

Domingo, 21 de Junio de 2020
Norte de Santander pasó de cuatro o cinco casos a más de 20 en un día, lo que es un campanazo de alerta.

Las autoridades de salud de Norte de Santander y Cúcuta prendieron las alarmas ante el aumento de casos positivos de la COVID-19 en los últimos días, con un registro de 20 infectados tan solo el jueves pasado, coincidiendo que se podría estar sintiendo el coletazo de la primera quincena de reapertura económica.

Carlos Arturo Martínez García, director del Instituto Departamental de Salud (IDS), dijo que muy posiblemente están circulando en la ciudad y otras localidades del departamento casos de infectados no detectados que han aumentado la propagación del virus. 

Lea además 3.019 nuevos casos de coronavirus, 21 en Norte de Santander

“Lo anterior quiere decir que hay un grueso poblacional positivo asintomático que es el que está ocasionando la transmisibilidad de la pandemia”, según el funcionario.

Invitó a los habitantes de Norte de Santander a asumir con responsabilidad las medidas de bioseguridad como el uso obligatorio de tapabocas, el lavado frecuente de manos, evitar las aglomeraciones y mantener el distanciamiento social,  las herramientas más efectivas para evitar la propagación del contagio.

El director del IDS dijo que desde la Sala de Análisis de Riesgo (SAR), se sigue cumpliendo el proceso de contención de esta población, atacando los conglomerados según lo dispuesto por el gobierno nacional en la estrategia PRASS (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible).

Le puede interesar Inescrupulosos piden no dejarse tomar la prueba de COVID-19: Secretaría de Salud

Así se buscará mantener en aislamiento y en cuarentena obligatoria a la población positiva, cubriendo de la misma manera 10 manzanas alrededor de los casos que se puedan presentar como positivos, tanto en Cúcuta como en el departamento, según Martínez.

Según los últimos informes epidemiológicos de la COVID-19, ahora no son solo las comunas 3 (25 casos) y 4 (21) las que más contagio contabilizan en Cúcuta, también la 8, la cual el sábado  cerró con 23 casos positivos.

Asimismo, en las comunas 7, con 21 casos, y la 2, con 16, el contagio empieza a repuntar con cierto ambiente de alarma.

Martínez agregó que todo lo ocurrido el viernes, durante el día sin IVA, será evaluado teniendo en cuenta que se levantaron medidas como el Pico y Placa y Pico y Cédula, que permitió a un grueso de la población salir a la calle a hacer  compras aprovechando los descuentos.

“Estaremos muy comprometidos con el seguimiento al comportamiento de la COVID- 19 para poder actuar de acuerdo a los protocolos establecidos, y activar el puesto de mando unificado a fin de analizar y evaluar la situación, extremando las medias de contención de ser necesario”.

Norte de Santander cerró el sábado con 223 casos confirmados, de los cuales 141 son de Cúcuta.

Lea además Las sorpresas que dejó el día sin IVA en Cúcuta

Crece búsqueda de casos

David Fajardo, subsecretario de Planeación de Salud de la secretaría de Salud Municipal, dijo que el repunte de casos confirmados de la COVID-19 en la ciudad ha sido por dos situaciones, la primera porque se ha aumentado la búsqueda activa comunitaria por parte de la Secretaría y las IPS, mediante tamizajes de pacientes con posible riesgo, que sin tener ningún síntoma les están haciendo la prueba para coronavirus.

Allí se han encontrado casos positivos, por ejemplo de los confirmados entre el jueves y ayer, cinco han sido asintomáticos, recordando que epidemiológicamente el 80% de los casos  pueden ser asintomático según cifras mundiales, dijo Fajardo. 

Lo segundo es el comportamiento inadecuado de las personas al momento de salir a la calle, sin tapabocas, sin el lavado continúo y el distanciamiento social, evidenciándose fiestas, apertura de gimnasios no oficiales, apertura de restaurantes y sitios para comer no permitidos, grandes reuniones familiares, con  resultados negativos, la mitad por lo del Día de la Madre y los otros de la semana pasada.

“Se debe tener en cuenta que al darse la reapertura económica, es apenas normal que los casos de la COVID -19 se aumenten, porque eso implica tener mayor exposición, más personas en las calles con riesgo de contagiarse, incluso por esas personas que sin tener ningún síntoma aparente, pueden estar contagiando principalmente a pacientes vulnerables al tener alguna enfermedad base, que hace que terminen en los hospitales y Unidades de Cuidados Intensivos”. 

La gente está más confiada y está creyendo en el mito de que aquí ya se fue el virus y que no existe, sin embargo el llamado es atender a las fuentes deinformación confiables y acatar las medidas de contención y prevención del gobierno nacional, reiteró el funcionario. 

Campazo de alerta

Ese repunte de los casos, pasando de cuatro o cinco a 23 en un día, aunque no es motivo para entrar en pánico, si debe ser un campanazo de alerta, porque es la primera vez que se tiene un registro de esa naturaleza desde que se inició la emergencia, según Jairo Figueroa Melgarejo, médico internista del Departamento de Epidemiología del Hospital Universitario Erasmo Meoz. 

En los primeros días de junio, coincidiendo con el inicio de la reapertura económica, la gente empezó a salir más y se relajó un poco, desatendiendo los protocolos de bioseguridad.

“Quizá el repunte de los últimos días tengan alguna relación con ese comportamiento, porque si alguien pasa por el centro de la ciudad ve que la gente no está conservando la distancia debida, muchos no están usando tapabocas o están usando de trapo que no tiene el filtro que los va a proteger, y otros se están poniendo guantes con una falsa sensación de protección, aumenta el riesgo de contaminarse y de contaminar al resto de la gente”.

Sostuvo que el Hospital Erasmo Meoz por fortuna está preparado y cada día el personal se prepara más para atender la contingencia, instalando una nueva Unidad de Cuidados Intensivos en el piso 10 y posiblemente también en el 11, “para que de ocurrir un mayor repunte no nos agarre desprevenidos”.

El médico intensivista, Arturo Arias, atribuye el repunte del contagio al desorden social y a la falta de autoridad.

Image
La opinión
La Opinión