Exparamilitares aseguran que el Eln ordenó matarlos en Cúcuta

Sábado, 15 de Mayo de 2021
Jhon Jairo Orozco Vargas, conocido como JJ, sobrevivió a un ataque a bala, ocurrido esta semana.

Jhon Jairo Orozco Vargas, víctima de un ataque a bala la mañana del martes, en el barrio Gaitán, reconoce que estuvo muy cerca de morir por cuenta de las órdenes directas del Ejército de Liberación Nacional (Eln) y de un grupo de narcotraficantes que intentan asesinar a todos los desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

Los rastros de los impactos de bala, en medio de curaciones y vendajes, reflejan el macabro ataque del que Orozco Vargas, más conocido como JJ, se salvó a las 7:30 de la mañana del martes, cuando esperaba a una de sus clientas para transportarla a su lugar de trabajo.

“El que me disparó es menor de edad. Yo lo vi, porque primero pasó a pie y me saludó y al momentico me di cuenta que venía en la moto con otro hombre y cuando vi fue que sacó la pistola, por lo que me le fui encima, pero de todas formas me disparó”, recordó Jhon Orozco, sentado en una silla, con evidentes gestos de dolor.

El hecho quedó grabado en una cámara de seguridad que está ubicada frente al lugar donde ocurrió, en la calle 18 entre avenidas 20 y 21, del barrio Gaitán, muy cerca de un supermercado.

Mientras los pistoleros huyeron de la escena del hecho, los vecinos del lugar alertaron a la Policía de lo que acababa de ocurrir y ‘JJ’ fue trasladado a un centro médico, donde se recuperó de las heridas.

Sin seguridad

Jhon Jairo Orozco, quien se sometió a la Ley de Justicia y Paz, aseguró que en estos momentos, junto con sus demás excompañeros que hicieron parte del frente Fronteras de las Auc, están en peligro y se convirtieron en blanco del Eln, que llegó a dominar el control en esta zona del país.

‘JJ’ dijo que, hasta hace quince días tuvo la protección de un escolta asignado por la Unidad Nacional de Protección (UNP).

“Me quitaron el esquema de seguridad y preciso me hacen el atentado. Esa gente (agresores) ya sabían que estaba solo”, dijo Orozco Vargas.

Por esto, le insistió al Gobierno Nacional y a la UNP para que le brinden seguridad y pueda continuar con su vida, en medio de la venta de comidas rápidas que hoy tiene en su casa y en su trabajo como mototaxista.

“Hubo un pasado por el que ya pagué, pero ahora estoy trabajando y buscando ganarme bien la vida”, dijo.

Desapariciones y amenazas

Según Jhon Jairo Orozco, los exintegrantes del frente Fronteras han sido víctimas de desapariciones y de amenazas, por lo que la inseguridad y la vulnerabilidad de sus vidas están en juego.

‘JJ’, dijo que un hombre conocido como Duque desapareció hace un mes y hasta el momento no tienen rastros de su paradero.

Al parecer, Jorge Iván Laverde, conocido como El Iguano, exlíder del frente Fronteras, también ha sido blanco de amenazas constantes.

También se conoció que algunos abogados que defienden a los que comandaban las extintas Auc en esta región, también recibieron amenazas por parte de una banda criminal.

“Esto está muy difícil, acá nos quieren matar por todo lo que contamos e hicimos. Esos grupos armados ilegales no entienden que nosotros ya no queremos seguir en ese mundo oscuro, por eso nos entregamos y entramos a un proceso como Justicia y Paz”, señaló un líder exparamilitar, quien pidió reserva de su identidad.

Los autores

Según este desmovilizado de las Auc, un hombre conocido como Nel Monsalves, al que señaló de cometer extorsiones y de coordinar negocios de narcotráfico con el Eln, sería el presunto autor intelectual del atentado en su contra.

Orozco se atrevió a mencionar a ‘Randy’, quien está detenido en la cárcel en Bogotá; ‘Cántara’, ‘Cuellas’ y ‘Kevin’, que harían parte de la estructura urbana del Eln, como los protagonistas de los hechos violentos y las extorsiones de las que son víctimas comerciantes y demás personas en Cúcuta.

Además, dijo que estos hombres están utilizando a menores de edad para cometer los ataques violentos, como el ocurrido contra él.

‘JJ’ les pidió a las autoridades que se adelanten las investigaciones para que se esclarezca este hecho y para que protejan a los exmiembros de las Auc.

“No se pueden ocultar a los delincuentes. Nosotros ahora estamos trabajando para salir adelante, porque no es fácil”, dijo.

Este hombre, que salió de la cárcel el 9 de diciembre de 2015, aseguró que también fue víctima de extorsiones por su negocio de venta de comidas rápidas.

 

Image
La opinión
La Opinión