Escuchar este artículo

Obesidad, otra epidemia en Colombia

Jueves, 12 de Agosto de 2021
Entérese cuáles son las regiones que tienen mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad.

La llegada de la COVID-19 puso al descubierto el impacto de la obesidad y el sobrepeso en la salud de las personas. La pandemia ha sido el escenario en el que problemáticas de salud pública como estas dos enfermedades han tomado mayor relevancia y han llevado a reconocer la importancia del control y manejo adecuado de estas condiciones que son la puerta de entrada para otras enfermedades crónicas de mayor gravedad. 

Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN), para 2015, en Colombia el 37,7% de la población tenía sobrepeso y el 18,7% obesidad, es decir que más de la mitad de las personas en el país (56,4%) padecen de exceso de peso, una de las comorbilidades que tiene mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de la COVID-19. 

La obesidad es una enfermedad causada por múltiples factores, que consiste en una acumulación excesiva de tejido adiposo que puede generar complicaciones endocrinológicas, metabólicas y cardiovasculares en los pacientes que la padecen. 

Si bien ya se conocen las principales consecuencias de esta condición, son pocas las oportunidades en las que se reconoce como una patología crónica que complica la calidad de vida de quien la padece y de su círculo social. 

Carmen Patricia Villamil, médico especialista en medicina familiar, afirma que Colombia aún no llega a los primeros niveles de sobrepeso y obesidad en Latinoamérica. Sin embargo, cada vez se acerca más a las cifras de países como México, en donde, para el 2016, el 72.5% de los adultos presentaba sobrepeso y obesidad, siendo el segundo país con mayor índice de obesidad en el mundo. 

En Colombia, según la última ENSIN, la obesidad es más frecuente en las mujeres (22,4%) que en los hombres (14,4%). Así, por cada hombre hay dos mujeres con sobrepeso u obesidad; lo anterior puede verse explicado por el fenotipo femenino, el cual tiene mayor propensión a la acumulación de grasa.

Dentro de las causas de obesidad y sobrepeso, Villamil agrega que en el país hay un gran crecimiento de casos de esta enfermedad debido a varias razones, pero la cultura frente a la alimentación tiene un gran impacto, pues por lo general se ingieren porciones muy grandes con una gran cantidad de carbohidratos. 

Además, sostiene que somos una sociedad que tradicionalmente transmite cariño por medio de la comida, por lo que tenemos una importante conexión emocional con la alimentación y con el exceso de peso, que es visto como “algo normal” en varias regiones del país. 

“Regiones como Tolima, Huila, Antioquia y la Costa Caribe tienen mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad, esto puede verse relacionado con la alimentación típica de estas zonas”, destacó.

Ahora bien, a lo anterior también se suma la herencia de los pacientes, pues “cuando uno de los padres tiene obesidad hay riesgo del 40% de que el paciente tenga la enfermedad, si además tanto el papá como la mamá tienen exceso de peso, el  riesgo para el paciente aumenta al 80%. Así, en condiciones óptimas  una persona con padres que tienen sobrepeso u obesidad deben tener un seguimiento constante”.

El sobrepeso y la obesidad en edades tempranas han aumentado. Para 2015, la ENSIN encontró que el 17,9% de los adolescentes (13 a 17 años) tienen exceso de peso, 2,4 puntos porcentuales más que en 2010; mientras que los escolares (5 a 12 años) tuvieron un aumento de más de 5 puntos porcentuales en comparación a 2010, llegando a un total de 24,4% de escolares con exceso de peso. 

Frente a esto, Villamil dice que “el aumento de peso en niños y jóvenes puede responder a los momentos de rebotes de adiposidad, particularmente entre los 2 a 5 y los 12 a 15 años, por esto, durante estas edades es fundamental tener mayor precaución con el manejo del peso”. 

Otro factor relevante para prevenir la obesidad es el cuidado en los primeros 100 días desde la gestación. Por este motivo, es clave proteger a las mamás gestantes para que se mantengan en el mejor peso posible. 

No obstante, recuerde que si está embarazada no es recomendable realizar procesos de pérdida de peso, “por el contrario la idea es mantenerse en el mismo peso y tener un estado nutricional adecuado de nutrientes y macronutrientes”, finaliza la doctora Villamil. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Contenido Patrocinado